70°F
weather icon Partly Cloudy

Número de víctimas del terremoto en Haití se dispara

LES CAYES, Haiti — El número de víctimas mortales del terremoto de magnitud 7.2 en Haití se disparó el domingo, mientras los equipos de rescate se apresuraban a encontrar supervivientes entre los escombros ante el posible diluvio de una tormenta tropical que se aproxima.

El terremoto del sábado dejó al menos 1,297 muertos y 2,800 heridos en el país insular caribeño, y miles de personas más fueron desplazadas de sus hogares destruidos o dañados. En algunas zonas, los supervivientes se vieron obligados a refugiarse en las calles o en los campos de fútbol con sus pocas pertenencias, mientras que los hospitales, sobrecargados, se esforzaban por ayudar a los heridos.

Sin embargo, la devastación podría empeorar pronto con la llegada de la tormenta tropical Grace, que se prevé que llegue a Haití el lunes por la noche, trayendo consigo posibles lluvias torrenciales, inundaciones y corrimientos de tierra. El U.S. National Hurricane Center pronosticó entre cuatro a ocho pulgadas (10 y 20 centímetros) de lluvia en Haití y República Dominicana, con hasta 15 pulgadas en algunas zonas del sur de la isla que comparten.

El terremoto sacudió el suroeste de la nación más pobre del hemisferio, casi arrasando algunas ciudades y provocando corrimientos de tierra que dificultaron los esfuerzos de rescate en un país que ya está lidiando con la pandemia del coronavirus, un asesinato presidencial y una ola de violencia de pandillas.

El epicentro se situó a unos 125 kilómetros (78 millas) al oeste de la capital, Puerto Príncipe, según el U.S. Geological Survey, y réplicas siguieron sacudiendo la zona el domingo.

En la ciudad costera de Les Cayes, muy dañada, algunas familias salvaron sus pocas pertenencias y pasaron la noche en un campo de fútbol al aire libre. El domingo por la mañana, la gente hacía fila para comprar lo poco que había: plátanos, aguacates y agua en un mercadillo local.

Algunos en la ciudad alabaron a Dios por haber sobrevivido al terremoto, y muchos fueron a la catedral de la ciudad, que parecía no haber sufrido daños externos aunque la residencia de los sacerdotes estuviera destruida.

“Ahora solo tenemos a Jesús”, dijo Johanne Dorcely, de 58 años, cuya casa quedó destruida. “Si no fuera por Jesús, no podría estar aquí hoy”.

El primer ministro Ariel Henry declaró el estado de emergencia durante un mes en todo el país y dijo que estaba enviando ayuda a las zonas donde las ciudades fueron destruidas y los hospitales están saturados. Un ex senador rentó un avión privado para trasladar a los heridos de Les Cayes a Puerto Príncipe para recibir asistencia médica.

La búsqueda de supervivientes es primordial

“Lo más importante es recuperar el mayor número posible de supervivientes bajo los escombros”, dijo Henry. “Hemos sabido que los hospitales locales, en particular el de Les Cayes, están desbordados de heridos y fracturados”.

El recuento del domingo de la Haiti’s Office of Civil Protection elevó la cifra anterior de 304 muertos. La agencia dijo que más de siete mil casas fueron destruidas y casi cinco mil dañadas. También se vieron afectados hospitales, escuelas, oficinas e iglesias.

Los hospitales se vieron desbordados en un momento en el que Haití ha estado luchando contra la pandemia y la falta de recursos para hacerle frente. Este país de 11 millones de habitantes recibió su primer lote de vacunas contra el coronavirus donadas por Estados Unidos apenas el mes pasado a través de un programa de las Naciones Unidas para países de bajos ingresos.

Los trabajadores médicos de toda la región se apresuraron a ayudar cuando los hospitales de Les Cayes empezaron a quedarse sin espacio para realizar cirugías.

“Básicamente, lo necesitan todo”, dijo el doctor Inobert Pierre, pediatra de la organización sin fin de lucro Health Equity International, que supervisa el Hospital de San Bonifacio, a unas dos horas de Les Cayes.

“Muchos de los pacientes tienen heridas abiertas y han estado expuestos a elementos no muy limpios”, añadió Pierre, que visitó dos hospitales en Les Cayes: uno con unos 200 pacientes y el otro con unos 90. “Prevemos muchas infecciones”.

El equipo médico de Pierre estaba llevando a algunos pacientes al hospital de San Bonifacio para ser operados, pero con solo dos ambulancias, solo podían transportar a cuatro pacientes a la vez.

Pequeños aviones de una empresa privada y del servicio misionero Agape Flights, con sede en Florida, aterrizaron el domingo en el aeropuerto de Puerto Príncipe con una media docena de heridos procedentes de la zona de Les Cayes. Hombres jóvenes con vendas y una mujer fueron izados en camillas hasta las ambulancias de la Cruz Roja Haitiana que esperaban.

Silvestre Plaza Rico, que supervisaba uno de los vuelos de los voluntarios, dijo que el sábado los aviones de rescate habían realizado varios traslados aéreos de una media docena de víctimas heridas cada uno. “Había muchos, muchos, muchos, de diferentes pueblos”, dijo Plaza Rico.

