Empresario invidente abre “Café Aroma” con éxito

Un café, es la bebida que tradicionalmente caracteriza a Cuba, y para Marcos Hurtado, oficialmente declarado ciego por la oficina de discapacidad de Seguridad Social, tener su propia cafetería era su “sueño americano” y nunca se imaginó lograrlo, luego de llegar a Las Vegas como refugiado político de la isla y ser lava-platos en un casino del Strip.

El jueves 4 de agosto, Marcos Hurtado con el apoyo del Departamento de Trabajo, Entrenamiento y Rehabilitación (DETR en inglés), cortó el listón inaugural del establecimiento Aroma Café, instalado en el edificio del Distrito de Salud del Sur de Nevada (SNHD), que bajo un acuerdo entre las partes no se le cobrará renta, solo un porcentaje de los ingresos.

Hurtado llegó hace 7 años de Cuba con el claro objetivo de forjarse un mejor fututo en este país.

“Tenía ya mi dificultad visual y se fue empeorando con el tiempo. Trabaje en el New York, New York, pero tenía muchos problemas, no hablaba inglés, se me rompían los platos y muchas cosas. De ahí me mandaron a la oficina de Seguridad Social y ellos me deshabilitaron para trabajar”, relató.

Hurtado a pesar de sus problemas visuales, no se dio por vencido y se enteró del programa de Trabajo y Rehabilitación, aunque confesó que requirió de mucha paciencia.

“Fue un camino largo, desde aprender inglés, asimilar las nuevas tecnologías aplicadas para ciegos, computadoras, aprender a utilizar el bastón de guía y durante 5 años recibí entrenamiento y rehabilitación”, manifestó el nuevo empresario.

Cuando Hurtado se sintió seguro de sí mismo en cuanto al idioma y adaptado a su condición visual, entró de lleno a un plan de negocios del DETR durante otros 2 años, donde lo mandaban a negocios para aprender cómo ser un gerente de restaurante.

“Sin ayuda hubiera sido imposible abrir un negocio, y sobre todo poner en alto el nombre de la comunidad cubana y latina”.

Los programas de DETR ayudan a personas con alguna discapacidad a integrarse al mundo laboral, pero también necesitan el compromiso de la persona de querer hacerlo, ya que el propósito es que puedan valerse por sí mismas, abran su negocio y generen empleo.

El director de DETR, Drazen Elez estuvo presente en la inauguración de Aroma Café.

“Los programas proveen el entrenamiento, la búsqueda en edificios públicos de un local disponible, préstamos de dinero, prácticamente todo lo necesario que necesita un emprendedor, pero con la característica de que padezca algún impedimento físico”, explicó Elez.

En relación a la apertura de Aroma Café, Elez comentó que, “Marcos comenzó el entrenamiento desde cero, el necesitaba una oportunidad así, para cumplir su sueño y se trabajó en un plan de negocios para él. Aroma cumple con los requerimientos de cualquier negocio, licencias y permisos, su dueño está capacitado para mantener las puertas abiertas”.

Por su parte, el coordinador de programas para la comunidad del Distrito de Salud, Jorge Viote, habló con El Tiempo sobre la nueva cafetería en su centro de trabajo.

“Marcos es legalmente ciego. Este tipo de programas los tienen en los edificios federales como el DMV y en el Distrito de Salud, siempre ha habido el espacio para un cafetería y que mejor que sea para alguien como él”, aseveró Viote.

Los emprendedores que abren negocios como Aroma Café, pagan un porcentaje para la renta del local, otro porciento aportan al programa que los benefició para que alguien más tenga la misma oportunidad y el resto para la manutención y ganancias del negocio, según Viote.

El SNDH podía rentar su espacio a una franquicia o un comerciante particular, pero decidieron participar con DETR y ayudar a alguien que lo necesitará.

“Este hombre (Hurtado) lleva pocos años aquí de inmigrante, además con un impedimento físico; es para que todos los latinos nos sintamos orgullosos”, precisó Viote.

Aroma Café, se localiza dentro del Distrito de Salud, Decatur Blvd. y Meadows Lane con horario de atención de lunes a viernes de 8:00 a.m. hasta 4:30 p.m.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like