82°F
weather icon Partly Cloudy

Jefe del CCSD: no habrá una sesión especial para evitar la huelga de maestros

El Distrito Escolar del Condado de Clark y los funcionarios del sindicato de maestros no discutieron la posibilidad de una sesión especial durante una reunión con el gobernador Steve Sisolak y los principales legisladores esta semana, dijo el jueves el superintendente Jesús Jara al comité editorial del Review-Journal.

Eso significa que probablemente no habrá fondos adicionales de la Legislatura estatal para resolver la disputa contractual entre el Distrito y la Asociación de Educación del Condado de Clark (CCEA).

Pero ambas partes se reunieron en otra sesión de negociación el miércoles en un intento de llegar a un acuerdo sobre un nuevo contrato de dos años y evitar una posible huelga de maestros el 10 de septiembre. El sindicato ha prometido comenzar a organizar una huelga si un contrato aceptable no es alcanzado antes del viernes.

La Junta Escolar se reunió en sesión privada para discutir el contrato el jueves antes de una reunión pública en Liberty High School que contó con una horda de maestros enojados.

“Hicimos una contraoferta ayer, así que la llevaré de vuelta al tablero”, afirmó Jara. “Esperamos que después de mi reunión de la junta, la sesión cerrada, hoy podamos volver a la mesa”.

En el meollo del estancamiento están los adelantos salariales para los maestros que completaron suficientes actividades de desarrollo profesional para avanzar una columna en la tabla salarial, lo que les da derecho a un aumento salarial de más de cinco mil dólares. El distrito estima que aproximadamente dos mil 600 maestros completaron esas actividades para un aumento este año escolar, lo que costaría 19 millones de dólares.

Pero los funcionarios del distrito le informaron al Review-Journal que su oferta actual, que incluye un aumento salarial del tres por ciento, un aumento del dos por ciento por subida de nivel y un aumento del cuatro por ciento en contribuciones mensuales de atención médica, está muy por encima de los requisitos contractuales.

El contrato actual establece que el distrito ahorrará el 70 por ciento de los fondos estatales adicionales, más allá del mínimo básico necesario para mantener las escuelas en funcionamiento, para la compensación de los empleados y los beneficios para la Asociación de Educación del Condado de Clark. El distrito estima esa cantidad en $45 millones, pero argumenta que su oferta actual presenta aumentos de 69 millones de dólares.

Mientras tanto, el distrito todavía está trabajando en un plan de contingencia para mantener las escuelas funcionando durante una posible huelga.

Eso incluye un plan potencial para trasladar a maestros o estudiantes entre las escuelas, indicó Jara, dependiendo de cuántos maestros hagan huelga en cada escuela.

“Con nuestra población de almuerzos gratuitos y reducidos de precio, tenemos niños que que desayunan, almuerzan y cenan con nosotros”, agregó. “Entonces, ¿qué hacemos por las familias? Esas son las cosas en las que estamos trabajando”.

No está claro cuántos maestros podrían atacar, pero al menos un director mencionó que todos los maestros de esa escuela tienen la intención de presentarse a trabajar, señaló Jara.

“El director de preparatoria comentó: ‘Mis maestros están comprometidos, llos van a venir y no dejarán a los niños atrás”, destacó Jara.

El distrito también envió una carta a los empleados ordenándoles que dejen de usar el sistema de correo electrónico del distrito para organizar o discutir una huelga, señaló.

John Vellardita, director ejecutivo del sindicato de docentes, argumentó que hubo avances en las negociaciones el miércoles, pero agregó que el sindicato se está apegando a la fecha límite del viernes.

“Estoy esperando para ver si algo sale o no de esta reunión”, concluyó. “Si sale algo positivo, es posible que tengamos un anuncio mañana”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.