Expertos destacan potencial del campo mexicano para generar más empleos

México debe prepararse para una política de desarrollo agropecuario, en la que el campo actúe como fuente de empleo a partir de las actividades que siempre se han hecho, aseguró el investigador Gerardo Torres Salcido, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Es necesaria la integración de esos agentes de las zonas rurales que no han sido visibilizados o bien han sido expulsados, por ejemplo, las mujeres, y propiciar el regreso de los jóvenes hacia las actividades agropecuarias, agregó el doctor en Sociología.

Ante la incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en conferencia de prensa, integrantes del grupo de creadores del libro “El Agro y las áreas rurales en el México del siglo XXI”, explicaron la importancia de trasformar el campo mexicano en una oportunidad de desarrollo.

Torres Salcido, Javier Delgado, Marcel Morales Ibarra y Enrique Mérigo Orellana refirieron que el modelo de producción agrícola en el mundo es obsoleto y ha agotado la tierra, pero en México podría implementarse el uso de biotecnología para crear agentes microorganismos que no contaminen.

A su vez, Marcel Morales Ibarra, director de Biofábrica Siglo XXI, y coordinador del libro, señaló que en el país se han sembrado menos de 50 mil hectáreas en las que se usan los biofertilizantes, muy poco en 15 años de trabajo.

En tanto, Javier Delgado Mendoza, quien diseña el proyecto del Plan Nacional de Desarrollo Agropecuario para el próximo sexenio, de la coalición Juntos Haremos Historia, comentó que entre los proyectos que se ponen es prioridad está uno de abastecimiento de productos básicos para la seguridad alimentaria, otro de un nuevo sistema de financiamiento rural y uno más de investigación y transferencia de tecnología e innovación agrícola.

Al ser interrogados sobre si trabajaban para el candidato de Juntos Hacemos Historia, Andrés Manuel López Obrador, los investigadores señalaron que su propuesta está al margen de cualquier partido político, pues se trata de una investigación en conjunto que permite ver las condiciones del campo en México, y estarán dispuestos a trabajar con cualquiera que gobierne.

En la mesa también participaron los colaboradores Enrique Mérigo Orellana, director del Consejo Mexicano de Agrobiotecnología; Carmen del Valle, investigadora del Instituto de estudios Económicos de la UNAM, entre otros.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like