Envían policías antimotines a Guerrero tras la quema del Palacio de Gobierno

El estado mexicano de Guerrero anticipó que este martes habrá un importante despliegue de policías antimotines en Chilpancingo, capital del estado, tras la quema del Palacio de Gobierno por parte de estudiantes y familiares de los 43 jóvenes desparecidos en Iguala.

El secretario de Seguridad Pública del estado, Leonardo Vázquez Pérez, aseguró que este martes “estarán acá con nosotros un gran número de policías antimotines para que resguarden el derecho de terceros y el trabajo cotidiano”.

Sin embargo, a pesar de los destrozos, el gobierno de Guerrero afirmó que está abierto a dialogar con los estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa y reiteró que su principal compromiso es continuar con la búsqueda de los 43 jóvenes que permanecen desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre.

Estudiantes de las escuelas normales (de profesores) del estado de Michoacán anunciaron que este martes llegarán a Guerrero para unirse a las manifestaciones. Al respecto, el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, pidió que haya un espacio para reflexionar sobre la necesidad y que regrese la tranquilidad al estado sin renunciar al reclamo de justicia para los jóvenes muertos en Iguala.

La quema del Palacio de Gobierno

Armados con piedras, extintores, cadenas y hasta carritos de supermercado, cerca de 600 personas, entre profesores, estudiantes y familiares de desaparecidos, tuvieron un enfrentamiento con elementos de la policía de Guerrero luego de tomar el Palacio de Gobierno. Cinco horas después incendiaron el inmueble.

Los manifestantes tomaron la sede del Gobierno y del Congreso del estado como protesta por la lentitud de las investigaciones de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa. Las protestas subieron de tono hasta llegar a los enfrentamientos y a la destrucción del edificio.

Después de más de cinco horas de tener tomado el inmueble, en el que los manifestantes rompieron vidrios y destruyeron los objetos que se encontraban en el interior, decidieron prender fuego a las instalaciones. Además, con el incendio, dañaron los edificios aledaños.

También se reportó que los estudiantes quemaron por lo menos dos automóviles que estaban estacionados cerca del lugar. Pese a que las autoridades reforzaron la seguridad con elementos de la Policía Estatal, no pudieron contener los disturbios.

Los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), en su intento por entrar al Congreso, derribaron la puerta principal con una camioneta y prendieron fuego a dos mantas. Luego comenzaron a lanzar piedras a los uniformados, quienes las lanzaban de nuevo contra los manifestantes.

El edificio legislativo se llenó de humo, una mezcla del gas lacrimógeno que lanzaron los casi 150 policías antimotines contra los manifestantes y de los extintores que rociaba el grupo de hombres cubiertos con paliacates contra las autoridades. Hasta el momento se reportan al menos cinco maestros y dos policías con lesiones leves.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like