77°F
weather icon Clear

Empeoran los problemas de vacantes de docencia en las escuelas del Condado Clark

El Distrito Escolar del Condado de Clark comenzará el año escolar el lunes con más de 750 vacantes de docencia, un problema con el que el condado y el estado han luchado durante años.

Los incentivos financieros diseñados para atraer a educadores calificados a las aulas del distrito aprobadas por la Legislatura de Nevada en 2015 parecían ofrecer una respuesta, reduciendo inmediatamente la tasa de vacantes de enseñanza del 5.4 por ciento en el año escolar 2015-16 en casi un 63 por ciento al comienzo del próximo año.

Pero un análisis del Review-Journal sobre los datos del distrito, muestra que la tasa de vacantes comenzó a aumentar en el año escolar 2017-18 y ahora ha registrado tres aumentos consecutivos.

Con el distrito reportando 755 vacantes a partir del 8 de agosto, la tasa ahora es de aproximadamente cuatro por ciento.

Al mismo tiempo, la financiación del estado para incentivos disminuyó, y las escuelas del Condado de Clark (al menos en el año 2017-18) asignaron menos fondos para reclutamiento y retención.

No está claro que la disminución en la financiación de los incentivos llevó a la reversión de las tasas de vacantes, pero los expertos en educación dicen que ofrecer más dinero puede ayudar.

“En términos generales, esos estipendios pueden ser efectivos para retener a los maestros”, opinó Desiree Carver-Thomas, investigadora y analista de políticas del Learning Policy Institute que ha estudiado el tema. “Pero también, son efectivos mientras sigan existiendo”.

Sin embargo, también hay muchos otros factores que pueden atraer a un educador a un aula.

“En general, siempre es beneficioso ofrecer una bonificación o un incentivo para los maestros”, agregó Tya Mathis-Coleman, directora de reclutamiento del distrito. “Pero lo que he encontrado es que la mayoría de las personas les apasiona el aprendizaje de los estudiantes. Entonces, mil o mil 500 dólares adicionales realmente no afectan un ‘sí’ o un ‘no’”.

Fondos

La financiación estatal para contratar y mantener a los maestros en escuelas con dificultades se ha fluctuado a lo largo de los años.

En 2013, el estado lanzó el programa Zoom que ofrecía dinero a instituciones con altas poblaciones de estudiantes de inglés. Las escuelas podrían usar hasta el dos por ciento de ese financiamiento en iniciativas de reclutamiento y retención, un límite que luego aumentó al cinco por ciento.

Los informes anuales indican que la financiación ha ayudado a llenar las vacantes. En otoño de 2015, había 170 vacantes de docencia en las escuelas Clark County Zoom, según un informe estatal de enero de 2019. En otoño de 2017, hubo 53.

El programa Victory siguió a Zoom en 2015, dirigido a escuelas de alta pobreza que también podrían elegir gastar su dinero asignado en iniciativas de reclutamiento y retención.

Desde entonces, otros proyectos de ley también han asignado millones en todo el estado para nuevos educadores que enseñen en escuelas de alta pobreza o de bajo rendimiento.

El incentivo por maestro puede variar según la escuela y el programa. El financiamiento estatal restante generalmente ha tenido un límite de cinco mil dólares por maestro.

Este año, el distrito está lanzando un nuevo programa piloto que ofrece 10 mil dólares a los maestros seleccionados para trabajar en ocho secundarias de bajo rendimiento. Al 31 de julio, esas escuelas reportaron 14 vacantes de docencia entre ellas, en comparación con 18 al comienzo de las clases en 2017-18.

El programa tiene como objetivo retener a esos maestros, ofreciendo dinero extra en los siguientes dos años si mejora el rendimiento de los estudiantes.

Algunos directores afirman que ya han visto el impacto.

“Definitivamente ha ayudado no solo a retener a los maestros en el edificio que quería retener, sino también a atraer a un grupo de candidatos para que se interesen, se postulen y se entrevisten”, opinó el director de la Secundaria Johnston, Lou Markouzis, sobre el incentivo.

