La seguridad laboral salva vidas

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA por sus siglas en inglés), una agencia del Departamento del Trabajo de Estados Unidos, llevó a cabo la semana ‘Pacific Coast Safety Fest 2017’, cuyo objetivo fue brindar a los empleadores y empleados información relevante en temas de seguridad laboral.

Este evento se realizó del 6 al 10 de marzo en las ciudades de Las Vegas y Henderson, donde se ofreció una serie de clases gratuitas en materia de seguridad, las cuales regularmente costarían de $200 a $250 dólares cada una, así lo expresó la entrenadora de seguridad bilingüe de OSHA, María del Pilar Lyons.

“El objetivo de OSHA es que cada empleado que va a trabajar, no importa en qué clase de trabajo, vuelva a su casa a su casa sano y salvo al final del día. El empleador tiene derechos y responsabilidades, al igual que el trabajador. El objetivo es ofrecer al público en general clases de seguridad, para que todos tengan oportunidad de tener el conocimiento y estar seguros en los trabajos”, comentó Lyons.

Durante el primer día se habló sobre las renovaciones a las regulaciones, la intención que las personas que ya son gerentes de seguridad y que tienen conocimiento del tema se informaran sobre las actualizaciones en las leyes de OSHA federal y estatales, además de repasar las ya existentes.

“Se habló de la evacuación y emergencia, cómo se hacen las salidas, por ejemplo enseñarle a la gente que sí hay fuego en algún lugar, qué clase de plan de empleados deben poner en su sitio, entrenar a los empleados para que no todos salgan corriendo al mismo tiempo. Deben tener un plan de emergencia y evacuación en el que se establezcan todas las salidas, también deben tener simulacros para que el día que suceda todos puedan salir”, sentenció Lyons.

Las leyes de seguridad de OSHA se constituyeron en el año de 1970, de acuerdo con información brindada por la entrenadora de seguridad bilingüe de esta institución, gracias al seguimiento de estas normas ha habido un 40 por ciento de disminución en accidentes laborales en la nación, sin embargo, aún se debe seguir trabajando en conjunto con empleadores y trabajadores para reducir el número de fatalidades.

“El último día hablamos de la protección contra las caídas, es el número más alto que hay en muertes en toda la población. Una persona se puede caer tanto de edificios como se puede tropezar, toda clase de caídas, se pueden resbalar, caer de las escaleras. Esta clase explica todo lo que podemos hacer para capacitar a nuestros empleados para utilizar los arneses y saber cuándo usarlos, y tipos de arneses que hay”, mencionó Lyons.

También se ofrecieron clases diferentes para áreas industriales como casinos o fábricas, quienes brindan distintos tipos de servicios. Es importante añadir que para que una persona pueda trabajar en la construcción en el ‘Estado de Plata’ necesita tener su tarjeta de ’10 horas de OSHA’, la cual se obtiene asistiendo a estas clases gratuitas, no obstante, el costo de la mica es de $8 dólares.

“Se consigue asistiendo a estas clases, consiste en 10 diferentes conceptos que pueden ser electricidad, protección contra las caídas, introducción de OSHA, construcción. Las clases se dan en dos días”, explicó Lyons.

Algunos de los temas abordados durante esta semana fueron evacuación y planificación de emergencias, introducción a los Sistemas de Gestión de Seguridad y Saludo, liderazgo y seguridad, conciencia del peligro para la salud, conciencia del peligro de la caída en la construcción, entre otros tópicos.

Distintos empleadores y gerentes de seguridad estuvieron presentes durante estas clases, uno de ellos fue el director de seguridad de la compañía Sierra Air Conditioning, Rey Rodríguez, quien destacó la importancia de intercambiar ideas con otros colegas.

“Ha sido muy exhaustiva la charla, muy instructiva, pero lo mejor que he podido encontrar es que te da la oportunidad de tener contacto con otros especialistas que trabajan en este mismo giro, para compartir experiencias reales, ha sido muy positivo.

Una de las cosas de la protección al trabajador es que es muy dinámica, cada año OSHA busca maneras nuevas de cómo proteger más al trabajador. Hay un dicho dentro de los que trabajamos en seguridad, que en la historia hay dos libros que han sido escritos con sangre, uno es la biblia y el otro es los dos tomos de OSHA, porque para que haya un estándar personas han tenido que morir y es la realidad, miles de empleados mueren cada año producto de las caídas”, acotó Rodríguez.

Tanto la entrenadora de seguridad bilingüe de OSHA, María del Pilar Lyons, como Rey Rodríguez, comentaron a El Tiempo que uno de los retos a los que se han enfrentado es lograr que este mensaje llegue a la comunidad hispana, situación que el Rodríguez calificó como cultural.

“Además del idioma, nosotros los hispanos tenemos un falso sentido del honor, pensamos que somos indestructibles y que no necesitamos preocuparnos tanto por ponernos un arnés, ‘no me voy a caer, hago esto todos los días’, es parte de la forma en que crecimos en nuestros países de que el hombre tiene que ser fuerte. Eso ha causado fatalidades y cada que escuchas el nombre, es el de un hispano, es un problema de cultura que hay que irlo cambiando, necesitan estar ahí para su familia y propio beneficio; sí podemos hacerlo pero hay que hacerlo de una manera segura”, indicó Rodríguez.

El director de seguridad de la compañía Sierra Air Conditioning agregó que su compañía está en busca de nuevos trabajadores, por lo que cualquier persona interesada puede comunicarse al 702-798-1055, además envió un mensaje a la comunidad hispana.

“Más que nada que tomen ventaja de estos programas, se tienen estas clases en español totalmente gratis. Pregunten, busquen recursos, cualquier persona puede acercarse a cualquiera de estas instituciones y obtener información”, concretó Rodríguez.

Para más información sobre las clases de OSHA, llame al teléfono 702-486-9020.

Numeralia

4,836 trabajadores murieron en el trabajo en 2015 (3,4 por 100,000 trabajadores a tiempo completo equivalente) en promedio, más de 93 a la semana o más de 13 muertes cada día.

903 trabajadores hispanos o latinos fallecieron por lesiones relacionadas con el trabajo en 2015. En promedio, más de 17 muertes a la semana o dos trabajadores latinos muertos cada día del año, todo el año.

Las lesiones mortales en el trabajo que involucran a los contratistas representaron el 17 por ciento de todas las lesiones mortales en el

trabajo en

2015.

Fuente:

OSHA

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like