62°F
weather icon Partly Cloudy

Investigación policial: el ex jefe de la LVCVA regaló al personal tarjetas de una aerolínea pagadas por los contribuyentes

El ex director ejecutivo de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA, por su sigla en inglés), Rossi Ralenkotter, distribuyó tarjetas de regalo de una aerolínea compradas por la agencia financiada con impuestos como regalos de vacaciones para el personal en diciembre de 2016, según muestra un documento judicial.

La policía que investiga el uso indebido de 90 mil dólares en tarjetas de regalo de Southwest Airlines hizo la revelación en una declaración jurada utilizada para obtener una orden de registro en las oficinas de la LVCVA el 27 de marzo.

Es el último ejemplo de control laxa de la agencia sobre las tarjetas que llevó a trabajar en el caso a investigaciones criminales y de ética.

Los funcionarios de la Autoridad de Convenciones se enteraron de que el personal, incluido Ralenkotter, había utilizado las tarjetas de regalo para viajes personales mientras respondía a una solicitud de registros del Review-Journal.

La declaración jurada de la policía de 61 páginas y las listas de personas que obtuvieron tarjetas de regalo fueron reveladas el miércoles por la jueza de paz de Las Vegas, Harmony Letizia, a pedido del periódico. Los fiscales que supervisan la investigación criminal en curso objetaron la liberación.

Ed Finger, el director de finanzas de la LVCVA que ayudó a exponer el manejo indebido de las tarjetas de regalo, informó a los detectives el año pasado que Ralenkotter había entregado tarjetas de regalo de Southwest de $200 a miembros de su equipo ejecutivo durante las vacaciones de 2016, según el documento jurado.

“Finger no tenía ninguna razón para sospechar de este regalo, ya que no era raro que un director ejecutivo o presidente de una empresa de gran tamaño diera este tipo de regalos en ocasiones especiales”, afirma la declaración jurada.

La policía no identificó a los otros ejecutivos que obtuvieron las tarjetas de regalo de Southwest por parte de Ralenkotter, pero uno de los mejores miembros de su equipo, la ex directora de marketing Cathy Tull, declaró ante los investigadores de ética estatales que recordó haber recibido tarjetas de regalo de Ralenkotter varias veces, incluso en vacaciones.

Lori Nelson-Kraft, vicepresidenta senior de comunicaciones y asuntos gubernamentales de la LVCVA, indicó que el actual director ejecutivo, Steve Hill, le dijo al directorio de la LVCVA en abril que la agencia determinó que varios de sus ejecutivos y empleados habían recibido tarjetas de Southwest como regalos de Navidad de Ralenkotter y los percibió ser regalos personales.

“Incluidos en ese grupo estaban los ejecutivos de la LVCVA, Ed Finger y (el jefe de seguridad) Ray Suppe, quienes pagaron a la agencia al enterarse de cómo se obtuvieron las tarjetas de regalo, incluso después de que llegamos a la conclusión de que el reembolso de las tarjetas no era responsabilidad de nuestro personal”, afirmó Nelson-Kraft.

Ralenkotter añadió que no había visto la declaración jurada de la policía y se negó a hacer comentarios.

Los registros de la LVCVA obtenidos por el Review-Journal muestran que el ex ejecutivo de la agencia Brig Lawson compró 12 mil dólares en tarjetas de Southwest para la Autoridad en 2016. Renunció el año pasado después de que los auditores mencionaron que no pudieron contabilizar más de 50 mil de los 90 mil dólares en tarjetas que había comprado para la agencia entre 2012 y 2017.

Alaban el fallo de la corte

Tras una breve audiencia el miércoles, Letizia dictaminó que los fiscales no habían demostrado la necesidad de mantener la declaración jurada y otros documentos de la orden de registro sellados en medio de la investigación criminal.

Maggie McLetchie, quien discutió en nombre del periódico, elogió la decisión después.

“La decisión de la Corte reconoce adecuadamente que el público ahora tiene derecho a tener una visión completa de lo que ha estado sucediendo exactamente en la LVCVA financiado por los contribuyentes”, señaló McLetchie. “Esta corrupción nunca hubiera llamado la atención del Departamento de Policía Metropolitana o de la oficina del fiscal sin el informe del Review-Journal”.

Ben Lipman, el vicepresidente de asuntos legales y consejero general del periódico, agregó:

“El Review-Journal se complace de que el tribunal haya reivindicado el derecho del público a acceder según la ley de Nevada y la Primera Enmienda”.

El fiscal general adjunto de distrito, Jay P. Raman, apuntó ante el tribunal que estaba dispuesto a hacer públicos los documentos a fines de agosto, luego de que presentaran cargos criminales, pero anular los documentos ahora impediría el progreso de la investigación en curso.

McLetchie respondió que los fiscales no presentaron ninguna evidencia para demostrar que la investigación se vería perjudicada.

Letizia se puso del lado del periódico y ordenó la liberación de los documentos de la orden de registro.

Cargos esperados

Raman reveló la semana pasada que esperaba cargos contra “una o más personas” para el 27 de agosto. Eso incluiría posibles cargos contra Lawson, que según la policía, estaba en el centro de una conspiración para robar las tarjetas de regalo de Southwest de la agencia de turismo. La policía alega que escondió la compra de las tarjetas en los registros financieros de la LVCVA.

Lawson ha negado las irregularidades a través de sus abogados.

Tanto Ralenkotter como Tull también han atraído el interés de la policía en la investigación. Tull fue uno de los supervisores de Lawson.

Ralenkotter, quien se retiró en agosto con un paquete financiero de 455 mil dólares, usó 17 mil dólares en tarjetas de regalo en viajes personales. Él reembolsó a la LVCVA y se disculpó por su conducta pero negó haber cometido delitos y sigue involucrado con la Autoridad de Convenciones ganando 15 mil dólares al mes como consultor.

Tull renunció en abril y le devolvió a la agencia de turismo las tarjetas de regalo de Southwest por seis mil dólares que usó en viajes personales. La semana pasada acordó pagar ocho mil 700 dólares en multas por violar la ley de ética estatal.

El miércoles, la Comisión de Ética de Nevada aprobó el acuerdo en una reunión pública en Carson City. Tull tiene dos años para pagar las multas.

En el acuerdo, Tull mantiene que ella no sabía que Lawson compró las tarjetas con dinero de la LVCVA.

El Review-Journal es propiedad de la familia del Presidente y CEO de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson. Las Vegas Sands Corp. opera el Sands Expo & Convention Center, que compite con el Centro de convenciones de Las Vegas operado por LVCVA.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Mujer de Henderson lucha contra ‘bacterias carnívoras’ tras cirugía

La familia y los amigos de Ashleigh Cope, residente de Henderson, tienen la esperanza de que la joven de 22 años haya llegado a un punto de inflexión el jueves en su lucha contra una infección rara y a menudo mortal causada por lo que comúnmente se conoce como “bacteria carnívora”.

No habrá impunidad para agresores en marchas, advierte Sheinbaum

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que la estrategia de paz en las marchas está funcionando, pues cada vez hay menos daños e incidentes y advirtió que no habrá impunidad para quienes cometen excesos.

Boyd Gaming celebra época navideña

Sam’s Town Hotel &Gambling Hall celebró 25 años de iluminar su exhibición festiva invernal Mystic Fall Park, una atracción que puede ser disfrutada por los miles de turistas y locales que acuden a este emblemático casino situado en la zona este de Las Vegas. La ceremonia de aniversario se llevó a cabo el miércoles 27 de noviembre.