Humane Network, con sede en Reno, dirigirá el refugio contra la ejecución de animales del sur de Nevada tras acusaciones de malversación de fondos

Las preocupaciones sobre la posible malversación de fondos en el único albergue que prohíbe la ejecución de animales del sur de Nevada, se cocinaron a fuego lento durante semanas antes de que la organización anunciara el viernes que toda su junta directiva estaba renunciando.

La abogada de Las Vegas y ex miembro de la junta, Tina Walls, presentó una queja el 29 de marzo ante la oficina del fiscal general del estado, acusando a la ex presidenta y miembro de la junta, Kathlene Jung, de gastar fondos del albergue para uso personal, según los registros obtenidos por el Las Vegas Review-Journal.

Walls presentó la queja aproximadamente dos semanas antes de que la Sociedad de Nevada para la Prevención de la Crueldad Animal (NSPCA) anunciara que su junta directiva estaba renunciando.

En el mismo anuncio, el refugio declaró que su junta directiva había votado a favor de entregar las operaciones a “Humane Network”, con sede en Reno, la cual brinda consultoría a organizaciones sin fines de lucro de bienestar animal. La oficina del fiscal general se negó a comentar el lunes si sus investigadores estaban inspeccionando las denuncias de Walls, pero confirmó que había recibido su queja.

La votación de la junta el viernes se produjo una semana después de que el comisionado del Condado de Clark, Michael Naft, también le pidiera al fiscal general del estado, Aaron Ford, una carta para investigar las acusaciones de malversación de fondos en el refugio, ubicado en 4800 W. Dewey Drive, cerca de Decatur Boulevard y Russell Road.

Naft, quien representa el distrito en el que se encuentra el refugio, notó que había estado comunicándose con los miembros de la junta durante meses sobre los reclamos.

Gasto “no animal”

En su queja de seis páginas, Walls escribió que mientras revisaba los registros financieros de la agencia después de que fue elegida para formar parte de la junta en febrero, rápidamente “se alarmó ante la escalada de los gastos no relacionados con los animales”.

Ella acusó a Jung de gastar más de 148 mil dólares de una tarjeta de débito de Nevada SPCA el año pasado y señaló que el gasto en comidas y entretenimiento en la organización había aumentado en “más del tres mil por ciento” desde 2018, según la queja.

“Kathy Jung le envió cheques a su novio, Scott Reber, en 2018 y 2019 y todos menos uno de esos cheques no fueron respaldados por ninguna factura que, como mínimo, infringió las políticas de control financiero interno y en el caso de los pagos a ella. El novio violó las políticas de conflicto de intereses de la NSPCA”, escribió Walls en la queja.

En una entrevista con el Review-Journal, Walls dijo que presentó la queja porque estaba “muy preocupada”.

“Cada centavo cuenta en una organización sin fines de lucro”, aseguró Walls. “Y es extremadamente importante que la junta directiva y la organización sean un buen administrador de los fondos del propietario y el aumento de los gastos”.

Cuando llegó el viernes, Jung comunicó en una declaración que la queja “fue generada por un ex miembro descontento de la junta”.

“La queja no tiene mérito y tengo la intención de defender vigorosamente las acusaciones”, continuó la declaración.

Historia del robo

Los registros de la corte del Condado de Clark muestran que Jung ha sido acusado de mal uso de fondos anteriormente.

En 2004, fue acusada de 63 cargos de robo, la mayoría de ellos delitos graves, cuando trabajaba como administradora de Budget Rent-A-Car and Sales en Las Vegas, según una denuncia penal.

Ella había estado convirtiendo los cheques de la compañía en cheques de caja y luego usaba los fondos para pagar préstamos personales y cuentas de tarjetas de crédito, según la queja.

Jung se declaró culpable en 2005 de un delito menor por intento de robo y fue sentenciada a libertad condicional, según los registros. Un juez también le ordenó pagar 285 mil dólares en restitución.

Ella no devolvió una solicitud de comentarios el lunes.

Dos días antes de que Walls presentara su queja, cinco miembros de la junta directiva, incluida Walls, le pidieron a Jung que renunciara, pero en la misma reunión del 27 de marzo, otros cinco miembros de la junta se negaron a destituirla como presidenta y Jung se negó a renunciar.

Así que los cinco miembros de la junta que querían que Jung se fuera, se retiraron en respuesta.

“Si fue removida como presidenta y miembro de la junta directiva, pensé que podríamos manejarlo internamente”, explicó Walls.

Pero cuando eso falló, Walls respondió que “presentar una queja ante el fiscal general se convirtió en nuestro único recurso”.

Jung y los cinco miembros restantes de la junta se retiraron el viernes, cuando votaron para entregar la organización a Humane Network. En un comunicado, Jung dijo que la medida era “por el mejor interés de los animales a nuestro cuidado”.

Nuevo liderazgo

Bajo la dirección de Humane Network, Nevada SCPA creará una junta completamente nueva y contratará a un nuevo director ejecutivo, de acuerdo con el anuncio del viernes.

Humane Network también tiene la intención de contratar a un contador externo para administrar las finanzas del refugio y establecer protocolos estándares para manejar donaciones y compras, según el anuncio.

Cuando nos contactaron por teléfono el lunes, el consultor de Humane Network, Mark Robison, expresó que “nos pareció un ajuste natural poder hacerlo”.

Añadió que la organización espera conseguir candidatos y comenzar el proceso de contratación para la junta en las próximas semanas.

El lunes en el albergue, todo se llevó a cabo como de costumbre: seis perros encontraron nuevo hogar y la coordinadora de adopciones, Shelby Haycock, jugó con un gato anaranjado llamado Gingeraffe.

Haycock añadió que los empleados se enteraron la semana pasada de que Humane Network se estaba haciendo cargo. Pero la mayoría parecía entusiasmada con la posibilidad de que sus nuevos dueños dediquen más recursos a los animales médicamente frágiles del refugio.

“Esto realmente ayudará al contraataque”, manifestó Haycock, refiriéndose a Humane Network como “la mejor en la industria”.

“Realmente amamos a los animales, queremos lo mejor para ellos y no queremos que nada nos quite lo que podemos hacer por ellos”, concluyó.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like