Equinoterapia para niños

Amy Meyer, conoce muy bien los efectos que el acoso escolar o “bullying” tiene sobre los menores.

“Desafortunadamente yo sufrí de acoso escolar por mucho tiempo y eso afectó severamente mi autoestima. Puedo identificarme perfectamente con la mayoría de los niños que sufren de acoso y es por eso que consideré importante crear un lugar seguro para ellos y para cualquier niño con problemas en su ambiente familiar o social”, dijo Meyer.

Así es como nació “WHY Ranch”, una organización no lucrativa dedicada a ayudar y educar a los niños y jóvenes que tienen problemas al interactuar con otras personas, problemas de autoestima, problemas de aprendizaje, e inclusive jóvenes y niños que sufren de abuso ya sea dentro o fuera de sus hogares, que estén pasando por estrés emocional debido a la separación o divorcio de sus padres, o por la muerte de algún ser querido.

Es por medio de la equinoterapia que esta organización sin fines de lucro está logrando ayudar alrededor de 50 niños en sus diferentes programas. Los niños aplican cada mes y pasan un proceso de selección. Las edades van desde los 5 años de edad hasta los 18.

El enfoque de cada sesión, es aprendizaje individual, crecimiento y desarrollo entre el caballo y el paciente. La terapia siempre es planificada por un profesional para mejorar la calidad de vida.

La equinoterapia y sus fines terapéuticos están dirigidos a la estimulación y/o rehabilitación de las áreas que nos conforman como seres humanos: física, cognitiva y socioemocional.

Sara Rose Perry, una pequeña de 8 años de edad, acude dos veces por semana para una terapia que dura una hora y media. Ella tiene problemas de aprendizaje y según Linda Perry, madre de la menor, uno de los mayores retos es al momento de hacer la tarea con su hija.

“El hacer la tarea con mi hija se vuelve un reto constante. Es un poco difícil aceptar que algo tan simple para muchos padres, sea algo tan complicado la mayor parte del tiempo.

“El nivel de seguridad que la niña ha demostrado gracias al programa ha sido impactante. La primera vez que estuvimos aquí, ella lloró toda la noche, extrañaba mucho el regresar aquí y no paró de hablar de ello por semanas”, aseguró la madre de la menor.

Linda, siente que Sara se puede conectar más con su alrededor desde que asiste a la terapia.

Según Amy Meyer, Directora y Fundadora de “WHY Ranch”, inicialmente, el enfoque principal del programa eran los niños, pero poco a poco se fue extendiendo a un nivel más profundo, y ese fue hacia la unidad familiar.

“Vienen familias en donde el unico desafio es la situacion de desarrollo de sus hijos, pero en otros casos existen familias que se encuentran separadas, hay enfermedad o peleas, o cualquier tipo de situación negativa que necesite solucionarse o llegar a un acuerdo para el desarrollo emocional de los hijos. Por medio de la terapia, los padres aprenden nuevas experiencias y cosas sobre sus hijos”, expresó Meyer.

La organización actualmente depende de las donaciones que reciben. Aún se necesitan más fondos. Por medio del trabajo de los varios voluntarios es como actualmente han salido adelante.

“Entre los planes a futuro que tenemos está el de incrementar el número de jóvenes que nuestra organización actualmente sirve en el valle”. aseguro Meyer.

Uno de los deseos de Amy es que puedan ofrecer los servicios de equinoterapia por lo menos cuatro veces al día y de esa forma servir a todos los niños que lo necesiten.

“Se que los retos son grandes pero no imposibles, y también sé que Dios me ha puesto en esta obra por una razón importante y eso es el proveer de esperanza a los niños y sus familias”, concluyó Meyer.

LO MÁS RECIENTE

You May Like