La Casa Blanca se equivocó en reacción a la marcha en París

La administración del presidente Barack Obama admitió el lunes que se equivocó al no enviar a un representante de mayor perfil de Estados Unidos a la marcha que se desarrolló el domingo en París, donde participaron diversos políticos que se unieron contra el terrorismo.

“Creo que es justo decir que deberíamos haber enviado a alguien con un perfil más alto para estar ahí”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Admitió que a Obama le hubiera gustado asistir a la marcha si “las circunstancias hubieran sido un poco diferentes”. Pero, insisitió, la planificación comenzó el viernes por la noche, 36 horas antes de que comenzara el evento y no hubo tiempo suficiente como para que se arreglara todo para que Obama pudiera asistir.

Earnest declaró, en una conferencia de prensa, que la presencia de Obama habría significado también restricciones adicionales a las personas que estaban allí.

“Dicho esto, no hay duda de que el pueblo estadounidense y esta administración están detrás de nuestros aliados franceses ya que se enfrentan por esta amenaza. Y eso era evidente en toda la semana pesada”, explicó.

Más de 40 líderes mundiales, entre ellos los jefes británicos, alemanes e israelíes de Estado y el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, se sumaron a al menos 1.5 millones de personas en las calles de París el domingo en una marcha por la unidad.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like