103°F
weather icon Clear

El problema del juego

Marzo se considera -localmente- como el mes dedicado a la prevención de la adicción a los juegos de azar que, en Las Vegas, se pueden encontrar desde la entrada al aeropuerto, tiendas de la esquina, bares y por supuesto en los casinos, que caracterizan a esta ciudad. Las “maquinitas” o mesas de juegos de azar y apuestas deportivas.

El sábado 9 de marzo en el Centro Comunitario del Este de Las Vegas, el Concilio de Nevada de Adicción al Juego realizó un evento informativo que incluyó a los grupos de Jugadores Anónimos -que compartieron sus testimonios- y representantes del gobierno local, quienes explicaron lo que se está haciendo para ayudar a estas personas adictas.

La primera clasificación son los jugadores sociales, quienes de una forma de entretenimiento y diversión, tienen la capacidad de limitarse en tiempo y dinero lo que van a destinar a un juego de apuesta, inclusive comparten con familia o amistades su estancia en un casino, sin caer en un nivel serio de adicción.

La segunda clasificación son los jugadores que tienen un problema con el juego, ellos no tienen los mismos síntomas de cualquier otra adicción a un vicio como drogas o alcohol, y es solamente la persona que debe de reconocer si tiene el problema; sin embargo, hay señales de aviso: jugar para resolver deudas, apostar hasta su último dólar o pedir dinero prestado para seguir apostando.

La juez de la Corte del Distrito 8 del Condado Clark, Cheryl Moss, preside la ayuda en tratamientos de problemas de juego en Nevada: “Todas las ‘maquinitas’ de slots en Las Vegas, pagan por ley un impuesto de $1 dólar destinado a los programas de ayuda en las adicciones al juego”, explicó.

La juez Moss, agregó, “cada casino en su entrada principal, deben de proveer el teléfono de la línea de ayuda de adicciones al juego y además de no permitir la estancia de menores de edad en las zonas de apuestas”. El Tiempo acudió al casino Paris a comprobar la existencia de esta norma, y efectivamente se encontró en el lugar señalado, en la puerta principal.

La señora Edna N. asistió al evento para compartir su experiencia con el juego, son 19 años que se mantiene alejada de las “maquinitas” de slots, que fueron su vicio. “Un día solamente me quedaban $2 dólares, y fui a la tienda a comprar leche para, por lo menos, tener algún alimento en la casa, los aposté en una máquina y gane $70 dólares”.

Claro que, con la adicción, continuó dentro del juego, “seguí apostando, una más, ahora si la última, me quedo por lo menos con lo que llegué ($2), voy a recuperarlos, y al final me fui a mi casa sin leche y sin dinero. Con la oportunidad de comprar más despensa para mi hogar, fue cuando toqué fondo”.

Edna, no quiso revelar cuál fue el máximo monto de dinero que perdió apostando, ya que esos $2 dólares, fueron los que la hicieron reaccionar y pedir ayuda, “no puedo evitar ir a un casino, ahí están los cines, restaurantes o atracciones, pero ya voy con la mentalidad de que nunca gané nada, sólo en mi mente le ganaba al casino”.

La organización When The Fun Stops reveló que las personas con problemas de juego “tienen el mayor índice de suicidios, ya que uno de cada cinco personas con este vicio atenta contra su vida”. Durante el año 2016, un aproximado de 20.8 millones de personan tenían la adicción a alguna sustancia, mientras que 5.45 millones eran adictos al juego.

La línea de ayuda para problemas con el juego es el 1-800-522-4700, o visite:

www.nevadacouncil.org

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.