Fallo de jueza de Las Vegas detiene la ejecución de esta noche

Un juez emitió el miércoles un fallo que detuvo la ejecución del asesino convicto Scott Dozier.

El procurador general adjunto Jordan Smith dijo que planeaba presentar una apelación de emergencia ante la Corte Suprema de Nevada, pero el Departamento de Correcciones de Nevada (NDOC) anunció el miércoles por la tarde que la ejecución se había pospuesto.

“La ejecución, que fue ordenada por el tribunal, no tendrá lugar hasta nuevo aviso”, según el anuncio.

Dozier, de 47 años, iba a morir a las 8 de la noche en la prisión estatal de Ely por inyección letal, con una combinación de tres drogas nunca antes utilizadas en una pena capital. Hubiera sido la primera ejecución en Nevada desde 2006.

La jueza de distrito, Jennifer Togliatti, firmó la orden de ejecución de Dozier el mes pasado.

El miércoles por la mañana, la jueza de distrito Elizabeth González escuchó los argumentos durante aproximadamente dos horas antes de emitir un fallo que condujo a la postergación. La decisión se derivó de una demanda presentada por una de las drogas que se utilizaría en la ejecución.

Alvogen Inc., que fabrica el sedante midazolam, presentó una demanda el martes que acusó al Departamento de Correcciones del estado de obtener subrepticiamente la droga para su uso en la ejecución.

La compañía se movió para detener la ejecución, argumentando que sufriría un “daño inmediato e irreparable” si procediera.

González, quien afirma que el caso se centra en el derecho de Alvogen de decidir no hacer negocios con alguien, prohibió al estado usar midazolam para la ejecución.

“El demandante tiene una probabilidad razonable de que sufra daños en su reputación comercial, lo que afectará las relaciones con los inversionistas y las relaciones con los clientes”, señaló González en su fallo.

González programó una audiencia de estado para el 10 de septiembre. La orden de ejecución de Dozier expira al final de la semana.

En la corte el miércoles por la mañana, el abogado de Alvogen, Todd Bice, dijo que la compañía está en el negocio de fabricar “medicamentos y fármacos que preserven la vida”.

“Esta moción no tiene que ver con los méritos de la pena de muerte y cuándo es apropiada”, comentó Bice a González. “Esta es una disputa comercial”.

Smith, quien participó en la audiencia de Ely a través de una videoconferencia, mencionó que el estado no hizo declaraciones falsas.

“Toda esta acción es solo control de daños de Relaciones Públicas”, argumentó.

Smith le anunció a González que debería considerar a la familia de la víctima, que “esperó durante mucho tiempo” para que el estado lleve a cabo la sentencia de muerte de Dozier.

El abogado mencionó que González también debería considerar el deseo de Dozier de morir.

“Se ha despedido de su familia”, le dijo Smith al juez.

Las autoridades planearon usar un cóctel de tres medicamentos de midazolam, el analgésico fentanilo y el cisatracurio paralítico para la ejecución de Dozier.

En su demanda, la compañía farmacéutica exigió el retorno inmediato del suministro de midazolam del estado, argumentando que el sedante fue comprado “por subterfugio con la intención no divulgada e impropia de usarlo para la próxima ejecución en total desprecio de los derechos del demandante”.

Lauren Kaufman, abogada del American Civil Liberties Union of Nevada, que presentó una demanda por separado la semana pasada en busca de registros públicos relacionados con los procedimientos de inyección letal del estado, detalló que el grupo todavía estaba revisando los registros el miércoles para determinar acciones legales adicionales.

“Estamos absolutamente complacidos de que la corte haya reconocido a través de su fallo que existe una posibilidad muy real de que el NDOC reciba estas drogas a través del subterfugio”, agregó. “Simplemente demuestra que sin forzar la transparencia en este tema, el estado no iba a hacerlo por sí mismo”.

Dozier fue sentenciado a muerte en 2007 por asesinato en primer grado con un arma mortal y robo con un arma mortal en el asesinato de Jeremiah Miller.

El 25 de abril de 2002, se encontró el torso de Miller en una maleta que había sido arrojada a un contenedor de basura en el complejo de apartamentos Copper Sands, en la cuadra 8100 de West Flamingo Road.

Fue el segundo asesinato de Dozier.

Fue declarado culpable de asesinato en segundo grado en Arizona, por la matanza de Jasen “Griffin” Greene y fue sentenciado a 22 años de prisión en 2005, antes de ser llevado a Nevada para enfrentar cargos por la muerte de Miller.

Esta es una historia en desarrollo. Vuelva más tarde para consultar las actualizaciones.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like