87°F
weather icon Partly Cloudy

La batalla de 2 ejércitos

La academia y club de ajedrez, Las Vegas Chess Center, ubicada en el 2560 Montessouri St. Suite 106, está acreditada como una organización sin ánimo de lucro. Su origen se remonta a hace 9 años, cuando un par de amigos jugaban en una cochera, más personas se fueron sumando, hasta pedirle al dueño de la casa que diera clases a los hijos de sus amigos.

El director del club de ajedrecistas es el cubano Juan Pablo Jáuregui, quien vive su sueño americano de dedicarse a su pasatiempo infantil, que era el jugar ajedrez en la isla, lo aprendido no se olvida, “cuando llegué a Estados Unidos iba a las bibliotecas en busca de alguien que estuviera jugando y tener una partida, a todos les ganaba y yo mismo me sorprendía”.

Son 50 tableros los que cuenta en su escuela, unos sencillos para principiantes y tableros digitales de última generación, con una tecnología que mediante una ‘interface’ con una computadora señala la jugada tirada y que pieza se movió, seguidores por internet se conectan para seguir las partidas, conocer los movimientos, comentar e identificar la estrategia.

Jáuregui se ha tomado muy en serio la academia del deporte ciencia, tenemos la acreditación de Federación Nacional de Ajedrez de EE.UU., “cuando comenzamos el nivel era muy bajo, se iba a los torneos solo a cumplir con la participación, hoy nuestros niños van a ganar y puntuar para el sistema de ranking de los Estados Unidos, en la actualidad hay niños con casi 2 mil puntos”.

Faustino Guerra, 10 años de edad, estudiante de Las Vegas Chess Center, se encuentra entre los 100 mejores jugadores de la nación en su categoría, “cualquiera puede aprender el deporte, es un juego muy sencillo de 2 ejércitos, se tienen estrategias, se debe de elegir como abrir el tablero, un niño puede practicarlo en casa y convertirse en una disciplina”, consideró Jáuregui.

En la ciudad de Las Vegas se realizan campeonatos mundiales de este deporte, convenciones e inclusive, se rompió un récord en la ‘Capital del Juego’, cuando el maestro Timur Gareyev tuvo 48 partidas con los ojos vendados y ganó todas, “para esta marca los partidos tenían que ser entre iguales, solamente maestros pudieron participar”.

Inclusive uno de estos torneos internacionales que se disputan en Las Vegas, tiene una bolsa de 1 millón de dólares para el ganador, un premió muy tentador que no se gana al azar, sino con práctica y estrategia, y se podría empezar con ir a inscribirse a la escuela del instructor Jáuregui, ya que a partir de los 5 años de edad inician las clases.

“Creo que estamos teniendo éxito en la promoción del ajedrez, es una alternativa para niños con autismo o con déficit de atención, también hay niños que no pueden practicar deportes físicos y pueden venir, los queremos alejar de videojuegos y celulares, es un juego muy sencillo”, finalizó Juan Pablo.

 

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.