Enfrenta cargos de homicidio la acusada de manejar bajo la influencia de sustancias que provocó la muerte de un menor

Una conductora sospechosa de haber estado bajo la influencia del alcohol cuando causó un accidente que mató a un niño de Las Vegas de 8 años, ha sido acusada de asesinato en segundo grado, anunció el viernes la fiscalía del Condado de Clark.

La querella penal enmendada que agrega el cargo contra Aylin Alderette, de 25 años, fue presentada el viernes ante el Tribunal de Justicia de Las Vegas. Originalmente fue acusada de tres cargos de conducir bajo la influencia de estupefacientes que resultaron en muerte o daños corporales sustanciales y manejo imprudente en conexión con el accidente del 31 de agosto que dejó a Levi Echenique muerto y sus padres, Briejet y José, hospitalizados. La familia tuvo que ser extraída de su Dodge Avenger.

Levi estaba siendo llevado a la escuela la mañana del accidente en las avenidas Eastern y Harmon, que es una zona de 45 mph. La policía ha informado que Alderette conducía a 103 millas por hora antes de que supuestamente pasara un semáforo en rojo y golpeara el vehículo de la familia Echenique con su Chevrolet Camaro rojo.

El Departamento de Policía Metropolitana sospecha que estaba manejando incapacitada, en parte, debido a que Alderette “tuvo reflejos lentos al reducir la velocidad a 81 mph para la luz roja que había estado de esa manera por aproximadamente 3 segundos, según los detectives de fatalidades en la escena”, describió el informe de arresto.

El monto de la fianza de Alderette también se fijó el viernes en $250 mil a un mdd. Permanece bajo custodia desde el viernes en el centro de detención del Condado de Clark, según muestran los registros de la cárcel.

“En un caso típico de conducir bajo la influencia de alguna sustancia que causa muerte, no es normal que se presenten cargos por homicidio”, destacó el fiscal de distrito del Condado de Clark, Steve Wolfson, en un comunicado. “Sin embargo, los hechos de este caso no son típicos y la imprudencia y descarada indiferencia por la vida humana que demostró la acusada justificaron el cargo más grave. Es mi deber hacer que las personas en estas situaciones se hagan apropiadamente responsables. Simplemente cargar la conducción imprudente y el estado de ebriedad de la acusada no es suficiente”.

El vicefiscal de distrito, Eric Bauman, agregó: “Estamos viendo más y más casos como este. Como comunidad, debemos encontrar mejores formas de desalentar este tipo de comportamiento. Los conductores se vuelven más imprudentes e ignoran por completo no solo nuestras leyes de manejo, sino también nuestras leyes básicas de seguridad vial. Esto pone a todos en las calles en peligro, suficiente es suficiente”.

Alderette está programada para comparecer ante el tribunal para una audiencia preliminar el 24 de septiembre.

Esta es una historia en desarrollo, vuelva más tarde para consultar las actualizaciones.

Add Event

You May Like