Feliz Día de Acción de Gracias

En el marco del Día de Acción de Gracias, la agencia no lucrativa Caridades Católicas del Sur de Nevada ofrece alimento a más de siete mil personas necesitadas del valle, incluidos ancianos y personas sin hogar.

Cuando esta edición de El Tiempo esté en circulación, en los hogares se estará celebrando el Día de Acción de Gracias o ‘Thanksgiving’ en inglés. Es el tiempo cuando las familias y las amistades se reúnen para compartir el alimento, celebrar la vida, lo bueno que brinda la familia, el trabajo, la concordia y las bendiciones de vivir en paz. Es una tradición que proviene de los primeros colonos en su encuentro con los habitantes nativos de estas tierras; quienes celebraron la acciones de dar, recibir y agradecer.

La organización Catholic Charities of Southern Nevada (Caridades Católicas del Sur de Nevada) mantiene el espíritu de esa tradición pero la celebra con los desafortunados. Porque muchos no tienen familia cerca o incluso tampoco hogar ni comida caliente.

Con donaciones, voluntarios y corazón, Caridadeds Católicas prové despensas con pavos y cenas de ‘Thanksgiving’ a más de siete mil personas desvalidas, según su propia información, y este semanario observó parte del trabajo que hace.

Según información de la agencia, en estos días de noviembre espera proveer pavo y otros alimentos a cuatro mil familias para que celebren en sus hogares, y entregará dos mil 100 paquetes de alimentos de ‘Thanksgiving’ a personas mayores que se les dificulta salir de sus hogares. Y el Día de Acción de Gracias, en su comedor ‘St. Vincent Lied’, la agencia tiene programado servir el tradicional plato de pavo a mil personas que, de otra manera, no tendrían el alimento tan especial de ese día.

Durante una visita a la cocina de Caridades Católicas el 17 de noviembre, en el 1501 de Las Vegas Boulevard, se pudo observar la dedicación del chef Jun Lao, su asistente Nila Sámano (originaria de Chihuahua, México), y otros trabajadores incluidos los voluntarios.

“Estamos muy ocupados, nos faltó personal y afuera hay mucha gente que pide comida”, dijo el chef Lao mientras meneaba la cuchara en una enorme olla.

“Siempre hacemos esto, pero el fin de año es más con tres grandes eventos: ‘Thanksgiving’, una comida que ofrece la familia Fertita, y Navidad. Pero me gusta mi trabajo y también a mis colaboradores y voluntarios. Mi asistente Nila es muy trabajadora e incansable.

Tenemos dos programas de alimentos. El que se sirve aquí en el comedor, para gente que no tiene hogar. El otro se llama ‘Comida en ruedas’ porque con siete vehículos de lunes a viernes se llevan paquetes de alimentos balanceados a personas mayores que casi no pueden salir de su casa”, siguió explicando el chef Lao.

“A mi y a los que trabajamos aquí nos duele el corazón que hay gente desafortunda, que no tiene casa, que no tiene alimentos. Por eso estos días trabajamos más para darles la comida caliente como si fuera en su hogar”, expresó Lao.

Por su parte Mike Schmit, vicepresidente de los Servicios de Comida y Nutrición, dijo que de manera regular en el comedor cada día se prové alimento a entre 500 a 600 personas, aunque cada fin de mes sube como a 700.

“Procuramos darles alimentos balanceados y nutritivos. Y lo hacemos gracias a la generosidad de mucha gente. Las donaciones a Caridades Católicas son vitales y se pueden hacer en alimentos o en dinero, a alguno de los programas que tenemos.

Se puede hacer viniendo a nuestras oficinas o a través de nuestra página www.catholiccharities.com”, dijo Schmit.

En una carta enviada al público, Caridades Católicas dice que opera 18 programas de ayuda a gente, desde bebés hasta ancianos, y dos de ellos proveen alimentos. Para la comida de ‘Thanksgiving’ las donaciones son así: $12 ayudan a proveer pavo a una familia; $36 dan un alimento por una semana a un anciano en su hogar, y $52 dará la cena a 20 personas en la mesa el día de la celebración en el comedor ‘St. Vincent Lied’, de Caridades Católicas.

Ese viernes en la cocina de la agencia los trabajadores y voluntarios se movían diligentes para servir las piezas de pollo con arroz y maíz, fruta y postre, a una multitud que llenaba el comedor. Mientras tanto al exterior, gente con semblante triste y desaliñada demabulaba en Las Vegas Boulevard cerca de Owens.

Es el ambiente en una parte del valle de Las Vegas en vísperas de ‘Thanksgiving’, cuando al menos más de siete mil serán incluidos en la celebración de Acción de Gracias del 2017.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like