Juez de Mississippi prohíbe a funcionarios oponer su religión para negar matrinomios gay

Los secretarios municipales de Mississippi no pueden argumentar que sus creencias religiosas se ven violadas para negarse a emitir licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo, falló este lunes un juez federal.

La determinación del juez de distrito Carlton Reeves, basada en la decisión de la Corte Suprema del año pasado que legalizó el matrimonio homosexual, le impide al estado implementar parte de un proyecto legislativo sobre objeciones religiosas en la que estaban trabajando los republicanos del estado que habría de convertirse en ley el viernes.

Reeves amplió su orden anterior que revocaba la prohibición de Mississippi a los matrimonios entre personas del mismo sexo. Dijo que a los secretarios de circuito se les requiere que proporcionen un trato equitativo a todas las parejas, ya sean gay o heterosexuales.

Mississippi interpuso su medida sobre objeciones religiosas, el proyecto de ley 1523 de la Cámara de Representantes estatal, en respuesta al fallo de la Corte Suprema federal a mediados del año pasado que legalizó el matrimonio gay en todo el país.

Reeves aún no ha fallado en torno a otras dos demandas que buscan bloquear toda la ley de objeciones religiosas, incluidas cláusulas que podrían afectar las políticas de los baños de las escuelas para los estudiantes transexuales.

En septiembre pasado, una funcionaria de Kentucky, Kim Davis, estuvo encarcelada durante cinco días por negar licencias de matrimonio a parejas homosexuales en ese estado.

Davis se convirtió en un símbolo nacional de oposición a las bodas homosexuales por motivos religiosos.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like