“La Educación Obligatoria en México”: Peña Nieto

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) presentó a la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados, su informe 2018: “La Educación Obligatoria en México”.

El consejero presidente del INEE, Eduardo Backhoff Escudero, aseguró que las condiciones sociales y educativas del país se traducen en niveles insatisfactorios de aprendizaje y en una oferta escolar muy inequitativa, lo que impide romper el círculo de la pobreza.

Sobre el Servicio Profesional Docente manifestó que de 2014 a 2017, en cuatro concursos de ingreso han participado cerca de 650 mil sustentantes y la Evaluación del Desempeño Docente la han presentado 271 mil maestros de educación obligatoria.

Se prevé que en 2018 participen 240 mil sustentantes más y explicó que cumplir con la educación con calidad y equidad implica que todos los niños y jóvenes ingresen oportunamente a la escuela, permanezcan en ella, transiten de un grado a otro y aprendan lo que se les enseña.

Acompañado de los consejeros Sylvia Schmelkes del Valle, Teresa Bracho González, Margarita Zorrilla Fierro y Gilberto Guevara Niebla, precisó que para que esto se lleve a cabo, el Estado debe de proveer servicios educativos que cumplan con las condiciones materiales suficientes, el recurso humano necesario, así como con planes y programas de estudio actualizados y materiales educativos pertinentes.

Backhoff Escudero informó que en el país hay 192 mil 297 localidades, de las cuales 98 por ciento son rurales y en ellas viven 8.7 millones de niños y jóvenes de entre 13 y 17 años, de las cuales 74 por ciento tienen menos de 100 habitantes y para ellas no hay políticas específicas de provisión de servicios educativos que atiendan a los 800 mil niños y jóvenes que habitan en ellas.

El consejero presidente del INEE resaltó que 12 por ciento de la población en México es indígena y que la oferta educativa para estos grupos está caracterizada por una falta de relevancia y pertinencia lingüística y cultural.

Comentó que el trabajo infantil persiste y es una causa importante de la falta de asistencia a la escuela. Cerca de 4 por ciento de la población en edad escolar trabaja jornadas de 20 horas o más en labores domésticas o extradomésticas, porcentaje que hace 10 años era aproximadamente del doble.

Informó que entre los estados con menor tasa de asistencia a la escuela se ubican, en primaria: Chihuahua, Chiapas y Oaxaca. En secundaria: Chiapas y Michoacán, y en educación media superior: Michoacán, Chiapas, Guanajuato, Oaxaca, Aguascalientes y Durango.

Dio a conocer que en el informe se consigna que los grupos con mayores dificultades para asistir a la escuela son aquellos que tienen algún tipo de discapacidad, son pobres o vulnerables por ingresos o por carencias, son hablantes de una lengua indígena, viven en localidades con alto grado de marginación o son niños y jóvenes que trabajan jornadas extensas.

Sobre el abandono escolar afirmó que ha disminuido a lo largo de los años. En números absolutos, detalló que cerca de 1.1 millones de alumnos dejaron la escuela en el ciclo 2015-2016, y de ellos 770 mil fueron de la educación media superior.

Expuso que entre las principales causas que lo provocan están las económicas, las académicas y la poca relevancia de la enseñanza.

Resaltó que los resultados de los distintos estudios nacionales e internacionales muestran que, a excepción de preescolar, los alumnos obtienen resultados muy pobres en lenguaje y matemáticas.

Puso de ejemplo que en la educación media superior, una tercera parte de ellos tiene dificultades para comprender textos argumentativos y dos terceras partes no dominan las habilidades básicas del álgebra.

Informó que entre 2000 y 2015, las tendencias de aprendizaje muestran que en México se ha avanzado más en matemáticas que en lenguaje, y más en primaria que en secundaria.

Add Event

You May Like