Inicia Trump proceso para sacar a EEUU de acuerdo comercial

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump inició el lunes 23 el proceso para sacar a Estados Unidos del propuesto Acuerdo Transpacífico, lo que asestó un golpe al legado de Barack Obama y cumplió una promesa de campaña en su primera semana como jefe de estado.

“Esto es algo magnífico para el trabajador estadounidense”, declaró Trump al firmar el documento en la Oficina Oval.

El mandatario también firmó memorándums para suspender todas las contrataciones en el gobierno federal a excepción de las fuerzas armadas, y restaurar una prohibición sobre el otorgamiento de fondos públicos a grupos internacionales que practican abortos o que educan a las mujeres sobre el tema. Esa prohibición ha ido y venido con cada presidencia desde 1984: los republicanos la imponen, los demócratas la derogan.

La medida surge tras un turbulento fin de semana en que Trump fue juramentado como presidente, y en que el mismo mandatario acusó falsamente a la prensa de no cubrir bien la ceremonia y en que su vocero ofreció una inverosímil e iracunda diatriba contra los periodistas.

El lunes el presidente pareció tratar de recuperar el equilibrio, enfocándose en las promesas, generosas pero vagas, que hizo durante la campaña. En esos meses lanzó férreas críticas contra los acuerdos comerciales, en particular el que se contemplaba para los países de la cuenca del Pacífico.

Ese acuerdo era el pilar de la estrategia de Obama para contrarrestar la influencia de China en Asia. La administración Obama estuvo años negociando el pacto, pero el mismo Partido Demócrata de Obama se mostraba escéptico ante el arreglo y el entonces presidente nunca lo envió al Congreso para su ratificación.

Entretanto, un grupo de activistas presentó una demanda acusando al presidente Trump de violar la Constitución al permitir que sus negocios acepten pagos de gobiernos extranjeros.

El grupo Citizens for Responsibility and Ethics dice que Trump viola la cláusula constitucional de honorarios, que por ejemplo, le prohibiría recibir dinero de diplomáticos por estadías en sus hoteles o el alquiler de oficinas en sus edificios.

Preguntado sobre esa demanda, Trump dijo que es “totalmente sin fundamento”.

Trump hizo campaña jurando una transformación radical de la política comercial estadounidense bajo el argumento de que los acuerdos de libre comercio han perjudicado a la clase trabajadora norteamericana. Desde que ganó las elecciones, ha estado criticando duramente a las empresas que han trasladado su manufactura al exterior, amenazando con imponerles fuertes aranceles si tratan de vender sus productos en Estados Unidos.

Add Event

You May Like