55°F
weather icon Clear

Hermanas de Las Vegas proceden demandas a USA Gymnastics tras escándalo de acoso sexual

LOS ÁNGELES – Dos hermanas de Las Vegas que son ex miembros del equipo nacional de gimnasia nacional, presentaron demandas por extorsión el lunes contra la organización y el ex médico del equipo, Larry Nassar, quien fue condenado a prisión por agredir sexualmente a jóvenes atlétas.

La medallista de bronce olímpica Tasha Schwikert-Warren y su hermana, Jordan Cobbs, quienes crecieron en Las Vegas y se entrenaron en Gymcats en Henderson, anunciaron sus demandas junto con sus abogados en Los Ángeles.

Ambas mujeres aseguran que fueron abusadas por Nassar.

“La valentía de las compañeras gimnastas, incluida mi hermana, que se han presentado para compartir sus historias me ha animado a hablar y compartir mi verdad”, señaló Schwikert-Warren, de 33 años.

La mujer estaba al lado de su hermana menor mientras describía una cultura “manipuladora” y “abusiva” en USA Gymnastics.

“Estoy indignada de que USA Gymnastics aún no haya asumido la responsabilidad de crear esta cultura tóxica, que permitió que este abusador de menores se saliera con la suya durante décadas”, comentó Schwikert-Warren durante la conferencia de prensa, que se llevó a cabo en las oficinas de Panish Shea & Boyle, bufete de abogados.

Las hermanas señalaron que estaban motivadas a exponerse al público después del reciente arresto del ex presidente de USA Gymnastics, Steve Penny en relación con las denuncias de que había manipulado pruebas en el caso de Nassar. Sus demandas se presentaron ante el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles, en el estado donde las hermanas alegan que fueron agredidas sexualmente en numerosas ocasiones.

Tratan de responsabilizar a los acusados, incluido el Comité Olímpico de los EE.UU., por remitirlos a Nassar para que recibieran tratamiento médico, a pesar de que sabían “o debieron haber sabido del abuso sexual de Nassar y podrían haberlo evitado al tomar en serio las denuncias de abuso sexual y mantener un cultura de la rendición de cuentas y la transparencia”.

Los esfuerzos para contactar a los acusados el lunes no tuvieron éxito. Pero en julio, USA Gymnastics y el Comité Olímpico de los Estados Unidos presentaron documentos judiciales por separado para tratar de absolverse de la responsabilidad legal por los delitos de Nassar.

“Responsabilidad moral y social”

En un documento, el Comité Olímpico de los Estados Unidos reconoció que es “apropiadamente” parte de las “discusiones sobre la responsabilidad moral y social por el abuso sexual, incluidas las preguntas legítimas sobre qué se podría haber hecho para reconocer y detener el abuso de Nassar”.

Pero las mociones señalan que no hay fundamentos legales para demandar al comité, porque Nassar nunca trabajó para ellos, ni sus crímenes fueron previsibles por el comité.

Según una declaración emitida el lunes en nombre de las hermanas, las demandas son las primeras relacionadas con el escándalo en buscar daños en virtud de la Ley de Organizaciones Influidas y Corruptas de Racketeer, “ya que cada uno de estos acusados participó en un patrón de actividades de extorsión que incluyen la explotación sexual, el abuso, el tráfico de menores y la conspiración para cometer tales actos”.

El abogado Muhammad Aziz comentó que el equipo legal de las hermanas decidió buscar daños en virtud de la Ley RICO porque el Comité Olímpico de los Estados Unidos “estaba influyendo en la USAG para que no disciplinara y castigara a algunos de estos entrenadores”.

Mencionó que en 1999, el comité amenazó con removerle la certificación a USA Gymnastics como el órgano rector del deporte por no dar el debido proceso a los entrenadores acusados de mala conducta.

“¿Qué pasa con el debido proceso para las niñas?”, señaló el abogado. “Cada vez que las organizaciones actúan de la manera en que encubren la evidencia de los delitos, pueden ser responsables bajo RICO”.

Relación basada en la confianza

Schwikert-Warren señaló que ha reprimido los recuerdos y las emociones del abuso sexual a manos de Nassar y un trastorno de la alimentación que le tomó dos años de terapia para superar.

“Simplemente los guardas y no hablas de ellos”, confesó. “Fue una de las cosas más difíciles de hacer en mi vida, mirarme en el espejo y decir: ‘No, no, te han pasado cosas malas, sabes quiénes lo hicieron, hablemos de ellos”.

Nassar, de 55 años, era famoso por entrenar a algunos de los mejores atletas de la nación en este deporte, incluidos los gimnastas de la Universidad Estatal de Michigan y los atletas olímpicos de USA Gymnastics.

Después de una audiencia de siete días en enero en la que más de 150 mujeres y niñas hicieron declaraciones sobre el abuso sexual por parte de Nassar bajo el disfraz de tratamiento médico, el médico fue condenado de 40 a 175 años de prisión por un juez que le dijo: “Acabo de firmar tu sentencia de muerte”.

