102°F
weather icon Clear

HRW denuncia aumento global de opresión y abusos de los autócratas

Human Rights Watch (HRW) publicó su informe anual sobre la situación global de los derechos humanos, en el que denunció un aumento en la opresión y abusos de los autócratas en mundo, resaltando la represión en Myanmar, Siria y Brasil.

En la 29ª edición de su Informe Mundial 2019, la organización defensora de los derechos humanos destacó que ante dichas prácticas también existe una creciente tendencia mundial de contraataque frente a los abusos de los autócratas que acaparan a diario los titulares,

“Tanto en la Unión Europea como en las Naciones Unidas y en todo el mundo, coaliciones de Estados, a menudo respaldadas por grupos de la sociedad civil y protestas populares, están resistiéndose a los populistas que violan los derechos humanos”, destacó.

En su informe de 674 páginas, HRW analiza las prácticas de derechos humanos en más de 100 países, incluidos Myamar, donde existe limpieza étnica contra los musulmanes rohingya, los bombardeos dirigidos por Arabia Saudita de civiles yemeníes y el baño de sangre en Siria.

Además, el documento expresa su preocupación por la llegada del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro al frente de Brasil, debido a su línea dura contra el crimen y el apoyo a la fuerza letal por parte de la policía.

“En el último año China intensificó su represión a los peores niveles vistos desde la masacre de manifestantes en 1989 del movimiento democrático de la Plaza Tiananmen”, destacó el documento, publicado integramente en la página Web de la organización no gubernamental (ONG).

En un comunicado sobre su informe, HRW destacó que las actuales autócratas intentan socavar la democracia demonizando a las minorías vulnerables y convirtiéndolas en chivos expiatorios para reforzar su apoyo popular.

“Estos líderes debilitan los controles institucionales al poder del gobierno, incluyendo un poder judicial independiente, medios de comunicación libres y grupos cívicos comprometidos”, destacó la declaración.

El costo humano, agregó puede ser enorme, como demuestran la crisis humanitaria en la Venezuela otrora rica en petróleo, los miles de asesinatos extrajudiciales como parte de la “guerra contra las drogas” en Filipinas o la detención arbitraria en China para adoctrinamiento forzado de un millón de uigures.

En su reporte, HRW cuestionó también la decisión del presidente chino, Xi Jinping, de eliminar los límites de mandato a su presidencia y ampliar enormemente el operativo de vigilancia de los ciudadanos ordinarios en China.

“Las autoridades ampliaron su ataque a la libertad de expresión deteniendo a periodistas, procesando a activistas, reforzando el control ideológico sobre las universidades y expandiendo la censura en Internet”, apuntó.

En su ensayo introductorio, el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth destacó que la gran novedad del último año en materia de derechos humanos no ha sido la persistencia de las tendencias autoritarias sino la creciente oposición que enfrentan.

Esta resistencia, agregó, ha permitido defender la prohibición de las armas químicas, convencer al presidente de la República Democrática del Congo (RDC), Joseph Kabila, para que acepte los límites a su mandato, y exigir una exhaustiva investigación del asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi.

“Los mismos populistas que están propagando el odio y la intolerancia también están estimulando una resistencia que sigue ganando batallas”, dijo Roth, aunque descartó que el triunfo en ningún caso esté garantizado.

“Las victorias en el último año sugieren que los excesos de los regímenes autocráticos están avivando un poderoso contraataque a favor de los derechos humanos”, apuntó el director ejecutivo de HRW, con sede en esta ciudad.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.