Ex oficial de policía de Las Vegas arrestada por asesinato

Una ex detective del Departamento de Policía Metropolitana (LVMPD) fue arrestada por un cargo de asesinato el lunes después de un homicidio relacionado violencia doméstica en su casa del valle noroeste.

El teniente de homicidios de LVMPD, Ray Spencer, mencionó que la ex detective, una mujer de 50 años quien se retiró hace dos años, le disparó al ex esposo de su hija a las 8:05 a.m. durante una visita supervisada a su nieto de 3 años.

Los dos se involucraron en “un disturbio” justo antes de que ocurrieran los disparos en el primer piso de su casa, en la cuadra 8500 de Honey Vine Avenue, en una comunidad cerrada llamada Parkside Village. No estaba claro si hubo una confrontación física antes del tiroteo, señaló Spencer.

La “totalidad de las circunstancias” condujo a su arresto, reportó Spencer, declinando dar más detalles.

La policía no había revelado la identidad del tirador hasta el lunes por la noche, pero los registros de propiedad muestran que la casa de dos pisos es propiedad de un fideicomiso bajo el nombre de Pamela Rene Bordeaux. Los registros de empleo de todos los oficiales jurados de LVMPD a partir de 2016 incluyen a Pamela R. Bordeaux como oficial de policía que se unió a la fuerza el 13 de diciembre de 1993.

Los registros judiciales muestran que una mujer llamada Pamela Bordeaux enfrenta un cargo de asesinato.

DESCRIPTION (CREDIT)

Los registros públicos de divorcio indican que una familia, constituida por Erika, Sean Babbitt y su hijo de 3 años, Brandon, vivían anteriormente en esa dirección. Sean Babbitt ya no vivía en la casa de Honey Vine a partir de octubre de 2015, según muestran los documentos.

Erika Babbitt poseía la custodia completa de su hijo y Sean Babbitt contaba con horas de visita cada semana en la residencia de la madre de Erika, dependiendo de la continuación de la terapia semanal, según los documentos. La pareja se casó en agosto de 2008 y se divorció en marzo de 2016, según los registros.

Las llamadas a los abogados de Erika y Sean Babbitt no fueron devueltas de inmediato el lunes por la noche.

La hija de la ex detective, quien llamó al 911 y su nieto, se encontraban en el piso de arriba al momento del tiroteo. La familia tenía una visita permanente programada para los lunes por la mañana en la casa en Honey Vine, detalló Spencer.

No se reportaron otras lesiones en el tiroteo.

Antes de que la policía supiera que el hombre estaba muerto, los agentes trataron la llamada como una posible situación de barricada para que las dos mujeres y el niño salieran de la casa a salvo. Encontraron al hombre, en sus 30 años, muerto en el primer piso por múltiples heridas de bala cuando entraron a la casa, informó Spencer.

No se supo de inmediato si el hombre estaba armado, pero Spencer dijo que la policía solo encontró un arma en la casa.

Melvin Spencer, quien ha vivido a la vuelta de la esquina por cerca de dos años, mencionó que no conocía a la ex detective o cuánto tiempo llevaba viviendo en el vecindario.

Confesó que se sorprendió al encontrar la entrada a su calle atascada por la policía la noche del lunes.

“Es espantoso”, expresó. “Es el vecindario más tranquilo en el que he vivido, puedes escuchar cómo cae un alfiler en este vecindario”.

El fallecido será identificado por la oficina forense del Condado de Clark una vez que su familia haya sido notificada. Su muerte marcó el homicidio número 44 en el condado este año y el número 32 investigado por LVMPD, según los registros del Las Vegas Review-Journal.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like