La extensión del monorriel de Las Vegas planea un crecimiento de 172 mdd

Las Vegas Monorail Co., en esencia, pidió a los comisionados del Condado de Clark el martes que garanticen que una contribución pública de hasta 135 millones de dólares estaría disponible para la compañía si fuera necesario para un par de extensiones al sistema.

Además, la compañía declaró que el costo esperado de las extensiones y las dos estaciones planificadas han aumentado a 172 millones de dólares, un aumento de 62 millones sobre la estimación original.

La extensión del monorriel a Mandalay Bay y la construcción de una nueva estación en el área de compras allí costaría 140 millones, según las cifras proporcionadas al condado. Una estación propuesta en la MSG Sphere en The Venetian que serviría en el cercano Sands Expo and Convention Center y en las propiedades de The Venetian y Palazzo a través de una pasarela peatonal, costaría un estimado de 32 millones de dólares.

El presidente de Las Vegas Monorail Co., Curtis Myles, dijo que la contribución pública de 135 millones de dólares se usaría si fuera necesario. El dinero provendría de un acuerdo de 2017 con el condado que exigía 4.5 millones de dólares de ingresos de impuestos de habitación de hotel que estarían disponibles cada año para Monorail Co. en caso de una emergencia.

El acuerdo tiene una cláusula que indica que el condado puede cancelar el acuerdo en cualquier momento y que no se garantiza que se distribuya dinero al monorriel en un año determinado.

Ese acuerdo tendría que ser rediseñado para garantizar que los 4.5 millones de dólares al año estuvieran disponibles por un período de 30 años si fuera necesario y para eliminar la capacidad del condado de cancelar el acuerdo en cualquier momento para apaciguar a posibles prestamistas para los proyectos del monorriel.

El comisionado Larry Brown señaló que esta sería la primera vez que el condado consideraría este tipo de inversión con una compañía privada.

Buscan dos préstamos

Esa garantía es una necesidad, ya que Myles señaló que la compañía ahora está buscando dos préstamos diferentes, uno para el proyecto MSG Sphere y otro para la extensión de Mandalay Bay, en lugar de un gran préstamo para ambos.

“Las conversaciones con los prestamistas y el mercado para este tipo de proyecto son relativamente limitadas para el financiamiento”, anunció Myles. “Esos prestamistas han sugerido que escalemos la financiación de esto para que podamos completar una parte del proyecto (la estación de MSG Sphere) por adelantado, mientras que el resto del proyecto (Mandalay Bay) se desarrolla y completamos nuestra obligación en el aeropuerto.”

La financiación en cuestión para la estación MSG Sphere depende de que todo el proyecto avance, citó Myles. El prestamista le proporcionó a la compañía un cronograma agresivo para que sus finanzas estén en línea a fines de mayo, pero comentó que cree que se espera de manera más realista a principios de junio.

“Después de que esa ventana se cierra, este capital en particular ya no está disponible”, advirtió. “Si este capital ya no está disponible, es muy probable que no hagamos ninguno de los dos financiamientos porque este prestamista también está anticipando participar en el financiamiento más grande”.

La abogada del condado, Mary Ann Miller, expresó su preocupación por el cambio solicitado en el lenguaje, que eliminó cualquier aire de optimismo de la reunión.

“Lo que la compañía de monorrieles le está pidiendo es cambiar eso por completo y hacer que esto sea una obligación … y la única razón por la que está haciendo esto es que se le ha presentado que los prestamistas lo están solicitando”, explicó Miller. “Por lo tanto, en virtud del derecho contractual, se los consideraría terceros beneficiarios de este contrato”.

A Miller le preocupaba que si Monorail Co. se declaraba en bancarrota nuevamente, los prestamistas podrían confiar en que el condado contaría con el respaldo financiero.

Myles insistió en que las proyecciones de la compañía muestran que la única vez que el monorriel solicitaría un pago de 4.5 millones de dólares sería para asegurar el préstamo inicial de los prestamistas.

“Nuestras proyecciones muestran que harías esa transferencia una vez, y nunca más”, aseguró. “Nuestras proyecciones muestran que podremos hacer lo que esta financiación nos permitirá hacer”.

Myles añadió que el apoyo financiero que espera de los centros turísticos se está teniendo en cuenta en la decisión de los prestamistas de otorgar el financiamiento del monorriel.

“Con base a las conversaciones que hemos tenido hasta la fecha, estoy muy seguro de que obtendremos la participación de los centros turísticos que se requiere para garantizar el préstamo”, enunció. “Hoy tengo la impresión de que el apoyo vendría en forma de una inversión en deuda”.

Próximo pago de la deuda

The Monorail Co. ha lidiado con la inestabilidad financiera durante gran parte de su existencia.

Después de solicitar la protección por bancarrota en 2010, la deuda de la compañía se redujo de 650 a 13 millones de dólares.

Monorail Co. está comprometida con un pago de 10 millones de dólares en concepto de capital más intereses en julio, y la portavoz de Monorail, Ingrid Reisman, notificó que no hay razón para creer que no se cubrirá.

“Hemos cumplido con todas nuestras obligaciones de deuda, no veo por qué esto sería diferente”, recalcó.

Se negó a comentar si la solicitud para obtener la posible garantía de 4.5 millones de dólares por año sería perjudicial para la compañía que paga esa deuda.

Reisman también rechazó una solicitud por parte del Review-Journal para obtener números actualizados de pasajeros, y Miller incluyó que al condado tampoco se le habían proporcionado cifras actualizadas.

Monorail Co. y los comisionados están programados para discutir el problema de 4.5 millones de dólares por año durante las próximas semanas y se volverá a escuchar en una futura reunión de la junta.

Pese a eso, Miller advirtió a los miembros de la junta sobre la modificación del acuerdo de 2017 y las posibles ramificaciones.

“No estamos en el negocio de las compañías financieras”, concluyó Miller. “Hay algunos obstáculos por los qué pasar si va a deshacerse de la política de cancelación o trata de eludir las leyes de apropiación presupuestaria. Hay algunas preocupaciones legales por hacer todo lo que pidieron”.

El Review-Journal es propiedad de la familia del Presidente y CEO de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson. Las Vegas Sands opera el Venetian y el Palazzo.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
Add Event

You May Like