Fondos de apuestas deportivas con sede en Las Vegas son administrados por ex-delincuente vigilado por la SEC

Un inversionista, un ingeniero retirado de Texas, pensó en viajar más con sus nietos a medida que su inversión de 50 mil dólares en Vegas Basketball Club ascendió a más de 700 mil dólares en 15 meses.

Un médico de Nueva York consideró reducir sus horas de trabajo ya que su inversión de 125 mil dólares en Einstein Sports Advisory le devolvió 900 mil dólares en menos de dos años.

Ellos se encuentran entre docenas de personas en los Estados Unidos que han invertido más de un millón de dólares en fondos de apuestas deportivas, todos administrados por un residente de Las Vegas quien afirma tener la receta secreta para aplastar libros locales. También se encuentran entre un puñado de inversionistas que afirman que no han podido cobrar sus ganancias o recuperar su inversión inicial del administrador de los fondos.

Conocido por sus inversionistas por varios nombres, como John Frank, John Marshall y Jonathan West, el apostador deportivo de 74 años de edad es en realidad John F. Thomas III, un ex criminal que cumplió 10 años por administrar un esquema Ponzi a fines de los ochenta, una investigación del Review-Journal descubrió. Parece que nació como John F. Rodgers y luego cambió su nombre a Thomas en la década de 1980.

Una persona llamada Thomas J. Becker fue encarcelada junto con Thomas por vender fotocopiadoras que no existían a instituciones financieras. Los documentos y los extractos bancarios de la Secretaría de Estado de Nevada muestran que un tal Thomas J. Becker está ayudando a Thomas con los fondos de apuestas deportivas. Ahora, los fondos relacionados con Thomas, Becker o ambos (Einstein Sports Advisory, Quantum Sports Advisory, Wellington Sports Club, Vegas Basketball Club, Vegas Football Club y Sports Psychometrics) se encuentran bajo el escrutinio de la Comisión de Valores de EU (SEC, por su sigla en inglés).

Al menos un investigador de la SEC en la oficina de Los Ángeles, Matthew Montgomery, se ha comunicado con los inversionistas del grupo de fondos de Thomas, dijo David Shapiro, un abogado con sede en California para un inversor.

Montgomery declinó hacer comentarios cuando fue contactado por el Review-Journal.

Otro inversionista descontento en la costa este, quien pidió que no se usara su nombre, relató que llamó a Montgomery y habló extensamente con él respecto a Thomas. Montgomery envió al inversionista un formulario con respecto a los procedimientos para dar testimonio a la SEC, afirmó el inversionista.

Mientras tanto, el Procurador General de Nevada recibió al menos dos quejas sobre el fondo Einstein de inversionistas, pero se negó a confirmar si está investigando a Thomas y sus fondos, según los documentos vistos por el Review-Journal. Mónica Moazez, una portavoz de la Fiscalía General, se negó a proporcionar información adicional.

Michael Lawton, un portavoz de la Junta de Control de Juegos de Nevada, la cual supervisa la regulación de las apuestas deportivas, mencionó que está “familiarizado con un par de fondos”, pero que “no está enterado si tomaron inversiones de los clientes de Nevada. Dicho esto, quiere decir que no estaban operando ilegalmente en Nevada”. Lawton se negó a declarar si la agencia estaba investigando.

Thomas no respondió a múltiples solicitudes de comentarios, mientras que Becker no pudo ser contactado. Ambos hombres están siendo representados por Crane Pomerantz del bufete de abogados SklarWilliams.

“Como en todas las disputas, hay dos lados en la historia. En la coyuntura apropiada, mis clientes esperan proporcionarles su perspectiva. Sería prematuro proporcionar declaraciones adicionales en este momento”, señaló Pomerantz en una declaración al Review-Journal.

Declaraciones de éxito

Durante al menos seis años, Thomas ha estado recaudando decenas de miles de dólares de profesionales y jubilados en Nueva York, Texas, California, Florida, Chicago y Ohio al convencerlos de que tiene un sistema de propietarios de handicapping “el cual es muy preciso en predecir resultados de juegos”, de acuerdo con los contratos de los inversores proporcionados al Review-Journal.

Sus páginas web, los cuales requieren credenciales de inicio de sesión, afirman que siempre ha ganado mucho a lo largo de los años. Su sitio web de Wellington Sports Club, por ejemplo, afirma que generó más del 600 por ciento de ganancia bruta compuesta por cada uno de los últimos dos años fiscales.

Thomas afirmó que invirtió el dinero de sus clientes apostando en equipos muy favorecidos que utilizan apuestas de round robin, que son apuestas que consisten en varios parlays. Un parlay es una apuesta única en dos o más equipos y solo paga si todas las apuestas individuales ganan, lo que las convierte en una de las más riesgosas.

De acuerdo con los datos de la Junta de Control de Juegos de Nevada, el porcentaje de victorias de los casinos de Nevada en parlays ha promediado el 28 por ciento en la última década, comparado con el 5 por ciento de las apuestas individuales.

Thomas encuentra clientes con la ayuda de “asesores de inversión” reclutados a través de anuncios en Craigslist. Cinco asesores de inversiones contactados por el Review-Journal no fueron incluidos como asesores de inversiones registrados en el sitio web de la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera brokercheck.finra.org.

Ahora, aproximadamente 10 inversores le han dicho al Review-Journal que han estado luchando durante meses o incluso años para obtener sus supuestas ganancias, y en muchos casos también su inversión principal. Los inversionistas son todos parte de grupos de cuatro a 13 que invirtieron con los fondos.

