Falla la campaña de Las Vegas para detener el uso de fuegos artificiales ilegales

La campaña de las autoridades del Valle de Las Vegas para frenar el uso de fuegos artificiales ilegales este verano aparentemente fracasó.

El capitán del Departamento de la Policía Metropolitana, Todd Raybuck, informó el jueves que cree que se lanzaron más pirotecnias prohibidas este 4 de julio como nunca antes.

Aproximadamente 25 mil quejas fueron enviadas a un nuevo sitio de reportes de fuegos artificiales ilegales, la gran mayoría el miércoles por la noche. La policía emitió cerca de 50 citas y arrestó a un adulto que se puso agresivo.

“Todos los que hicieron una queja querían ver el éxito”, señaló Raybuck. “No pudimos dárselos”.

La frustración se manifestó en las redes sociales el miércoles por la noche. Algunos residentes usaron el hashtag #YouLightItWeWriteIt en Twitter para compartir quejas emparejadas con fotos de bustos de cohetes y videos de pirotecnia ilegal.

“Descubre cómo restringir realmente el acceso a los fuegos artificiales ilegales o esto nunca mejorará”. Una ciudad entera dio una multa de mil dólares por el dedo esta noche”, tuiteó @sarahshabeeks.

Pese a los esfuerzos de las autoridades por utilizar ISpyFireworks.com para reducir el volumen de llamadas a los despachadores de policía y bomberos, el miércoles se realizaron aproximadamente mil 300 llamadas a la línea de despacho de no emergencia del condado. Eso es alrededor de 350 llamadas más que el 4 de julio del año pasado.

Sin embargo, la campaña “You Light It, You Write It” tuvo algunos puntos brillantes.

Las autoridades decomisaron más de 2 mil 100 libras de cohetes, según la inspectora de Prevención de Incendios del Condado de Clark, Amanda Wildermuth. Y a diferencia del año pasado, el sistema 911 de la región no cerró debido al volumen de llamadas.

Lo más importante, destacó Raybuck, es que la gran cantidad de informes enviados en línea muestra que muchos residentes quieren ayudar a detener los fuegos artificiales ilegales. Esa información ha documentado cuándo y dónde se lanzaron los fuegos artificiales y ayudará a las autoridades el próximo año.

“No se trataba de la cantidad de multas que escribimos”, aseguró Raybuck. “Esto fue sobre la comunicación y el mensaje que le enviamos a esta comunidad de que ya no podemos tener una cultura que acepte fuegos artificiales ilegales como parte del Cuatro de Julio”.

Los bomberos del condado respondieron a 405 llamadas relacionadas con incendios el miércoles por la noche, declaró Wildermuth. Dentro de los límites de la ciudad, el Departamento de Bomberos de Las Vegas respondió a 173 llamadas adicionales, informó el portavoz Tim Szymanski. Eso fue más del doble de la cantidad de llamadas recibidas el 4 de julio del año pasado.

“Fue lo peor que he visto en 21 años”, determinó Szymanski. “Fueron fuegos artificiales de pared a pared”.

Un hombre fue llevado al Centro Médico de la Universidad después de que fue quemado por cohetes en un área desértica en las afueras de la ciudad, pero Szymanski dijo que la mayoría de las llamadas de incendios en la jurisdicción del departamento no causaron lesiones o daños significativos.

Nunca habrá suficiente policía para hacer cumplir las leyes de fuegos artificiales ilegales, expresó Raybuck. En cambio, dijo, la responsabilidad recaerá en gran medida en los residentes que participan en el acto.

“Creo que todos vieron los cielos anoche y reconocieron que hay un problema en nuestra comunidad”, declaró. “Un problema importante con los fuegos artificiales ilegales, y tenemos que unirnos para cambiarlo”.

Los cohetes que son ilegales en el Condado de Clark se pueden comprar justo sobre el límite del condado de Nye, en Pahrump.

En un grupo de tiendas, incluyendo Red Apple Fireworks, explosivos de colores se venden a granel con nombres como Giant Panda. Los clientes son advertidos sobre los riesgos de seguridad, que se imprimen junto con las instrucciones de cada producto.

También se les anima a comprar permisos para lanzar los fuegos artificiales en el sitio de lanzamiento Pahrump Fairgrounds, comentó el propietario Douglas Burda.

“Sentimos cierta presión de los condados vecinos”, destacó Burda, quien dijo que ayudó a trabajar con el condado para crear el lugar de explosiones designado. “Nunca ha sido nuestra intención molestar a nuestros vecinos”.

Pero a veces, como el jueves, ve que algunos fuegos artificiales de la tienda son confiscados en Las Vegas.

“Siempre recordamos a los clientes que conozcan las regulaciones que se aplican a su destino final”, puntualizó Burda. “Hacemos todo lo que podemos para asegurarnos de que un cliente utilice el producto de manera segura y legal, pero no podemos seguirlos fuera de la tienda y regresar a su casa para asegurarnos de que estén bajo una jurisdicción legal”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like