Inmigrantes a la expectativa de su futuro con el triunfo de Donald Trump

En la página oficial de internet ahora presidente electo, Donald Trump, en la sección de inmigración, expone en 10 puntos sobre sus planes en este ámbito desde el día uno que entre en vigor su gobierno (20 de enero del 2017) y que fueron repetidas varias ocasiones durante su campaña política como candidato republicano.

Resalta, el punto 1 sobre el muro que se pretende construir en la frontera sur y que México deberá de pagar. El punto 3, es sobre los “criminal aliens” (indocumentados criminales), retirarlos en operaciones que incluyan cuerpos policiacos locales, estatales y federales. El punto 4 habla sobre terminar con las “ciudades santuario”, incrementar los oficiales ICE, sucesivamente.

En uno de sus primeros discursos como presidente electo, Trump suavizó la idea de la deportación masiva, aclarando que: “el plan se ha reducido a la deportación de entre 2 y 3 millones de personas criminales con antecedentes penales, pandilleros y traficantes de drogas”.

De acuerdo con el Department of Homeland Security, hay 1.9 millones de inmigrantes indocumentados, que han sido condenados en un crimen que es elegible para deportación, cantidad oficial muy lejana a los 2 o 3 millones que asegura Trump existen de criminales sujetos a ser retirados del país.

Inmigración, fue uno los tópicos mayormente abordados en las campañas electorales y hoy en día sigue en boca de la comunidad hispana sobre lo que hará o no, el magnate neoyorquino.

El Tiempo, preguntó a algunos miembros de la comunidad cómo se sentían después del triunfo de Trump al conocer parte de la plataforma con la que pretende trabajar.

Adelina García de origen mexicano expresó que, “tengo la misma opinión de la mitad del país, debo juntar dinero para irme a mi país, México. No creo que haga el muro ni deporte a nadie, “es pura baba de perico”.

Mientras que Yolanda Cortés, comentó que, “creo que está bien que ganó, lo que no me gusta es que es racista con los hispanos. Venimos de otro país a trabajar a hacer el bien, a sacar adelante inclusive a las empresas en las que trabajamos; por que tratamos y damos lo mejor. Trump se tiene que dar cuenta que no venimos a hacer daño, solo a trabajar”.

Cortés consideró que Trump será presidente, más no “el dueño de todo el mundo, no puede tener un corazón tan duro, es un ser humano que siente amor por sus hijos, nietos y familia. En eso coincidimos como personas, no creo que deporte a nadie por eso, al ver que ganó Trump, sólo dije; ni modo”.

En relación al mismo tema, Antonio Medina, manifestó que, “Está muy mal, él no lo va a hacer (deportar), tiene quien lo haga. Ganó legalmente el poder por el voto democrático, salió más listo aún no siendo político, espero que no llegue al poder, aún falta para enero, los latinos debemos ser más unidos”.

“Si el problema es dentro del hogar o con la familia no unimos, pero si vemos que al vecino le está yendo mal, no hacemos nada. Le pido a la comunidad que si asiste a una protesta sea pacífica, hay que pensar sin ser arbitrarios y respetar, a pesar de todo es nuestro país hemos llegado a Estados Unidos a vivir mejor”, agregó.

En caso de que se construyera el muro entre Estados Unidos y México, Medina opinó que, “la gente va a seguir viniendo, por mar, aire o inclusive por un túnel. Qué recuerde los verdaderos estadounidenses son los nativos americanos, todos los demás somos inmigrantes”.

Entre otras de las promesas de campaña del presidente electo, se incluye anular todas las órdenes ejecutivas de presidente Barack Obama, que incluiría el alivio migratorio para jóvenes conocido como DACA, que incluye un permiso de trabajo renovable cada 2 años.

Esta situación ha traído cierto temor a los recipientes del alivio y a sus familiares porque de nuevo quedarían en el limbo o ser deportados.

La psicóloga, Angie Amico, explicó que el temor a las deportaciones no es un tema nuevo en su consultorio, donde atiende principalmente a niños hispanos, cuyos padres han enfrentado esta situación.

“El tema no es nuevo en la comunidad hispana, ahora con Trump es que se habla mucho de esto, sin embargo es un temor manejable”.

La psicóloga, considera que un infante lo que presenta es ansiedad ante esta situación, misma que puede convertirse en una depresión, si es deportado uno de los padres.

“¿Cómo vamos a sobre vivir? Se pregunta el niño, ante la posibilidad de que uno de sus padres sea deportado”, ejemplificó Amico con una de las preguntas que se hacen los niños.

Obviamente el pequeño considera el tema del dinero, que es lo primero en lo que se ve afectada la nueva realidad de una familia que es separada, “todo se va desenvolviendo a un problema más grande en la mente del niño, que pierdan la casa, no tener en donde vivir y no saber qué va a comer, Todo se conjuga en otro tipo de miedo”, destacó la experta en salud.

De acuerdo con Amico, el padre de familia debe de hablar y ser consciente de lo que pudiera experimentar el niño, se le debe permitir expresarse, y en esa platica explicar lo que está pasando y hacerlos sentir mejor.

“Entre los amigos entra la pena, por no tener al padre, no poder salir o tener ropa por la economía afectada, cae en estrés al enfrentar los problemas de los adultos, son muchos problemas, también afecta en la escuela”, acotó la psicóloga.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like