Los acontecimientos inesperados lo dejaron con dos vacantes solo cinco días antes de que comenzaran las clases, pero confiaba en que se llenarían esos puestos.

Danny Eichelberger, director de West Prep, también dijo que el incentivo marcó la diferencia. Todo su personal está completo para este año escolar, en comparación con las aproximadamente dos vacantes al año que normalmente enfrenta en la secundaria.

“A medida que se corrió la voz, pude comenzar a reclutar veteranos con un buen historial en escuelas realmente sólidas que estaban dispuestos a entrar”, indicó. “Comenzó a tener efecto para mí”.

Solo una pieza del rompecabezas

La compensación es una pieza importante para el rompecabezas de las vacantes, detalló Carver-Thomas, analista del Learning Policy Institute, pero no es una solución simple.

“La compensación importa, pero al mismo tiempo, la investigación muestra que incluso cuando los maestros reciben una buena compensación, es posible que no permanezcan en su escuela o en su distrito si las condiciones de enseñanza no son buenas”, estimó. “Si no se sienten apoyados por la administración, si sus estudiantes no tienen los recursos que necesitan para tener éxito, si se encuentran en un entorno que no es propicio para la enseñanza o el aprendizaje, también resultan en factores significativos”.

En el Condado de Clark, esos factores pueden incluir tener aulas superpobladas y congelaciones salariales repetidas en los últimos años.

Jason Coffey, un ex sustituto de Western High School quien realizó un programa alternativo de licenciamiento docente y espera obtener una licencia provisional en los próximos meses, mencionó que no cree que los incentivos hayan atraído a más maestros.

Tampoco ha visto muchas mejoras en la reducción de vacantes, particularmente desde que las escuelas les pagan a los maestros para que asistan a una clase adicional en lugar de sus periodos preparatorios a través de un proceso conocido como “compras prep”.

Coffey señala que se podría encontrar un paso más productivo en el grupo actual de sustitutos, diciendo que el distrito debe evaluar sus calificaciones para determinar si tienen un futuro como maestros con licencia.

“Encuentren una manera de contratarlos, consíganles licencias provisionales, ¡hagan algo!”, expresó. “Incluso díganles cómo convertirse en maestros regulares”.

Pero el nuevo superintendente estatal de Nevada, Jhone Ebert, cree que mejorar la reputación de la profesión docente sería una parte importante de una solución.

“En esta última década, hemos tenido esta narrativa de no mirar a los maestros de manera positiva en una profesión docente”, describió. “Y el hecho es que es una de las profesiones más honorables que tenemos”.

Esperanza para el futuro

Para ayudar a compensar las vacantes este año, el Superintendente Jesús Jara anunció la semana pasada que colocaría a aproximadamente 200 empleados con licencia en la oficina central del aula.

Mientras tanto, el distrito inició otro año escolar como de costumbre: dio la bienvenida a una nueva clase de maestros a Las Vegas en una orientación el mes pasado mientras aún enfrentaba cientos de vacantes.

Si hay alguna esperanza para el futuro, puede estar en nuevos maestros como Paul Reece, quien dijo que escuchó sobre la necesidad del distrito mientras trabajaba como sustituto en Michigan.

Se sintió atraído por Nevada, donde pudo inscribirse en un programa de licencia alternativo y ser asignado en un salón con bastante rapidez, en lugar del largo y laborioso camino hacia una credencial en su estado de origen.

Estaba emocionado y nervioso al llegar a Texas Station, rodeado de cientos de nuevos maestros. Es un gran cambio, dijo, porque nunca ha vivido fuera de su ciudad natal.

“Realmente quiero ser un gran maestro para mis alumnos, mejorar en mi trabajo, conocer a algunas personas en Las Vegas y construir un nuevo hogar aquí”, concluyó.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.