Embarazos en adolescentes

“No estoy lista para ser mamá”, expresa Ana, (nombre que se utilizará durante esta narración para mantener la identidad del entrevistado anónima), mientras cierra la lata de fórmula para bebés. A sus 16 años de edad, ella acaba de tener a su primer hijo.

Sin aún haber terminado la escuela preparatoria, Ana ya se enfrenta a la responsabilidad de ser madre. Gracias a el apoyo de su familia, ella podrá regresar a retomar sus estudios y terminar con una carrera, pero los retos, según sus palabras, serán doblemente mayores.

“Siento que no pensé bien las cosas. Mi hijo es lo más valioso en estos momentos para mí y lo quiero mucho, pero me preocupan cosas como su cuidado. No tengo experiencia y en mi mente también está terminar la escuela. Me siento abrumada y nerviosa porque tampoco puedo valerme por mí misma y tenemos que depender de mis padres en el aspecto económico. Si pudiera regresar el tiempo siento que lo pensaría dos veces antes de involucrarme con alguien sexualmente sin pensar en las consecuencias”, expresó la joven.

Sin embargo, existen adolescentes que pasan por un embarazo y no cuentan con el mismo apoyo que Ana.

Living Grace, es una agencia dedicada a ayudar a jóvenes adolescentes entre las edades de 14 y 22 años de edad que se encuentren en riesgo de vivir en las calles. Su directora, Kathleen Miller, en entrevista exclusiva para el periódico El Tiempo, dijo que la mayoría de las adolescentes que se acercan a ella para pedir apoyo son jóvenes que vienen de hogares destrozados o que han sufrido de algún tipo de abuso. Desde su apertura en el año 2007, Living Grace ha ayudado a 146 adolescentes.

“Living Grace nació debido a la falta de un lugar que pudiera ayudar a las jóvenes adolescentes embarazadas. Nosotros nos enfocamos en ayudar a las adolescentes que no tienen el apoyo familiar, o a las cuales sus padres corren de la casa y no tienen a dónde ir. Les brindamos un hogar seguro, ayuda para que sigan sus estudios, y servicios sociales, son la prioridad de nuestro hogar”, afirmó Miller.

Las Estadísticas

Durante un foro informativo anual organizado por Southern Nevada Teen Pregnancy Prevention, se presentaron estadísticas nacionales y locales, que muestran a nuestro estado entre los primeros 10 lugares a nivel nacional en relación con embarazos en adolescentes.

Desafortunadamente, las estadísticas muestran que la comunidad hispana en Nevada es la más afectada y con los números más altos en embarazos de adolescentes.

Solo en el año 2009, el 63% de adolescentes hispanas embarazadas se encontraban entre las edades de 10 a 14 años.

El 60% de adolescentes embarazadas en el mismo año estaban entre las edades de 15 a 17 años, y el 49% oscilaba en las edades de 18 a 19 años.

“Es un problema muy serio y a pesar de que las tasas de embarazo de adolescentes y las tasas de natalidad han disminuido a nivel nacional, nuestro estado aun continua entre los primeros lugares”, aseguró Brenda Aguilar, Presidenta de Southern Nevada Teen Pregnancy Prevention Coalition, quien en entrevista exclusiva para el periódico El Tiempo, comentó sobre el propósito y lo que está haciendo esta coalición para informar no solo a los jóvenes pero también a sus padres.

“Somos un grupo de diferentes organizaciones en donde estamos uniendo esfuerzos para hacer conciencia. Por medio de diferentes talleres informativos, queremos brindar a los padres las herramientas necesarias para que se puedan comunicar con sus hijos ya que sabemos suele ser un tema delicado para algunos de ellos y un poco difícil de tratar”, expresó Aguilar.

“Muchas de las veces los padres no saben cómo hablarles a sus hijos sobre sexo o la falta de educación sobre el tema hace que los jóvenes no cuenten con la información necesaria. La falta de recursos e inclusive muchas veces el hecho de ser indocumentados los hace sentir confundidos sin saber a donde acudir”, añadió.

Entre las organizaciones que estan unidas a esta coalición se encuentran la Universidad de Nevada Las Vegas, el Distrito de Salud del Sur de Nevada y Planned Parenthood of Southern Nevada. La meta es trabajar de cerca con los educadores, y que el Distrito Escolar del Condado Clark se involucre de una forma más completa, la razón, es debido a que ellos son los que tienen un contacto más frecuente con los estudiantes.

Shannon LaNeve, Coordinadora del currículo de Salud por parte del Distrito Escolar del Condado Clark, expresó durante el foro informativo que existe la necesidad de mejorar la educación sexual y para hacer frente a esto, el Distrito Escolar del Condado Clark está buscando la participación de la comunidad mediante la participación en este tipo de foros.

De acuerdo a Aguilar, se necesita incluir educación sexual en los currículos escolares en donde se les enseñe a los jóvenes el cómo prevenir un embarazo por medio de los diferentes métodos anticonceptivos y la abstinencia.

“Creo que es hora de que empecemos a poner atención a este problema en donde los efectos son permanentes y que está afectando directamente a nuestra comunidad hispana. Para mi la abstinencia es el método 100% seguro para prevenir un embarazo no deseado, pero también tenemos que enseñarles cómo pueden protegerse si deciden tener sexo.

Según Aguilar, los jóvenes necesitan esta información y es importante enseñar a una edad temprana. En ocasiones los padres se acercan a su coalición y piden que se les de información a sus hijos.

Si desea más información puede comunicarse al teléfono 702-900-3665.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like