Fallan los demócratas de la Cámara de Representantes para anular el veto de Trump sobre el muro fronterizo

WASHINGTON — El presidente Donald Trump logró una victoria el martes sobre los demócratas de la Cámara de Representantes que no lograron obtener los votos bipartidistas necesarios para anular un veto que deja intacta la declaración de emergencia nacional del presidente y permite que la Casa Blanca desvíe los fondos del Pentágono para construir un muro fronterizo.

Trump declaró la emergencia el 26 de febrero e inmediatamente se encontró con la resistencia de demócratas y republicanos que luego aprobaron resoluciones de rechazo para inhabilitar la declaración.

Pero los demócratas de la Cámara de Representantes no pudieron reunir la mayoría de dos tercios necesaria el martes para anular el veto, lo que le permitió a Trump recaudar 3.600 millones de dólares en fondos de construcción militar designados para proyectos en varias instalaciones, incluidos 97 millones de dólares para cuatro proyectos de Nevada en Creech AFB, Nellis AFB y una del Centro de la Guardia Nacional en North Las Vegas.

El voto de anulación fracasó 248 a 181.

La delegación del Congreso de Nevada votó a lo largo de las líneas del partido, con los representantes Dina Titus, Steven Horsford y Susie Lee, todos demócratas, votando para anular y el representante republicano Mark Amodei votando para sostener el veto.

“Donald Trump prometió que México pagaría por el muro y en lugar de eso, robó a nuestras tropas para pagar parte de él”, criticó Titus.

Todos los proyectos de construcción militar de Nevada en los que se podría redirigir el financiamiento, se encuentran en el distrito del Congreso representado por Horsford, quien ha cuestionado agresivamente a los funcionarios de presupuesto de la administración de Trump sobre la propuesta.

“No hay ninguna emergencia en nuestra frontera sur”, afirmó Horsford.

Trump hizo de la construcción de un muro fronterizo, un compromiso clave en su campaña presidencial de 2016 y aseguró que haría que México financiaría la estructura.

Su solicitud de 5.7 mil millones de dólares para construir una parte del muro fue rechazada a principios de este año por los republicanos y demócratas de la Cámara de Representantes y el Senado que improvisaron un proyecto de ley de gastos de última hora para el Departamento de Seguridad Nacional, que incluyó 1.375 mil millones de dólares para cercas, tecnología y otras medidas de seguridad fronteriza.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, solicitó la anulación de la votación, sabiendo que probablemente fracasaría, poniendo a los republicanos vulnerables en los distritos en debate en el registro de apoyar o rechazar las políticas fronterizas del presidente y un muro que es favorecido por la base del Partido Republicano pero que la mayoría de los votantes reprueban, según las encuestas de opinión nacionales.

Trump y sus partidarios republicanos en la Cámara de Representantes también ven la votación como una táctica de año electoral y han tratado de caracterizar a los demócratas como “blandos” con la seguridad fronteriza y favoreciendo la inmigración ilegal.

El representante Mark Meadows, R-N.C., líder del conservador Freedom Caucus, instó a Trump a declarar una emergencia para construir un muro que Meadows indicó era necesario para detener la inmigración ilegal, las pandillas criminales y el contrabando de drogas.

Aún así, 13 republicanos votaron con los demócratas el mes pasado para aprobar la resolución, 245 a 182. El Senado siguió con un voto bipartidista sobre la medida para terminar la declaración, 59 a 41.

Varios senadores del Partido Republicano mencionaron preocupaciones constitucionales y el intento de la Casa Blanca de eludir el Congreso, que tiene autoridad para establecer y asignar fondos para las prioridades de gasto federal.

La senadora Lamar Alexander, R-Tenn., comentó que a pesar de que otros presidentes han declarado emergencias nacionales, ninguno lo ha hecho para redirigir los fondos a un proyecto favorito después de que el Congreso rechazara una solicitud.

Incluso con el voto fallido para anular, la declaración de Trump enfrenta obstáculos legales. Dieciséis estados, incluido Nevada, han presentado una moción en California para detener la redistribución de fondos.

Y los propietarios de tierras en Texas, donde se construiría una parte del muro, han presentado demandas legales contra la “toma” de propiedad del gobierno donde se construiría el muro.

“Aunque estoy decepcionado de que muchos de mis colegas republicanos hayan dejado de lado la Constitución, confío en que nuestros tribunales no lo harán”, anunció Titus.

La congresista de Nevada concluyó que la “decisión inconstitucional de Trump de declarar una emergencia falsa no puede mantenerse así”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like