La alcaldesa de Las Vegas, Carolyn Goodman, asume su mandato final — VIDEO

La alcaldesa de Las Vegas, Carolyn Goodman, asumió su tercer y último mandato el miércoles en una ceremonia que subrayó el legado del apellido Goodman y celebró su impacto en la ciudad, que comenzó años antes de que ella y su esposo comenzaran a servir en conjunto durante 20 años en el Palacio Municipal.

Goodman, de 80 años, fundó The Meadows School en 1984 y el director de la escuela, Jeremy Gregersen, enmarcó su influencia desde la perspectiva de la educación.

“Por lo general, en los eventos humanos, cuando uno trabaja cívicamente para tratar de apoyar a una comunidad, se necesitan generaciones para ver la fructificación de ese trabajo”, declaró Gregersen. “Y es realmente notable lo que la familia Goodman ha podido hacer en los últimos 20 años. Es inigualable en el estado y en el país”.

Después de que Goodman, quien fue reelegida el 2 de abril en una victoria aplastante, juró en el cargo por la Secretaria de la Ciudad, LuAnn Holmes, ante una multitud dentro de las cámaras del Consejo Municipal, una canción de los alumnos de The Meadows School fue presentada con globos blancos y rosados frente al estrado.

Un niño le entregó una placa y la escuela le presentó fotos enmarcadas firmadas por 850 estudiantes, articulando mensajes de apoyo. Gregersen dijo que la escuela tiene las calificaciones más altas en Nevada, los estudiantes realizan miles de horas de servicio comunitario cada año y la escuela ofrecerá 1.8 millones de dólares en asistencia para colegiaturas solo en 2019.

La huella de los Goodmans

Gregersen también señaló el rejuvenecimiento del centro de la ciudad, especialmente Fremont East y el Arts District, junto con los nuevos desarrollos en Symphony Park como reflejo de la huella de los Goodmans en Las Vegas.

El esposo de Goodman, Óscar, fue alcalde de 1999 a 2011, lo que significa que los dos habrán servido por lo menos 24 años consecutivos para cuando finalice su mandato final en 2023. Un proyecto pendiente en la Legislatura para alinear las elecciones municipales de años impares con los años en los concursos estatales podrían extenderlo hasta mediados de 2024 si se aprueba.

Goodman le informó al Review-Journal que no había considerado el tiempo extra para postularse para la reelección, aunque ella insistió en que estaba dispuesta a hacerlo y, en broma, se dio cuenta de que eso le proporcionaría un mandato más prolongado del que su marido sirvió.

“Somos dos personas competitivas. Comencé a reír cuando escuché la presentación del proyecto de ley”, dijo. “No me la creo, le dará un ataque”.

Óscar y los cuatro hijos adoptados de la pareja estuvieron con Goodman durante la ceremonia del miércoles, que tomó lugar al comienzo de la reunión ordinaria del Consejo de la Ciudad, como Goodman enfatizó: “No hay nada más importante que la familia. Son la esencia misma de mi alma”.

Tratamiento para el cáncer

En enero, Goodman anunció que estaba luchando contra un cáncer “manejable” en etapa 2A en su seno derecho y que se sometería a quimioterapia. Ella le comentó al Review-Journal a fines de marzo que los médicos estaban “encantados” con la forma en que había respondido al tratamiento. Sin embargo, como no se sentía bien, su juramento se pospuso hace dos semanas y se perdió su fiesta de la noche electoral.

Goodman le notificó al Review-Journal que sus “muy exitosas” sesiones de quimioterapia quedaron detrás de ella (cuatro en total), sin embargo, los tratamientos también afectaron su recuento de glóbulos blancos, causando una infección importante que la hospitalizó antes de que fuera juramentada por primera vez. Después de varios tratamientos y antibióticos de uso intensivo, se recuperó, pero no lo suficiente como para asistir a la reunión del consejo hace dos semanas porque las drogas le habían “destruido cada onza de fuerza”.

Añadió que todavía necesita una operación para extirpar lo que queda del cáncer, aunque: “ahora me siento muy bien y voy cuesta arriba”.

Durante la reunión del miércoles, la alcaldesa expresó su gratitud por los buenos deseos.

“Hay tantas personas que son afectadas por el cáncer todos los días, por alguien que conocen, alguien que es un amigo, alguien que es un colega, que es una hija, que es un tío”, puntualizó. “Pero la medicina de hoy está avanzando tan increíblemente y es por eso que me han brindado esta maravillosa oportunidad de seguir adelante y hacer lo que amo y estar con todos ustedes y pedirles que lleven a esta ciudad al siguiente nivel”.

Para Goodman, eso significa un enfoque continuo en “este impulso de desarrollo económico” que incluye el centro de la ciudad y los problemas de calidad de vida, como arreglar parques, mejorar el transporte y reforzar la seguridad pública.

Incluso después de ocho años de experiencia en el Ayuntamiento, concluyó que todavía hay más que aprender pero “Me siento muy cómoda en mi piel”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
Add Event

You May Like