Human Rights Watch denuncia violación de derechos en Venezuela

Golpes brutales, torturas, omisión de derechos y disparos a quema ropa contra manifestantes no armados, entre otros abusos físicos y psicológicos, han sido perpetrados por las fuerzas de seguridad venezolanas empleando el uso ilegítimo de fuerza como respuesta a manifestaciones masivas contra el gobierno, según un informe difundido este lunes por Human Rights Watch (HRW).

La periodista de 24 años Dayana Méndez Andrade fue una de las víctimas. Se encontraba cubriendo una manifestación el 20 de marzo pasado en Valencia. Pese a que vestía un chaleco con una enorme leyenda de ‘prensa’, miembros de la Guardia Nacional le lanzaron gases lacrimógenos y fue rodeada.

Cuando ella explicó que era periodista, un guardia respondió: “¡Me están tomando fotos! Ustedes son los que mandan la foto que dicen ‘SOS Venezuela’. Son los que causan los problemas, dejando mal la Guardia Nacional”. Acto seguido, los guardias le dispararon perdigones que le lastimaron en la pierna y la cadera.

Este y otros 45 casos fueron documentados en el informe de 103 páginas titulado “Castigados por protestar: Violaciones de derechos humanos en las calles, centros de detención y sistema judicial de Venezual” que afecta a más de 150 personas en los que elementos de seguridad vulneran el derecho de los manifestantes.

“La escala de las violaciones de los derechos que hemos encontrado en Venezuela y la colaboración de las fuerzas de Seguridad y funcionarios de justicia para cometerlos muestra que éstas no son violaciones aisladas o excesos de unos pocos”, dijo el director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco.

Pero eso no es todo, de acuerdo con el informe, las fuerzas del orden también permiteron que pandillas armadas partidarias del gobierno atacaran a civiles que no estaban armados.

La investigación que Human Rights Watch llevó a cabo se realizó en marzo de 2014, que incluyó visitas a Caracas y a los estados de Carabobo, Lara y Miranda, y realizó decenas de entrevistas a víctimas de abusos y sus familiares, testigos, profesionales médicos, periodistas, abogados y defensores de derechos humanos.

Asimismo se reunieron diversas evidencias como fotografías, grabaciones de video, informes médicos, resoluciones judiciales y declaraciones oficiales, que dada la naturaleza del momento de los abusos, se sugiere que el propósito no fue restablecer el orden público sino castigar las opiniones políticas.

En tanto, en al menos 10 de los casos documentados, HRW piensa que las tácticas abusivas utilizadas por las fuerzas de seguridad constituyen tortura.

El reporte exige a Venezuela cesar de inmediato todas las violaciones a los derechos humanos, investigarlas de manera imparcial y castigar a los responsables.

Además urge al gobierno a permitir las visitas solicitadas por los relatores especiales sobre tortura, libertad de prensa y de independencia de jueces y abogados de Naciones Unidas y a girar una invitación al relator del Grupo de trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la misma organización.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like