Hogares felices con Walker Furniture

La palabra “dar” es de las más sonadas en estas fechas navideñas, cada año se habla del verdadero significado de la Navidad con el nacimiento del Niño Dios. El espíritu de la navidad, abre los corazones de las personas para compartir con sus semejantes un poco de lo mucho que han recibido durante el año.

La empresa de muebles, Walker Furniture pensando en ayudar a las familias de bajos recursos, desde hace 23 años han obsequiado muebles a cientos de hogares del valle de Las Vegas en estas fechas especiales.

El Tiempo fue invitado a dos de las 30 entregas de muebles alrededor del valle. Al arribar a cada una de las casas lucen vacías sin muebles, pero el panorama cambia completamente, después de recibir los premios. El personal de la mueblería descarga el camión de repartición, vacían el contenido de sus cajas y arman las camas con todo y colchón, los sofás, mesas y sillas que otorgan comodidad a los felices ganadores.

Coincidentemente y sin siquiera conocerse, las familias De la Hoya y Barragán, ganadores del concurso, mencionaron que lo mejor de sus regalos, es que tendrán una cena navideña como hacía años no disfrutaban, en una mesa y con arbolito de navidad adornado, como complemeno de gran premio.

El viernes 16 de diciembre en la casa de la familia De la Hoya, ubicada en el área de Bonanza y Lamb, se amoblaron 2 recámaras, la sala y el comedor. Algunos vecinos salieron a asomarse para ver qué pasaba, el aparatoso camión de Walker llamó la atención de muchos, Victoria De la Hoya, estudiante de colegio, escribió la carta en nombre de su familia.

La familia De la Hoya, la conforman cuatro mujeres. La mamá de las jóvenes estudiantes padece de la enfermedad de lupus, trabajaba en clínicas dentales pero al avanzarle el padecimiento no ha podido laborar más.

“Cuando me diagnosticaron solamente pensé en mis niñas y que terminarán su escuela, es la herencia que les puedo dejar”, expuso la madre de familia, Celia De la Hoya.

“Es algo milagroso, mi hija escribió una carta y nunca había ganado nada. Esperaba una mesa y un sillón, pero las camas, recámaras completas, sala y mesa de centro, no esperaba tanto, es algo increíble para mí. Desde 2007 tengo lupus y no sabía siquiera que era, me daban 10 años de vida y ya paso ese tiempo, sigo viendo por mis hijas”, añadió.

La joven que mandó la carta, expresó que, “mis hermanas hacían su tarea en el suelo, pero ahora cada una tiene su propia habitación amoblada, una mesa en la sala y comedor, para poder terminar sus labores escolares”.

Para obtener el premio, es simple, las personas interesadas deben escribir una carta explicando por qué desea los muebles, miles de escritos han sido recibidos en Walker Furniture, durante todos estos años.

El CEO de Walker Furniture, Larry Alterwitz, reveló que, “cada año, nuestro programa “Home for the Holidays”, es la mejor manera de dar algo de vuelta a nuestra comunidad. Cada casa es distinta, cumplimos con las necesidades de cada familia dependiendo del tamaño de la misma, adultos y niños son beneficiados. No es un gasto para la compañía, todos somos vecinos aquí en el valle”.

Las cartas llegan, pasan a un comité preliminar, luego a un comité de ejecutivos de la compañía, y se hace la decisión final.

“Típicamente llegan miles de cartas, no sé un número exacto, como persona es muy bueno poder ayudar, les estamos dando un poco de comodidad en las vidas de estas personas, eso no tiene precio”, indicó el CEO de la compañía.

El sábado 17 de diciembre, se realizó la segunda entrega de muebles, en esta ocasión en el hogar de la familia Barragán también de origen hispano. La abuelita Linda, al ver la situación de su familia mandó su historia. Arturo Barragán, jefe de familia, sufrió un accidente automovilístico que le ha impedido trabajar por problemas severos en la espalda.

“Con mi accidente nos ha ido un poquito mal”, relató Barragán. La familia está compuesta por sus cinco hijos y su esposa, también enferma del corazón, este regalo los motiva para seguir adelante.

“Estoy luchando por levantarme, llegué a tener mi propia compañía de autobúses, y ahora tengo que comenzar de cero”.

La abuelita Barragán, no informó a su familia que habían ganado el concurso.

“Hay familias que necesitan más que nosotros”, creyó que no la considerarían para el premio por esa razón, “mandé la carta y recé, pero sé que mi familia lo necesita y por eso me animé a elaborar la carta, mis nietos nunca se quejan, son buenos, pero no tienen donde pasar la noche”.

“Mi nuero es un gran esposo, proveía a su familia pero sufrió un accidente, cosas de la vida. Le recomiendo a la gente que crean en los milagros navideños y que manden su carta el próximo año, esto sí pasa y hoy estamos sentados en nuestro nuevo sofá”, concretó felizmente la abuelita Linda.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like