63°F
weather icon Clear

La ex alumna de la UNLV, Tomi Lahren, de Fox News, protesta en un discurso del campus

La colaboradora de Fox News y alumna de la UNLV, Tomi Lahren, regresó al campus el miércoles por la noche para un discurso titulado “Stay Triggered” que atrajo a un auditorio de partidarios y a un grupo de manifestantes afuera.

El evento, organizado por la organización conservadora “Turning Point USA” en la UNLV, se produjo días después de que los estudiantes de la Universidad de Nevada, Reno, protestaran contra el fundador de TPUSA, Charlie Kirk, por ser invitado a su campus.

La policía y los administradores de la universidad estuvieron presentes en el evento que estuvo abierto al público.

En su discurso, Lahren mencionó el apoyo a la aplicación de la ley y criticó a varios candidatos presidenciales demócratas, pero apuntó a lo que ella describió como una cultura de victimización prevalente en los campus universitarios. Lahren se graduó de la UNLV en 2014.

Los asistentes CJ Campbell y Andrew Snow, quienes se describieron a sí mismos como fans de Lahren, dijeron que escucharon sobre el evento un día anterior en un stand del campus.

“Fue como: ¡oh wow!, estamos aquí, escuchemos lo que tiene que decir”, mencionó Campbell.

Campbell agregó que se sintió atraído por un eslogan en el volante que promovía la charla: “Preocúpate menos por quién podrías ofender y presta más atención a quién podrías inspirar”.

Afuera, un grupo de unos 30 manifestantes sostuvieron letreros y corearon consignas mientras Lahren y otros entraban. Se quedaron hasta el final del evento e intercambiaron insultos con los asistentes que partían.

Tyler Chalker, quien organizó la protesta, añadió que quería que sus compañeros se sintieran cómodos manifestándose contra lo que él llamó el “discurso de odio”. Si bien Chalker subrayó que no apoyaría la prohibición de los oradores del campus, en cambio querría que los estudiantes los desafiaran.

Chalker señaló que se opone a Turning Point USA, cuya historia en la UNLV ha estado marcada por incidentes racistas, incluido el derrocamiento de un ex presidente quien mostró una una seña de poder blanco en un video viral. Chalker dijo que también se opone a Lahren por su apoyo al presidente Donald Trump.

“Me preocupa que el dinero de nuestras colegiaturas se esté utilizando para atraer a personas al campus que defienden el discurso de odio”, enunció Chalker, refiriéndose a las tarifas estudiantiles recaudadas por el gobierno estudiantil y distribuidas a los clubes del campus.

Varios espectadores observaron las protestas, incluido Dante Miller, un estudiante graduado que estudia a conservadores afroamericanos en la era de Trump. Miller indicó que el evento y la reacción estuvieron a la par con otros que había visto en los campus universitarios, aunque el estado de la UNLV como una de las escuelas más diversas de la nación proporcionó un contexto único.

La presidenta de la UNLV, Marta Meana, no estuvo disponible para comentar el miércoles sobre el evento, pero expresó en un panel sobre libertad de expresión el viernes que, si bien los campus públicos no pueden prohibir los oradores controvertidos, podrían dejar en claro sus propias posturas.

En una carta al campus fechada el 18 de septiembre, Meana también incluyó: “Las personas que abogan por un puesto, independientemente de lo presuntuoso u ofensivo que otros puedan encontrar, no necesariamente se cruza en una actividad ilegal”.

Steph Landeros, un espectador, comentó que tal respuesta del liderazgo universitario fue mediocre. Los estudiantes de la UNR también han expresado su frustración con el liderazgo de la universidad, quienes señalan que no ha abordado adecuadamente otros incidentes de nacionalismo blanco en el campus.

“Siempre estamos discutiendo la libertad de expresión, pero nunca las consecuencias”, concluyó Landeros. “Es posible que tenga derecho a hablar, pero otras personas tienen derecho a responder”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.