Fallo de la Corte Suprema sobre la Acción Ejecutiva tiene en vilo a 5 millones de indocumentados

Giselle López confía en que la Corte Suprema de Justicia fallará a favor de la Acción Ejecutiva que el presidente Barack Obama anunció el 20 de noviembre de 2014. Y que el gobierno podrá entonces amparar de la deportación a unos 5 millones de indocumentados.

“Ese sentimiento lo tengo desde el 18 de abril, cuando escuché los argumentos del abogado de los 26 estados. Tuve la oportunidad de estar ahí, en la sala de audiencias del tribunal, y pienso que no hay motivo para no liberar DACA y DAPA”, indicó la activista de la organización CAUSA, en Oregón.

La Acción Ejecutiva frena las deportaciones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes legales (DAPA, por su sigla en inglés) y extiende la protección de la Acción Diferida de 2012 (DACA, por su sigla en inglés) a jóvenes indocumentados conocidos como dreamers.

Ambos grupos deberán demostrar que están en el país de manera ininterrumpida desde el 1 de enero de 2010 y carecen de antecedentes criminales, entre otros requisitos.

La demanda

“Lo único que hizo la demanda fue retrasar los procesos de registro para activar las protecciones”, dijo la activista.

El 3 de diciembre de 2014, dos semanas después que Obama anunciara los beneficios, Texas y otros 25 estados demandaron el programa argumentando que el mandatario se extralimitó en su poder ejecutivo y que las medidas violan la Constitución. Indicaron que DACA y DAPA cambian la ley de inmigración vigente, una facultad que solo le compete al Congreso.

El 16 de febrero de 2015 un tribunal de Texas falló a favor de los 26 estados, dictamen que fue ratificado el 11 de noviembre por la Corte de Apelaciones del 5to Circuito de Nueva Orleans, Louisiana. Una semana después, el día 20 y cuando se cumplía un año del anuncio, el Departamento de Justicia le pidió a la Corte Suprema que revise la Acción Ejecutiva, fallo que será emitido durante junio.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like