Iglesia trabaja sobre denuncias de abuso sexual: Arzobispo de Los Ángeles

Ante la ola de acusaciones de abusos sexuales que involucra a sacerdotes, el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, opinó que la declaración de los obispos de Estados Unidos, emitida recientemente, es “sólo el comienzo de lo que se necesita hacer, pero es un buen comienzo sólido”.

Gómez, quien ha evadido hacer comentarios a la prensa, reconoció que la declaración emitida por el Comité Administrativo de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), es “un buen y sólido comienzo”.

La iglesia católica estadunidense en la última década ha pagado cientos de millones de dólares en indemnizaciones a cientos de víctimas de sacerdotes pederastas que cometieron abusos sexuales por muchos años contra sus feligreses, la mayoría de ellos desde que eran niños.

En un mensaje enviado a la comunidad religiosa de Los Ángeles, Gómez compartió las medidas que se tomarán dentro de su autoridad sobre los escándalos de abuso sexual.

Afirmó que “estamos trabajando arduamente en la Conferencia de Obispos de Estados Unidos para abordar los escándalos en la iglesia”.

“Continuamos profundamente perturbados y entristecidos por lo que ha sucedido. estamos decididos a buscar respuestas a preguntas que se han planteado”, dijo.

“Y comprometidos a dar todos los pasos necesarios para garantizar que estamos protegiendo a personas a las que estamos llamados a pastorear y atenernos a los más altos estándares de responsabilidad ante Dios y ante toda la familia de Dios”, aseguró el arzobispo.

Este USCCB emitió una declaración sobre los escándalos sexuales al interior de la iglesia, en ella los obispos se comprometen a “sanar y proteger con toda la fuerza que Dios nos brinda”.

“El Comité Administrativo de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos nos reunimos la semana pasada en Washington, en este momento de vergüenza y tristeza. Algunos obispos, por sus acciones o por su falta de acción, han causado un gran daño tanto a las personas como a la iglesia en general”, reconoció.

Además, inició el proceso para elaborar un código de conducta para obispos con respecto al abuso sexual de un menor; acoso sexual o mala conducta sexual con un adulto; o negligencia en el ejercicio de su cargo relacionado con tales casos.

Apoyó una investigación completa sobre la situación que rodea al arzobispo McCarrick, incluidos sus presuntos abusos contra menores, sacerdotes y seminaristas, así como las respuestas a esas acusaciones.

“Esto es solo un comienzo. La consulta con una amplia gama de padres preocupados, expertos y otros laicos junto con el clero y los religiosos proporcionará medidas adicionales y específicas que se tomarán para reparar el escándalo y restablecer la justicia”, indicó el arzobispo Gómez.

“Acogemos con humildad y agradecemos la asistencia de todo el pueblo de Dios para hacernos responsables”, señaló.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like