Hermandad Mexicana organizó taller de violencia doméstica

La organización sin ánimo de lucro, Hermandad Mexicana Transnacional, llevó a cabo el fin de semana pasado, un taller acerca de la violencia doméstica, como identificarla, el apoyo de parte de otras asociaciones especializadas en brindar protección a las víctimas y se hizo énfasis en poner una denuncia con la policía sin importar su estatus migratorio.

Por su parte, Luz Marina Mosquera, directora de Hermandad Mexicana, explicó que se deben buscar la mayor cantidad de organizaciones que trabajen con violencia domestica, recursos y prevención, además de no tener miedo a reportar un crimen de esta índole, “al reportar un crimen el oficial nunca le va a pedir por sus documentos legales, ellos se interesan en su protección”.

Hay agresores que amenazan con el estatus migratorio de su víctima, y las mantienen con el miedo, por eso las personas no pueden encontrar una salida por miedo a ser deportados y soportan los abusos y vivir bajo violencia doméstica, acorde a casos que comúnmente atienden en Hermandad Mexicana.

Por eso se hacen los talleres de información, no tiene que ver el estatus legal, “hay que romper el mito de que por venir de otro país esos temas de sexualidad no se hablan en familia, tenemos que lograr que los padres conozcan qué es un abuso sexual”, dijo Mosquera.

Hay algunos casos que son elegibles para el estatus legal de la Visa U, comúnmente violencia doméstica y abuso sexual son válidos para proceder a una petición. Hermandad Mexicana tiene fondos de gobierno para realizar el trámite sin costo, acceder a la protección y canalizar a víctima con organizaciones para superar su caso en lo psicológico.

“Yo dejaba encargada a mi hija de 12 años de edad con mi hermano, un día mi niña me dijo que su tío le había tocado el busto, le creí a mi hija y corrí a mi hermano de la casa, nunca lo denuncié por que no hubo violación y pensé que no sería considerado un caso grave”, confesó una de las participantes del taller, quien prefirió no dar su nombre a la prensa.

Casos como el que expuso la participante del taller, son del tipo que atiende Wendy Losada, gerente de programa, de la organización The Rape Crisis Center, “ese caso fue detenido a tiempo, gracias a la confianza entre madre e hija, pero pudo haber llegado a una violación en el mismo domicilio y con alguien de la familia, sin embargo sí procedía una denuncia policial”.

Es muy importante, a consideración de Losada, hablar de las partes del cuerpo con los hijos y nombrar todo por su nombre, como los órganos sexuales pene y vagina, para que el niño sepa que son privadas y nadie debe de tocarlos. Otra forma de molestar sexualmente a un joven, es mediante mensajes de celular, llamadas o mostrarles pornografía.

“Conociendo el cuerpo, el niño puede decirle a los padres o maestros, si un fulano le está tocando y deben tener la confianza de decir que les incomoda. Cuando pensamos en abuso sexual se viene a la mente violación, para una violación debe haber penetración, con o sin fuerza y sin consentimiento, en Nevada se le llama oficialmente asalto sexual”, explicó Losada.

93% de las víctimas infantiles conoce a su atacante, según The Rape Crisis Center, comienzan con juegos, luego besos inocentes y luego el tocar hasta el abuso, el niño todo el tiempo piensa que es un juego, y el ofensor nunca tuvo que ocupar fuerza hasta que llega al asalto sexual.

En el caso de las mujeres, las estadísticas de este centro, indican que 75% conoce a su ofensor, “hostigamiento sexual en el trabajo, enseñar fotos o videos, las personas que se acercan demasiado para tocar como no se debe, se debe reportar a los jefes, eso es un crimen”, complementó Losada.

Para más informacion puede llamar:

The Rape Crisis Center

702-385-2153

Hermandad Mexicana Transnacional

702-598-0052

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like