La Fuerza Aérea finaliza plan para tomar territorio del refugio de vida silvestre de Nevada

Justo a tiempo para la Semana Nacional del Refugio de Vida Silvestre, la Fuerza Aérea reveló su plan final para bloquear el acceso público a cerca de 277 mil acres del refugio más grande de Nevada, 30 millas al noroeste de Las Vegas.

La declaración final de impacto ambiental legislativo, ahora disponible en línea, detalla la expansión de 2.9 millones de acres de Nevada Test and Training Range al extraer más del Desert National Wildlife Refuge, aproximadamente la mitad de los cuales ya está bajo control militar.

El documento fue publicado en internet el miércoles, pero su publicación aún no se ha anunciado oficialmente en el Registro Federal.

proposal to add public lands to Nellis training range

Los oficiales de la Fuerza Aérea quieren que la tierra adicional aumente la capacidad de entrenamiento del rango y permita ejercicios de combate más realistas con los últimos aviones militares y contramedidas del enemigo.

La propuesta, que requiere la aprobación del Congreso, agregaría más de 301 mil acres al terreno seguro de pruebas militares en los Condados de Clark, Lincoln y Nye.

Borregos cimarrones en la mira

La mayor parte de la expansión se dirige a las Montañas de las Ovejas, que se reservaron como refugio de vida silvestre en 1936 para proteger a las borregos cimarrones del desierto.

Ambientalistas, cazadores, entusiastas de todo terreno y grupos tribales se han opuesto a la idea, que afirman que pondrá en peligro la vida silvestre, cortará el acceso a las tierras públicas y perjudicará las economías de recreación rural. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos también ha expresado su preocupación sobre la propuesta.

Los funcionarios del Servicio de Pesca y Vida Silvestre y la Fuerza Aérea no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios el jueves.

En su sitio web, el servicio declara del 14 al 20 de octubre como la Semana Nacional del Refugio de Vida Silvestre para “celebrar la gran red de tierras y aguas que conserva y protege el valioso patrimonio de vida silvestre de los estadounidenses”.

El conservacionista local Jose Witt destacó que estaba provocando “presión” para que la Fuerza Aérea publique su revisión ambiental final cuando lo haga. Tratar de reducir el tamaño del refugio más grande en los 48 estados más bajos parece ser “una especie de extraña manera de celebrar”, señaló Witt, quien se desempeña como director del sur de Nevada para Friends of Nevada Wilderness, uno de los varios grupos de conservación que se oponen a la expansión.

Witt tampoco estaba seguro de qué hacer con la revisión ambiental recientemente publicada.

“Este documento no indica una acción propuesta, por lo que estamos ansiosos por ver lo que dice”, mencionó Witt. “Nos preocupa que no tomen en cuenta los 32 mil comentarios que recibieron en contra de la propuesta”.

Lo que quiere la Fuerza Aérea

La Fuerza Aérea también está tratando de extender, quizás de manera indefinida, el control del ejército en todas las tierras que anteriormente se retiraron del uso público para el rango de prueba bajo un decreto del Congreso renovado por última vez en 1999. Al mismo tiempo, la Fuerza Aérea quiere el control exclusivo de una porción de 846 mil acres del rango que ya se superpone al refugio y ha estado fuera del alcance del público durante años.

Al obtener el control exclusivo de esa tierra para los militares y borrar miles de acres de áreas silvestres propuestas allí, la Fuerza Aérea tendría el “acceso listo” que necesita para realizar ejercicios en la mitad sur del área de prueba y entrenamiento.

Como parte de la expansión, no se planean nuevas áreas de impacto de bombas, pero la Fuerza Aérea desea construir dos nuevas pistas: una para despegues y aterrizajes, la otra como una “maqueta” de entrenamiento.

Witt argumentó que no espera que la Fuerza Aérea lleve a cabo más reuniones públicas ni recopile más comentarios de las partes interesadas con el lanzamiento de la revisión ambiental final.

El asunto estará ahora en manos del Congreso, que se espera que tome medidas antes de 2021, cuando el retiro de tierras actual para el rango de prueba y entrenamiento esté por vencer.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like