Jóvenes voluntarios trabajan para registrar votantes

Cada vez falta menos tiempo para que se lleven a cabo las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en las cuales también se elegirán a representantes locales de cada entidad. Si bien este proceso electoral es previsto como uno de los más turbios de la última época debido a la impopularidad de los candidatos a la presidencia y a la ‘guerra’ entre los partidos poderosos, un grupo de jóvenes hispanos no partidistas se han voluntariado con la organización Mi Familia Vota (MFV) para exhortar a la comunidad latina a que ejerzan su sufragio.

El coordinador de área de MFV, Mishael Tarin, es uno de los responsables de trabajar cercanamente con los jóvenes voluntarios para lograr la meta que se han propuesto, la de poder registrar a más de 10,000 personas elegibles para votar.

“Vamos a diferentes locaciones como supermercados o DMV, vamos a donde pensemos que hay un alto índice de comunidad latina para registrarlos y explicarles la importancia del voto en estas próximas elecciones. Estamos en diferentes eventos como ferias de naturalización, universidades, calles conocidas, siempre estamos reclutando voluntarios a donde sea que vayamos”, expresó Tarin.

Actualmente, el promedio de edad de los jóvenes que participan en estos programas es de 17 a 22 años, muchos de ellos acuden de sus escuelas a Mi Familia Vota para cumplir con ciertas horas de voluntariado, las cuales además de ayudarles académicamente, también les otorga una importante experiencia civil. “A veces la gente nos ‘saca la vuelta’, en cuanto nos ven llegar caminan hasta el triple para evitarnos. Hay mucha gente que no le interesa las votaciones, pero les decimos que tal vez tienen familiares o amigos que se juegan su futuro”, comentó el coordinador de área.

Mishael Tarin dejó claro que la labor que desempeñan no tiene el objetivo de ayudar a ningún partido político, ya que si bien algunos integrantes pueden tener una idea personal específica, ésta no es expresada a la hora de invitar a las personas para registrarse.

“Nosotros somos no partidistas, no vamos por ningún candidato en específico, simplemente le decimos a la comunidad que vote por el candidato que esté más acorde a sus necesidades”, sentenció Tarin.

Uno de los participantes es Arturo González, un joven de 20 años de edad con ascendencia mexicana y salvadoreña, quien pese a ser ciudadano ha vivido la experiencia de que algunos de sus familiares no tienen la oportunidad de votar, por lo que entiende que debe decirle a la gente para tratar de informarles sobre la importancia de registrarse para votar.

“Todos somos latinos, todos tenemos algo en común, las preguntas salen naturales, preguntamos a la gente si están listos para votar en noviembre. Los jóvenes han sido los que hacen la diferencia, es una perspectiva diferente a los adultos, pero ser no partidista es lo que atrae a la gente; solo platicar de las cosas que están pasando es lo que ayuda a motivar a la juventud. Sí hay una manera de hacer un cambio sin necesidad de ir a pelear una revolución, podemos hacer un cambio en paz en este país”, acotó González.

En grupos distintos, los jóvenes voluntarios acuden a diferentes locaciones para tratar de registrar a más votantes. En un lapso de cuatro a cinco horas, un equipo de cuatro jóvenes pueden registrar a más de 40 personas. Es importante tomar en cuenta que un gran porcentaje de la comunidad hispana no tiene la oportunidad de votar debido al estatus legal. “Tengan en cuenta que aquí tenemos más oportunidad, podemos tener conversaciones, hacer cambio y que si alguien les dijo que el voto no cuenta, tal vez no están bien informados”, concretó González.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like