Informe final de la policía sobre el tiroteo en Las Vegas incapaz de determinar el motivo

La policía de Las Vegas ha concluido su investigación del tiroteo del 1 de octubre sin una idea clara de por qué Stephen Paddock asesinó a 58 personas e hirió a cientos más.

El alguacil del Condado de Clark, Joe Lombardo, dio a conocer el informe final del Departamento de la Policía Metropolitana el viernes, pero afirmó que los investigadores no pudieron determinar el motivo del tiroteo aleatorio más mortífero en la historia de los EE.UU.

“Lo que hemos podido responder son las preguntas sobre quién, qué, cuándo, dónde y cómo”, destacó Lombardo en una conferencia de prensa. “Lo que no hemos podido responder definitivamente es el ‘por qué’ Stephen Paddock cometió este acto”.

Paddock, de 64 años, abrió fuego con rifles de alto poder contra los asistentes al festival de música country Route 91 Harvest desde su habitación en el piso 32 en el complejo Mandalay Bay poco después de las 10 p.m. Él equipó los rifles con dispositivos conocidos como “automatizadores” para disparar ráfagas sostenidas como armas automáticas.

Se suicidó cuando los oficiales se acercaron.

Paddock actuó solo, no dejó ninguna nota de suicidio o manifiesto, y la policía no encontró evidencia de que perteneciera o apoyara a ningún grupo de odio u organización terrorista, nacional o extranjera. No tenía antecedentes penales, y financieramente, no estaba en deuda con nadie, encontró la investigación.

“En referencia a las 2 mil pistas investigadas, 22 mil horas de video, 252 mil imágenes obtenidas y aproximadamente mil procesos legales cumplidos, no se encontró nada que indique un motivo por parte de Paddock o que actuara con alguien más”, indica el informe.

Un hombre de Arizona acusado de suministrar Paddock con municiones es la única persona a la que se acusa en relación con el caso. Douglas Haig enfrenta cargos federales de conspiración para fabricar y vender ilegalmente la munición.

Lombardo dijo que no anticipa más arrestos.

El informe de 187 páginas no aborda las tácticas policiales ni la respuesta de emergencia al ataque.

“Esto no es una revisión de las acciones o respuestas de cada oficial que tuvieron lugar esa noche”, explicó Lombardo. “Esas revisiones son internas y se consideran asuntos de personal. No serán lanzados al público”.

Destacó que ningún policía ha sido disciplinado como resultado de sus acciones esa noche.

El alguacil también defendió el funcionamiento del sistema de comunicaciones durante el caos del tiroteo y sus secuelas.

“No hay ningún sistema en el mundo que pueda manejar ese tipo de volumen en un corto período de tiempo”, confesó acerca de los problemas de radio que experimentaron los oficiales. “Personalmente, creo que el sistema de comunicaciones fue sólido y robusto”.

Esta es una historia en desarrollo. Vuelva más tarde para consultar las actualizaciones.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like