Los inversionistas hablaron bajo condición de anonimato porque se avergüenzan de haber caído por lo que dijeron que creen podría ser una estafa. Aparte de los médicos e ingenieros, los inversionistas de Thomas incluyen a Silicon Valley y profesionales de inversión financiera, así como a dueños de negocios.

En los correos electrónicos obtenidos por el Review-Journal, Thomas le advirtió a varios clientes que tiene tanto éxito en ganar (incluso mejor que el famoso inversor en acciones Warren Buffet) que posiblemente no pueda enviar tanto dinero a través de los bancos sin aumentar las sospechas sobre lavado de dinero. También afirmó que los bancos han cerrado sus cuentas, lo que le dificulta enviar dinero.

Thomas le está diciendo a sus clientes, quienes reclaman sus ganancias, que podrá pagarlos tan pronto como las cuentas de apuestas en línea estén disponibles con la aprobación de una “factura nacional de apuestas deportivas”, según los correos electrónicos que envió a los clientes y que fueron obtenidos por el Review-Journal.

“Crecemos dinero un millón de veces más rápido que Warren Buffet…en realidad lo hacemos un cuatrillón de veces más rápido. Simplemente no puedes moverlo a los bancos tan rápido. Las apuestas deportivas en línea resuelven el problema del flujo de efectivo del banco”, describió en un correo electrónico de noviembre a un cliente descontento de Florida. Él invirtió 25 mil dólares con dos amigos y dijo que no ha recibido ni un centavo de vuelta.

Sin embargo, es muy poco probable que un proyecto de ley nacional de apuestas deportivas sea aprobado en el Congreso a corto plazo, mientras que solo seis estados tendrán apuestas móviles para fines de año, señaló Brian Bussmann, socio de Global Market Advisors.

En cualquier caso, la regulación que permite a las personas mover dinero entre las cuentas de apuestas deportivas en línea tomaría “bastante tiempo, y posiblemente un cambio en la ley federal” antes de que se convierta en realidad, indicó Chris Grove, director gerente de Eilers & Krejcik Gaming.

Quejas anteriores

Los fondos de apuestas deportivas estaban prohibidos en Nevada antes de la aprobación del Proyecto de Ley 443 del Senado en 2015, reportó Tony Cabot, profesor de la UNLV y ex abogado de juegos de azar.

Sin embargo, Sports Psychometrics y Vegas Football Club operaban antes de que se aprobara el proyecto de ley de 2015, según los registros de la corte y los datos de la Secretaria de Estado de Nevada.

En 2015, el residente de Arizona, Marc Desabrais, demandó a Thomas y a su Vegas Football Club en el Tribunal de Distrito de Nevada por incumplimiento de contrato luego de que este último supuestamente nunca le pagó nada. En un intento para liberarse de los cargos, Thomas negó las acusaciones.

Desabrais invirtió 50 mil en el fondo en agosto de 2014 y la suma aumentó a poco más de dos millones de dólares para abril de 2015, según los documentos del expediente judicial.

Sin embargo, Desabrais le notificó al tribunal que no había recibido nada de dinero en junio de 2016 y afirmó que Thomas dejó de comunicarse con él.

Thomas le enunció a la corte que el empleado quien realizó las apuestas en los casinos de Las Vegas, se ahogó durante un viaje a Nicaragua en mayo de 2015 y que se perdieron las entradas ganadoras por valor de millones de dólares.

El caso finalmente fue resuelto fuera de la corte. Desabrais declinó hacer comentarios cuando fue contactado por el Review-Journal.

En 2017, Oregon emitió una orden de cese y desistimiento contra Wellington Sports Club y Becker, cuyo nombre figura en los documentos de registro de la Secretaría de Estado de Nevada, para promover el fondo en el estado. Oregon anunció que ni el fondo era un valor registrado, ni Becker era un vendedor registrado. Le multó con 35 mil dólares.

Oregon envió copias de sus hallazgos a la Junta de Control de Juegos de Nevada en mayo de 2018 y al Secretario de Estado de Nevada en junio, según Brad Hilliard, un portavoz de la División de Regulación Financiera de Oregon.

En agosto, las autoridades de Minnesota se contactaron con el Secretario de Estado de Nevada para obtener información sobre Quantum Sports Advisory luego de una queja anónima sobre el fondo, según Ross Corson, un portavoz del Departamento de Comercio de Minnesota. Minnesota no pudo encontrar pruebas de que la inversión se vendiera a los residentes del estado. El Review-Journal fue contactado por un inversionista de Minnesota en abril quien aseguró estar luchando para recuperar más de 100 mil dólares en capital.

No está claro cuándo los reguladores de Nevada se enteraron de Thomas y sus fondos. El secretario de Estado de Nevada declinó hacer comentarios.

Manteniendo la fe

Al menos dos inversionistas en Vegas Basketball Club tienen la esperanza de obtener su dinero de Thomas. En un intercambio de correos electrónicos con otro inversor, el ingeniero retirado de Texas escribió que “en abril comenzó un nuevo programa de apuestas aseguradas de béisbol llamado Progressive Betting”.

“Él está muy seguro de que hará millones en mayo y podrá pagarnos a todos por completo en ese momento”, escribió el inversionista. “Le dije que la mayoría de nosotros todavía tenemos fe en él de que nos pagará, pero no podemos controlar a todos”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like