Impulsan educación de calidad para hijos de jornaleros

Una de las prioridades de las autoridades es garantizar el derecho a una educación de calidad para todos, en especial para las poblaciones con mayor desventaja, entre las que se encuentran los hijos de jornaleros agrícolas migrantes, dijo la consejera presidenta de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Teresa Bracho González.

Durante el Foro Nacional de Seguimiento de las Directrices del INEE para mejorar la atención educativa de niñas, niños y adolescentes de familias de jornaleros agrícolas migrantes, indicó que aún se tiene que trabajar mucho para que se cumpla con ese derecho, y agregó que, en esa tarea, es importante la aportación de las asociaciones.

Ante los representantes de las organizaciones civiles Mar Adentro A.C. (Jalisco), Fundación SM de Ediciones México A.C. (Ciudad de México), Fundación del Empresariado Chihuahuense A.C., y Centro de Desarrollo Indígena Loyola A.C (Guanajuato), destacó que los ejes en los que se basan las directrices del INEE, son la equidad y la igualdad.

Bracho González expuso que es necesario hacer visibles a estas poblaciones para que sean beneficiarias de las acciones contempladas en políticas públicas orientadas a otorgarles enseñanza de calidad.

En el panel, las organizaciones de la sociedad civil como aliados en la atención a las directrices del INEE, coincidieron en que este instituto debe hacer visible a la población migrante, y para ello propusieron realizar un trabajo interinstitucional que permita contar con un censo que aporte información confiable y a detalle sobre ella.

Alexy Romero García, representante de Mar Adentro, consideró que otra de las tareas que debe emprender el INEE, es promover entre los diversos sectores de la sociedad las directrices que emite para mejorar la educación obligatoria que se imparte a todos los mexicanos, en especial, a los hijos de jornaleros agrícolas migrantes.

Cecilia Eugenia Espinosa Bonilla, de Fundación SM, resaltó que, para llevar educación de calidad con equidad a los más necesitados del país, es necesario conocer su realidad y reconocer su diversidad.