Jóvenes arrestadosFamilias hispanas se informan sobre el proceso de justicia criminal juvenil

Como parte de la campaña ‘Se tu propio defensor’, creada por la oficina de la intercesora de Asuntos del Consumidor de Nevada (Ombudsman), se llevó a cabo el taller informativo ‘Proceso de Justicia Criminal Juvenil’ el miércoles 30 de marzo en las instalaciones del Consulado de México en Las Vegas, el cual busca informar a la comunidad sobre las repercusiones que puede tener un menor de edad que es arrestado.

Dicha oficina gorbierno observa que existe un mercado legal asesorando y dando información errónea a los jóvenes que tienen algún delito, ya que al parecer la comunidad ignora las consecuencias que puede haber si una persona es arrestada antes de cumplir los 18 años de edad; es importante mencionar que esto pudiera repercutir para toda la vida en los records públicos.

“Significa que nosotros podemos ayudarles como entidad gubernamental, también necesitamos que ustedes como consumidores sean sus propios defensores, esto incluye que sepan sus derechos, pero lo más importante, sus obligaciones. El primer consejo sería que los padres concienticen a sus hijos de que es responsabilidad de ellos entrar en una situación problemática, esa es la llave, los jóvenes salen de la cárcel ayudados por alguien, los padres deben crear conciencia que estos procesos son largos”, comentó la intercesora de Asuntos del Consumidor de Nevada, Miriam Lira-Hickerson.

Este evento contó con la participación del fiscal del Condado de Clark, Steven Wolfson (vía video); la integrante de la Corte Juvenil, María Santiago; la integrante del Tribunal de Justicia regional, Pat Battie; las autoridades consulares, Julián Adem y Laura Espinosa.

“La gente debe saber los procesos de cualquier situación, en este caso de los jóvenes; a veces se piensa que los jóvenes van a estar siempre borrachos, vendiendo o comprando droga y no es así. Existen leyes en que los pueden encarcelar por abrocharse las agujetas o estar acostados en una calle, nadie sabe exactamente las leyes de cada estado. Vives en Las Vegas pero puedes ir a Portland, y ahí es un delito estar con las agujetas desabrochadas, es un ejemplo”, acotó Lira-Hickerson.

La oficina del fiscal del distrito argumentó que después de haberse cometido un delito puede existir la posibilidad de que el joven sea proveído por una infracción para comparecer y pagar una multa por la misma. En caso contrario, si el joven es arrestado, estos incurren en encarcelamiento y cargos de fianza; los familiares deben detectar primero cuál es la cárcel en la que está el involucrado, las cuales pueden ser el centro de detención de Las Vegas o de Henderson, además de la Corte Juvenil del Condado.

Esta información puede ser buscada llamando al programa VINE 1-888-268-84-63, el cual funge como un monitor para ubicar a las personas que han sido encarceladas o puestas en custodia dentro del Condado de Clark; ofrecen los detalles de la fianza y cuando se pronostica su próxima corte. Es importante destacar que esta información es totalmente gratuita, ya que existen personas que pueden brindar información equivocada cobrando una considerable cuota económica.

“Todo es completamente gratuito ya que somos agencias locales sin fines de lucro y gubernamentales, ya sea estatales o federales ninguna tiene costo. La oficina toca este tema porque en la calle hay mucha gente cobrando desde $300 dólares o más por contestar una pregunta, que no es malo, pero se las responden mal. La llave es que la gente sepa el proceso; en la práctica engañosa es donde no sabes el proceso y eliges mal, queremos prevenir”, añadió la intercesora de Asuntos del Consumidor.

La integrante de la Corte Juvenil, María Santiago, indicó que cada acusado tiene que ver a un juez en un periodo entre las 48 y 72 horas para poder dictar una fianza y este pueda salir bajo palabra. El mismo juez dará una fecha indicada para que regrese a Corte con un abogado particular y si es de bajos ingresos, la Corte le proporcionará gratuitamente a un abogado del Condado.

El acusado tiene el derecho de declararse culpable y posiblemente se dialogue su sentencia a conveniencia del caso entre el abogado y el implicado, esto en una corte preliminar al juicio final; las sentencias pueden derivar entre la cárcel y una condena condicional probatoria.

Si el acusado va a prisión, la víctima se puede registrar para mantenerse informado del estatus de su infractor. Los jóvenes deben saber que esto es muy frecuente y que las posibilidades de borrar los datos en el Sistema Judicial son casi nulas, esto les puede provocar complicaciones futuras al cumplir la mayoría de edad.

“El problema se engrandece cuando los jóvenes no toman conciencia de sus actos y los padres se dirigen a las ayudas incorrectas, perdiendo además de dinero por una mala información, posibilidades de tiempo que apremian a ciertas decisiones para sacar a sus hijos del centro de detención. A veces los quieren sacar tan rápido que no importa lo que paguen, esto provoca que los jóvenes sigan cometiendo errores que les puede costar la cárcel y un futuro nada prometedor por ser registrados en las Cortes de Justicia”.

“Este proceso puede ser mejor si los padres toman en cuenta que es quizá un camino más largo pero seguro estar bien informado para que nadie abuse o haga practicas engañosas para sacar a su menor del problema de justicia o exoneración”, concretó Miriam Lira-Hickerson, quien durante su exposición exhortó a las y los jóvenes a que traten de evitar relaciones sentimentales (noviazgos) con personas que puedan ser problemáticas.

Eventos

You May Like