Inmigrante mexicano se declara inocente

Cristhian Bahena Rivera, un indocumentado mexicano acusado del homicidio de una joven universitaria en agosto pasado en Iowa, se declaró inocente de los cargos de asesinato al comparecer ante un juez estatal.

En la audiencia, el juicio de Bahena Rivera, de 24 años, fue programado para comenzar el 16 de abril de 2019.

Bahena Rivera fue arrestado y acusado de asesinato en primer grado el 21 de agosto pasado, luego que la policía registró un cultivo de maíz a unos 28 kilómetros al sur de la pequeña comunidad de Brooklyn y descubrió el cadáver de Mollie Tibbetts, una estudiante, de 20 años de edad, de la Universidad de Iowa.

Tibbetts fue vista por última vez corriendo en las afueras de Brooklyn, el pasado 18 de julio.

Las autoridades sostienen que Bahena Rivera secuestró a Tibbetts mientras ella se ejercitaba realizando una carrera nocturna, la mató y se deshizo de su cuerpo en un lugar apartado.

Los resultados preliminares de la autopsia de la oficina del médico forense de Iowa revelaron que Tibbetts había sido víctima de un homicidio, ya que murió a causa de “múltiples heridas con fuerza aguda”.

La denuncia penal aseguró que Bahena Rivera confesó a las autoridades durante un prolongado interrogatorio, diciendo que manejó su automóvil para seguir el trote de Tibbetts, luego la siguió a pie para hablar con ella, después la persiguió.

Bahena Rivera dijo a los investigadores que entró en pánico después que Tibbetts amenazó con usar su teléfono celular para llamar a la policía.

Afirmó que se desmayó en ese punto y más tarde se dio cuenta que estaba descargando el cuerpo ensangrentado de Tibbetts de la cajuela de un automóvil, según la denuncia.

El abogado de Bahena Rivera, Allan Richards, dijo en la corte que su cliente ingresó a Estados Unidos como menor de edad. El joven inmigrante no tenía antecedentes penales en Iowa.

Bahena Rivera dijo a las autoridades ser originario de El Guayabillo, una comunidad de apenas 400 habitantes cerca de la costa de Guerrero, a unos 150 kilómetros al noroeste de Acapulco.

Durante los últimos cuatro años había trabajado para la granja Yarrabee Farms, en el condado rural de Poweshiek.

El indocumentado obtuvo empleo allí a través de una exnovia y trabajó en las operaciones diarias con las vacas, señalaron en declaraciones hechas al periódico Des Moines Register.

De acuerdo con los propietarios de la granja, el inmigrante presentó documentación falsa para obtener el empleo.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like