Despertó el “Gigante Dormido”

Luego de la jornada electoral del martes 6 de noviembre, la calma vuelve a los habitantes de la ciudad que, durante los últimos meses, vivieron atascados de propaganda electoral de los principales partidos políticos. Se gastaron cifras millonarias. En algunos casos valió la pena, en otros, no tanto.

Demócratas y republicanos se disputaron palmo a palmo cada uno de los votos. El dirigente del GOP, Michael McDonald fustigó a sus simpatizantes a llamar, invitar e incluso, arrastrar a sus conocidos a las urnas, en el último rally que el partido realizó en esta ciudad, el lunes 5 de noviembre y que contó con la presencia del candidato a la gubernatura Adam Laxalt. El martes 6, el funcionario se trasladó al norte del estado para sufragar y observar el resultado entre los republicanos del norte de Nevada. No esperó que la noche se convirtiera, para él, en una oscura y trágica.

Hay muchas cosas que aterrizan con las elecciones, hay muchos factores involucrados, pero uno es infalible, el estadístico, los números, que al final de cuentas son los que determinan a los ganadores.

Por lo que concierne a la participación latina, se hizo evidente que, a partir de ahora, cualquier candidato que aspire a un cargo de elección popular, debe contar con el apoyo del voto hispano. Si no lo cree, observe lo que le sucedió a Laxalt y Heller, que se alinearon con la política del presidente Trump y ahora terminaron perdiendo sus contiendas.

Luego de dos décadas, el Partido Demócrata recuperó la gubernatura del estado. Robert Joseph (Bob) Miller sirvió en el cargo de 1989 a 1999, cuando perdió ante Kenneth Carroll “Kenny” Guinn, que a su vez cedió el cargo, en el 2007 a Jim Gibbons, el antecesor de Brian Sandoval. El martes 6 de noviembre, el comisionado del condado, Steve Sisolak se impuso a una estrella republicana -en ascenso- para convertirse en gobernador demócrata del ‘Estado de Plata’.

Steve Sisolak obtuvo el 48.8 por ciento de los votos, comparado con el 45.9 por ciento del Fiscal General Republicano Adam Laxalt. Los latinos representaron más del 10 por ciento del total, lo que sustenta la cabeza de esta nota: El voto latino fue decisivo en esta contienda.

“Electores de todos los rincones del estado de Nevada se levantaron y se presentaron en las urnas para decir que es hora de fomentar la unidad de las personas. Es hora de priorizar nuestras escuelas, nuestros trabajos y nuestra atención médica. Es hora de detener la política mezquina y hacer las cosas bien”, manifestó Sisolak en su discurso de victoria, efectuado en el Caesars Palace, agregando que “quiero que todos ustedes sepan eso, sin importar por quién votaron, trabajaré con todo mi corazón por ustedes”.

Por otro lado, en un discurso de concesión, pronunciado poco antes de la medianoche, con los ojos llorosos, Adam Laxalt dijo que ayudaría a Sisolak en todo lo que pudiera. “Esta fue nuestra campaña, no solo mi campaña. En efecto, podemos estar seguros de que lo dejamos todo en el ‘campo de batalla’”, expresó Laxalt, enfatizando que “luchamos tan duro como pudimos. Quedarse corto siempre es difícil”.

Valeria Villaseñor, una joven recién graduada de la preparatoria Canyon Springs, en el recinto manifestó que “me siento bien de poder por una voz en la comunidad latina. Es muy importante que los jóvenes se involucren y tomen parte en el proceso político, porque cada voto cuenta y nuestra voz es nuestro voto. Este año fue coyuntural por el presidente que hay, con sus políticas de separación familiar, de quitar los beneficios médicos, eso afecta mucho a la comunidad latina”.

Por otro lado, una estudiante de Rancho High School, María Espinoza, otra joven que sufragó por primera vez manifestó “hoy mi voz se escuchó, ser parte del proceso nos fortalece como comunidad, a los ex-combatientes y las personas mayores quiero decirles que ellos están bien representados en la juventud. Mi mamá no tiene papeles, muchos de mis amigos tampoco, entonces creo que votando les doy la oportunidad de hablar, hoy me siento contenta porque sé que hice diferencia”.

En el discurso de su victoria, la nueva senadora Jacky Rosen agradeció a Dean Heller por su servicio. Pero en la práctica lo mandó a ‘empacar sus maletas’ y ahora Nevada tiene en el senado federal a dos representantes, históricamente las dos son mujeres.

La ‘Ola Azul’ mandó una señal inequívoca, la política del presidente tiene consecuencias. Jacky Rosen obtuvo 49.7 por ciento, mientras que Heller se adjudicó un 46 por ciento del voto. Otra vez, ¿fue decisivo el voto latino?

“Mucha gente tenía dudas de que esta victoria sería nuestra”, dijo Rosen a una escandalosa multitud de simpatizantes. “Quiero que sepas, siempre pondré a Nevada primero. Trabajaré todos los días para representar a todos en nuestro estado”.

Susie Lee, en una noche victoriosa, celebró por partida doble, su cumpleaños y la derrota de Danny Tarkanian.

Dennis Hof, el propietario de burdeles que recién falleció, ganó con holgado margen la contienda por su curul en la Asamblea por el Distrito 36. Ahora se espera saber cómo se resuelve ese asunto, inédito en la historia del estado.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like