75°F
weather icon Clear

Henderson despide a la jefa de policía LaTesha Watson

LaTesha Watson fue despedida como jefa de la policía de Henderson después de menos de dos años en el puesto, informó el jueves el subjefe de la ciudad, Bristol Ellington.

Su partida se produjo después de una semana sin labores con el departamento. Ni Watson ni su abogado pudieron ser contactados de inmediato para hacer comentarios el jueves.

Ellington se negó a proporcionar más comentarios sobre el despido de Watson.

A Watson se le otorgó una licencia de baja remunerada el 14 de marzo, días después de que una investigadora independiente recomendara que los funcionarios de la ciudad consideraran seriamente despedirla. El subjefe, Thedrick Andrés, intervino como jefe interino.

La semana pasada, los funcionarios cambiaron a Watson de baja remunerada a licencia sin derecho a pago después de que perdió una oportunidad de tres semanas para firmar un acuerdo de separación con la ciudad que le habría exigido que renunciara el próximo mes.

“Conducta inapropiada y corrupción”

La ciudad le brindó a Watson y su abogado, Marc Cook, la oportunidad de presentar una contraoferta al acuerdo de separación original.

En un correo electrónico enviado al fiscal de la ciudad, Nicholas Vaskov, el lunes, Cook mencionó que Watson quería continuar como jefa “sin ser hostigada, conspirada en contra, restringida con base a acuerdos de represalia en la trastienda y sin más discriminación”.

Cook también pidió que se detuvieran los “comentarios falsos y difamatorios, así como el ambiente de trabajo hostil en su contra”, que han afectado su capacidad para realizar su trabajo.

“Esta conducta inapropiada y esta corrupción, han violado los derechos de la jefa Watson y han impedido su capacidad para desempeñar su trabajo para la comunidad”, escribió Cook. “Esto ya no se puede tolerar con impunidad”.

Si ella hubiera firmado el contrato de separación original, Watson habría recibido más de 24 mil 500 dólares por tiempo libre pagado, pero se le habría prohibido presentar cualquier reclamo contra la ciudad.

El contrato también contenía una cláusula de no separación que habría permitido a la ciudad multar a Watson con cinco mil dólares por cada violación.

Un mandato difícil

Watson se unió al Departamento de Policía de Henderson en noviembre de 2017 como forastera y reformista después de que su antecesor, Patrick Moers, fuera expulsado en medio de una investigación de acoso sexual.

Watson provocó cambios en la forma en que la policía de Henderson patrulla la ciudad. El año pasado, implementó prácticas policiales de base geográfica en un esfuerzo por darles a los oficiales un sentido de propiedad sobre sus áreas de patrulla.

También reorganizó el departamento para poner a docenas de oficiales en patrullas.

Pero su mandato estuvo salpicado de investigaciones internas sobre su conducta y el rechazo de los sindicatos policiales. El año pasado, la ciudad gastó más de 50 mil dólares en investigar a la jefa por primera vez.

En noviembre, dos sindicatos de la policía de Henderson presentaron una queja ante la Junta de Relaciones con los Empleados y la Administración del Gobierno Local del Estado, alegando que Watson y Andrés intentaron separar los grupos laborales. La presentación está pendiente en la oficina.

Dos días antes de que Watson fuera puesta bajo licencia, una investigadora independiente informó que las investigaciones internas encontraron varios problemas, como su falta de respeto a las órdenes de su supervisor, los intentos de influir en la comunicación de los empleados y su culpabilidad en sembrar la desconfianza y la división entre los empleados, según los registros.

“Es poco probable que el coaching cambie las decisiones y conductas inapropiadas e ineficaces involucradas o que la ciudad pueda implementar un mecanismo efectivo para evitar que los problemas vuelvan a ocurrir”, escribió la investigadora Wendy Krincek en el informe del 12 de marzo.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.