Caravana 43 llegó a Las Vegas

El grupo ‘Yo Soy 132 Las Vegas’ organizó el evento denominado ‘Caravana 43’, el cual contó con la participación de familiares y un integrante del grupo de estudiantes que vivieron hechos lamentables el 26 de septiembre del 2014 en el estado de Guerrero en México. Esta situación dejó un saldo de 43 personas desaparecidas y que desatará una ola de manifestaciones alrededor del mundo para exigir al Gobierno de México una resolución convincente sobre este caso.

La demoninada ‘Caravana 43’ habló a los medios de comunicación, el martes 21 de abril en el centro comunitario East Las Vegas.

La participación de los afectados en este evento en Las Vegas fue iniciativa de un grupo de activistas locales quienes vendiendo playeras y alimentos lograron cubrir los gastos de traslado y estancia con la finalidad de que pudieran expresar su versión de los hechos ante los medios de comunicación en Estados Unidos.

Blanca Luz Nava, madre del estudiante aún desaparecido Jorge Álvarez, manifestó que, “Venimos a informarle a las personas de lo que realmente está pasando en México, porque allá en las televisoras no transmiten nada más que lo que le conviene al gobierno. No muestran lo que uno está sufriendo, por eso estamos aquí para que se enteren de viva voz. Están matando, están secuestrando y el gobierno es lo mismo, no hay delincuentes, los delincuentes son ellos”.

Por su parte, el joven estudiante de 19 años de edad, Ángel Nery de la Cruz, vivió el momento de este lamentable hecho en Iguala, Guerrero, narró lo sucedido esa tarde donde asegura que los ataques recibidos fueron por obra de las autoridades municipales y federales que se encontraban en la región.

“Como normalistas estábamos realizando una actividad para conseguir autobuses para la marcha del 2 de octubre en la cual en el retorno a nuestra escuela fuimos interceptados por policías municipales, nosotros nos identificamos como estudiantes y que no llevábamos armas, ellos pasaron por alto lo que nosotros decíamos y comenzaron a disparar”.

“En el primer ataque mi compañero Aldo Gutiérrez recibe un impacto en la cabeza, actualmente él se encuentra en estado de coma, tiene el 60% de su cerebro muerto”, relató el estudiante.

Patrullas se llevaron a los compañeros de Nery, posteriormente llegaron otros compañeros de la escuela a los cuales les habían pedido auxilio. Después fueron atacados por segunda ocasión por camionetas que no identificaron, comenzaron a disparar y en ese momento fueron asesinados dos más de sus compañeros, reveló el joven normalista sobre el lamentable día que marcó sus vidas.

“Comenzamos a correr para salvar nuestras vidas y durante la huida asesinan a otro compañero de nombre Julio César Mondragón al cual le arrancan el rostro y le sacan sus ojos”, agregó.

De la misma manera, Nery aseguró que en distintas ocasiones se trató de vincular a los estudiantes con el cartel de ‘Los Rojos’, una organización criminal que opera en esa zona del estado de Guerrero, sin embargo, fue tajante en desmentir dicha situación argumentando que únicamente se dedicaban a luchas sociales.

“Algunos pudimos resguardarnos dentro de una clínica que se llama ‘Cristina’ a unas cuadras de donde fueron los atentados donde a un compañero le destrozaron la quijada a causa de las balas. Pensábamos quedarnos ahí (en la clínica) pero después llegan miembros del ejército mexicano a quienes les pedimos auxilio en primer momento. Lejos de ayudarnos nos agreden nuevamente, nos sacan de la clínica y nos dejan a nuestra suerte para después refugiarnos en una casa de una señora que nos abrió sus puertas”, aseveró el estudiante.

En entrevista con El Tiempo, Nery de la Cruz, confesó que al momento de los atentados únicamente pudo sentir coraje, impotencia y miedo, comentando que padeció un ‘shock’ muy intenso el cual lo llevo a mantenerse dentro de su habitación dos día seguidos después del suceso.

Josimar de la Cruz, hermano del normalista Ángel Nery de la Cruz, mencionó que ha recibido amenazas dirigidas hacia su persona y familia, incluso presentó a El Tiempo un audio donde un presunto integrante del crimen organizado le amenaza con atacar a su madre e hija teniendo información verídica de la familia.

A continuación la transcripción del audio de la llamada telefónica, referiremos al presunto delincuente como ‘Emisor’ y a Josimar de la Cruz como ‘Receptor’, en dicha prueba se alcanza a percibir lo siguiente:

-Emisor: “Mejor ponte las p*****s pilas porque ya me estás ‘cagando de h****s’, después de Eugenia voy a ir por tu hija c****n, así no vas a gastar para medicamentos, oíste”.

-Receptor: “¿Cómo? No te entiendo, dime porqué o que onda”.

-Emisor: “Te estoy diciendo que me estás quemando mi plaza”.

-Receptor: “¿Dime de qué plaza hablas?”.

-Emisor: “Lo que pasa es que ya están todos ahí adentro, no me dejan ‘chambear’, no te metas conmigo porque me estás partiendo mi ‘chamba’”.

-Receptor: “No te entiendo, yo no hablo nada de ustedes, ni siquiera me meto con ustedes”.

-Emisor: “Nada más bájale de h****s porque si quieres festejarle el cumpleaños a tu vieja en marzo, bájale de h****s, porque si no voy a ir por Eugenia”.

-Receptor: “La verdad que no te entiendo ¿Cuál es tu plaza o porqué me amenazas? no nos metemos con ustedes, solo buscamos a los 43 y esa es nuestra bronca”.

-Emisor: “Ya te dije, te doy esta semana, oíste”. Finalizó la llamada.

Estanislao Mendoza, padre de Miguel Ángel Mendoza otro de los estudiantes desaparecidos, reveló que, “Queremos que nos ayuden y nos apoyen para que encontremos a nuestros hijos, exigir al gobierno que haga investigaciones más a fondo para llegar hasta la verdad porque ellos han querido cerrar el caso con una persona que encontró, entonces los demás ¿Dónde están? “.

“Lo más difícil es la desesperación de no saber donde están nuestros hijos, cada día que pasa es un martirio para nosotros, es más doloroso no saber dónde buscarlos. Nos ofrecían dinero para callarnos pero nosotros tenemos esa dignidad y no hemos aceptado”, aseveró Mendoza.

Para la realización de cada manifestación por parte de los estudiantes normalistas se llevan a cabo reuniones previas donde se determina que es lo que se hará, habiendo niveles de protestas desde marchas pacíficas hasta acontecimientos más intensos. Sin embargo, aseguran que tienen prohibido agredir a personas civiles pese a recibir insultos o dañar monumentos históricos, reglas que al menos en otros estados de la república no son respetadas por algunos integrantes de escuelas normales de su respectiva entidad.

El integrante de la organización de la ‘Caravana 43’ y coordinador del evento, Leo Murrieta, comentó que el apoyo moral hacia los afectados es una muestra de solidaridad.

“Las historias de los padres no tienen nacionalidad, es dolor de padre escuchar que tienen esperanzas de ver a sus hijos vivos, yo como una persona que siente dolor, estoy llamado para apoyar ese tipo de esfuerzo. Podemos hacer llamadas a nuestros representantes para demandar que el gobierno americano hable con el mexicano para que regrese esas familias; debemos estar alertas de lo que pasa en otras partes del mundo”, precisó Murrieta.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like