Según las demandas de las hermanas, Nassar primero asaltó sexualmente a Schwikert-Warren cuando tenía 15 años, después de un “período de aseo” de dos años en el que desarrolló “una relación personal con ella basada en la confianza”, y luego continuó abusando ella más de 100 veces en los próximos cinco años.

Schwikert-Warren declaró que la cultura en USA Gymnastics se basaba en el “miedo, el silencio y la intimidación” y prohibía a los atletas comunicar sus sentimientos o hablar sobre sus cuerpos.

En los Juegos Olímpicos de verano de 2000 en Sydney, admitió que se echó a llorar porque estaba muerta de hambre.

Reacciona entrenadora de Henderson

Cassie Rice, la entrenadora personal y mentora de las hermanas de su tiempo en Gymcats, reveló en una entrevista telefónica el lunes que se enteró del abuso en septiembre.

Ella entrenó a Schwikert-Warren y su hermana desde que tenían 7 y 5 años, respectivamente.

Rice dijo que le preguntó a Schwikert-Warren cuándo surgirían las acusaciones si Nassar había abusado de las hermanas y ella respondió: “No, te lo habría dicho”.

La entrenadora agregó que el caso de Nassar es “exponer muchas otras cosas sobre el deporte que son más frecuentes y más dañinas para toda la vida”, como la presión para ser delgado y “presionar sin importar qué”.

“Todavía a veces yo las presionaba más allá de lo que haría hoy”, confesó Rice. “Pensamos que los buenos entrenadores eran los que se apegaban a la tarea sin importar qué, la mentalidad era ser duro, ser duro, ser duro”.

Ella aseveró que espera que sus ex atletas puedan ayudar a cambiar el alcance de la gimnasia para los futuros gimnastas.

“He estado más o menos en una misión para educar a los entrenadores sobre un montón de principios diferentes que dañan inadvertidamente al atleta. Todavía hay una cultura en el nivel superior”, recalcó Rice. “Todos nosotros, como entrenadores, necesitamos cambiar esa mentalidad en todo el país y asegurarnos de que escuchamos a nuestros atletas y asumimos un rol de asociación con ellos en lugar del rol autoritario que hemos asumido en el pasado”.

Medallas “no valen la pena”

Schwikert-Warren, ahora madre y abogada en Las Vegas, recibió una medalla de bronce olímpica en 2000. En 2012, fue incluida en el Salón de la Fama de Gimnasia por sus logros, que incluyen una medalla de oro en el Campeonato Mundial de Gimnasia, un equipo mundial de 2003 y más medallas de oro y títulos nacionales completos de 2005 y 2008 de la NCAA mientras estudiaba en la UCLA.

“Al final del día miras tus medallas, y una medalla es genial. Es un objeto material, pero los recuerdos detrás de eso no valen la pena”, afirmó. “Los gimnastas necesitan hacer el deporte bajo sus propios términos; no creo que tenga que ser abusivo y una pesadilla de una carrera de gimnasia para tener éxito, se puede ser feliz, se puede ser saludable y podemos tener éxito”.

Su hermana de 32 años también asistió a UCLA y compitió en el equipo nacional de USA Gymnastics. Ella se ubicó en el tercer lugar en el clásico clásico de 2002 y la segunda en piso y viga. Ganó títulos de barras completos e irregulares en el 2002 Gymnix International en Montreal y el premio de gimnasta del año de la UCLA en 2008.

Según los registros judiciales, Nassar abusó de Cobbs por primera vez cuando tenía 14 años y la atacó más de 15 veces. Ahora trabaja como entrenadora personal para gimnastas jóvenes en Desert Gymcats, dirigida por la madre de Rice.

Cobbs comentó que recientemente se dio cuenta de que era una víctima, pero que estaba sufriendo por dentro y quería volver a entrenar porque nunca sintió que había terminado su carrera de gimnasia con una buena nota.

“Es por eso que entreno, quiero que vean la gimnasia amando lo que hicieron, amando lo que ponen su corazón y alma”, explicó. “Esa es nuestra identidad, ser gimnastas”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Lo abierto y cerrado por Nevada Day

En celebración de Nevada Day, varias oficinas y negocios estarán cerrados para conmemorar la admisión del estado a la unión. Aquí hay una lista de algunos cierres y aperturas del viernes.

 
Mueren dos en accidente de avión al sur de Las Vegas

Dos personas murieron cuando un pequeño avión se estrelló y se incendió el jueves al sur del valle de Las Vegas, reportaron las autoridades.

Anuncia “Hope Means Nevada” una esperanza que crece

Hope Means Nevada, una organización comunitaria -sin fines de lucro- enfocada en eliminar el suicidio de jóvenes en el estado, anunció “Rising Hope”, un festival virtual gratuito en todo el estado, para crear conciencia sobre cómo el bienestar mental salva vidas y ayuda a quienes luchan con alguna enfermedad mental, a encontrar recursos y soporte en la comunidad.

Recuerdan a víctimas de violencia doméstica

Para recordar a las víctimas de violencia doméstica, The Shade Tree organizó una emotiva vigilia privada donde se reunieron trabajadores de primera línea y sobrevivientes. El evento aconteció el jueves 22 de octubre en las instalaciones de este refugio, fue llamado “Jueves Morado”, un color que es asociado son la solidaridad.