El terremoto también se produjo poco más de un mes después de que el presidente Jovenel Moïse fuera asesinado a tiros en su casa, sumiendo al país en caos político. Su viuda, Martine Moïse, que resultó gravemente herida en el atentado, publicó un mensaje en Twitter en el que pedía la unidad de los haitianos: “Juntemos los hombros para ser solidarios”.

Mientras subía a un avión con destino a Les Cayes, Henry dijo que quería una “solidaridad estructurada” para garantizar que la respuesta estuviera coordinada y evitar la confusión que siguió al devastador terremoto de 2010, cuando la ayuda tardó en llegar a los residentes después.

Respuesta inmediata de Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó una respuesta inmediata y nombró a la administradora de USAID, Samantha Power, para supervisar el esfuerzo de Estados Unidos para ayudar a Haití.

Power anunció el domingo que USAID iba a enviar un equipo de búsqueda y rescate desde Virginia a petición del gobierno de Haití. El equipo de 65 personas llevará herramientas especializadas y suministros médicos para ayudar en la respuesta al desastre, publicó Power en Twitter.

En colaboración con la USAID, la U.S. Coast Guard dijo que un helicóptero estaba transportando personal médico desde la capital haitiana a la zona del terremoto y evacuando a los heridos de vuelta a Puerto Príncipe. El teniente comandante Jason Nieman, un portavoz, anunció que se estaba enviando otro helicóptero desde las Bahamas, junto con otros aviones y barcos.

En el lugar de los hechos ya se encontraban varios miembros de la misión de asistencia sanitaria de 253 miembros de Cuba en Haití, y los medios de comunicación estatales de la nación socialista mostraron fotos de ellos prestando primeros auxilios a las víctimas heridas por el terremoto.

El grupo de ayuda Samaritan’s Purse, con sede en Carolina del Norte, anunció el domingo que enviaría por avión a 13 especialistas en respuesta a desastres y 31 toneladas de suministros de emergencia a Haití. Entre ellos se encuentran materiales para refugios y unidades de filtración de agua.

Problemas de actividad de pandillas

Los trabajadores humanitarios dijeron que la actividad de las pandillas en el distrito costero de Martissant, al oeste de la capital haitiana, también estaba complicando los esfuerzos de ayuda.

La U.N. Office for the Coordination of Humanitarian Affairs declaró en un comunicado que la península del sur de Haití es un “punto caliente de la violencia relacionada con las pandillas”, donde los trabajadores humanitarios han sido atacados repetidamente, incluyendo un centro de salud de emergencia de Doctors Without Borders que fue atacado en junio. La agencia dijo que la zona ha sido “prácticamente inaccesible” en los últimos dos meses debido a los bloqueos de carreteras y a los problemas de seguridad.

“Todos estos factores combinados crearán importantes desafíos logísticos para llegar a las zonas más afectadas”, según la agencia, que añadió que los desplazamientos “han creado las condiciones propicias para un aumento de las infecciones por COVID-19”.

Haití, donde muchos viven en condiciones precarias, es vulnerable a los terremotos y huracanes. Un terremoto de magnitud 5.9 en 2018 mató a más de una docena de personas.

El terremoto de magnitud 7.0 de 2010 golpeó más cerca de la densamente poblada Puerto Príncipe y causó una destrucción generalizada. El gobierno de Haití cifró el número de muertos en más de 300 mil, mientras que un informe encargado por el gobierno de Estados Unidos lo situó entre 46 mil y 85 mil.

El Papa Francisco expresó el domingo su cercanía al pueblo de Haití, incluyendo oraciones por las víctimas y ánimos para los supervivientes. El papa pidió la solidaridad de la comunidad internacional “para ayudar a aliviar las consecuencias de la tragedia”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Dos atentados suicidas frente al aeropuerto de Kabul dejan 13 muertos, según Rusia

Un funcionario estadounidense dijo que “definitivamente se cree” que el complejo ataque fue llevado a cabo por el grupo Estado Islámico, cuya filial en Afganistán surgió de miembros talibanes descontentos.

Evacuación de Afganistán a tiempo

WASHINGTON — El presidente Joe Biden ha resuelto mantener el plazo del 31 de agosto para completar la evacuación de Afganistán, dijo un funcionario del gobierno. La decisión refleja en parte los temores del mando militar sobre las amenazas crecientes a la seguridad del puente aéreo masivo iniciado hace 10 días.

Grace azota Haití tras el terremoto

Les Cayes, Haití.- La depresión tropical Grace descargó lluvias torrenciales sobre Haití apenas dos días después de un potente terremoto que remeció la empobrecida nación caribeña, aumentando la miseria de las miles de personas que perdieron a sus seres queridos, están heridas o se quedaron sin casa y obligó a los saturados hospitales y rescatistas a actuar con rapidez.

Estados Unidos dice que hackeo de Microsoft Exchange fue causado por China

El gobierno de Biden y sus aliados occidentales culparon formalmente a China el lunes por un hackeo masivo del software del servidor de correo electrónico Microsoft Exchange y acusaron a Pekín de trabajar con hackers criminales en ataques de ransomware y otras operaciones cibernéticas.

 
Biden y Putin conversan en cumbre

Las dos partes habían dicho que esperaban reunirse durante cuatro o cinco horas, pero pasaron menos de tres horas juntos.