En campaña “Latino Conservation Week”

Un estimado de 500 personas participaron en la Semana Latina de la Conservación, impulsada por organizaciones comunitarias y defensoras del medio ambiente. En una de las actividades de limpieza en Lovell Canyon colectaron cerca de una tonelada de basura, en la cual se incluían desechos de armas de fuego.

Con esta campaña lo que buscamos es que la gente de origen latino se acerque a las actividades al aire libre en las áreas naturales, que conozca y disfrute pero también que aprenda la importancia de conservarlas. Así lo explicó Christian Gerlach, vocero de la organización civil Sierra Club, una de las varias que apoyaron las actividades de la campaña enfocada a la gente latona y dedicada a la conservación.

Según información ofrecida por Gerlach la Semana Latina de la Conservación, o “Latino Conservation Week”, fue iniciada por la Hispanic Acces Foundation, con la finalidad de ayudar a fomentar la participación de los latinos en actividades recreativas al aire libre y lograr que la comunidad participe en la conservación de la naturaleza.

Se hace en nivel nacional cada año, en la tercera semana de julio. Esta vez en el Sur de Nevada ocurrió del 15 al 23 de julio e incluyó campamentos, paseos por senderos de lugares en el área de Mount Charleston y jornadas de limpieza. Una de éstas fue el sábado 15 de julio, de 7 a 10 de la mañana, donde unos 120 voluntarios se juntaron para recoger desechos en una parte del lugar conocido como Lovell Canyon.

Basura y desechos de armas de fuego

Gerlach resaltó que “esta acción de la limpieza es muy significativa porque la gente voluntaria puede estar en el lugar y darse cuenta del daño que causa dejar basura en nuestras áreas naturales”.

Durante la limpieza –siguió informando- se levantaron diversos materiales como vidrio, metales, plásticos y aparatos electrónicos usados como blancos. Lo que se encontró en mayor cantidad fueron los restos de una estructura de auto; piezas oxidadas de lo que fue un vehículo abandonado y con perforaciones de tiros.

Fue muy notorio –explicó Gerlach- la colecta de cartuchos, casquillos quemados y desechos de proyectiles de armas de fuego.

Este es un problema que ha crecido en los últimos años, ya que la zona empezó a hacerse insegura y a tener desechos de la gente que llegaba a disparar sus armas de fuego. Esto contribuía a la inseguridad por el riesgo potencial de iniciar incendios forestales.

Lo bueno fue que el Servicio Forestal, una gencia del gobierno federal, impuso la prohibición del uso de armas de fuego en la zona. Es una situación difícil porque los propietarios de armas de fuego también tienen derechos y no están contentos.

La gente que participó en la limpieza de Lovell Canyon fueron voluntarios y gente de organizaciones como Friends of Gold Butte, Nevada Conservation League y el mismo Sierra Club. El concejal de North Las Vegas, Isaac Barrón, fue parte de la campaña.

Otras agencias que con diferentes acciones participaron en la Latino Conservation Week fueron: Outside Las Vegas Foundation; Progress Now; Chispa; PLAN; Save Red Rock; Save Lovell Canyon, y el US Forest Service.

Al momento de la entrevista con El Tiempo, el vocero de Sierra Club dijo que el año pasado la misma campaña había reunido a 500 participantes y esperaban que en el 2017 se sobrepasaría o al menos se sostendría esa cantidad.

Gerlach apreovechó la entrevista con El Tiempo para invitar a la comunidad hispana a que se una a la conservación de las áreas naturales de nuestra región. “Es algo necesario y cuando la gente se acerque a visitar lugares como Lovell Canyon verá que es muy bueno para la familia; es muy bonito pero todo eso tiene que ser protegido por nostros”, puntualizó Gerlach.

Para mayor información puede comunicarse con Christian Gerlach a su correo electrónico:

Christian.Gerlach@sierraclub.org

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like