65°F
weather icon Clear

La granja en el desierto

Los alimentos provenientes de la tierra como frutas, verduras y tubérculos en Nevada, depende de su importación, ya sea de los vecinos, México o del estado de California, entre otros proveedores, y a su vez estos dependen del clima, producción y merma causada por razones naturales.

¿Pero en un clima desértico como el de Las Vegas, cómo se podría realizar una granja?, Oasis Biotech tuvo la idea de utilizar una bodega cerca del aeropuerto y convertirla en una granja hidropónica, bajo el lema “alimentando al mundo, mejor”, el sábado 21 de julio este proyecto de $30 millones de dólares, abrió sus puertas al mercado local.

Su gerente general, Brok Adam, considera que en 18 meses estarán trabajando a su máxima capacidad que calcula será de 1,500 toneladas diariamente, con un proceso de 21 días para cada producción, que comienza con la colocación individual de la semilla, en una charola plástica, por empleados que pacientemente realizan esta operación con pinzas.

El siguiente paso del proceso hidropónico es colocar estas charolas en salones con el clima y humedad controlados, utilizan la más alta tecnología en este rubro, además de una limpieza extrema de los trabajadores que deben utilizar batas, redes para el cabello, tapabocas y cubren su calzado con una tela especial.

Brok Adam comentó que, “nuestros alimentos no utilizan fertilizantes, ni pesticidas, es simplemente agua y semillas”, confesó a El Tiempo que parte del proceso está protegido por leyes de patentes, “que no nos molestaría compartir con alguna otra empresa que nos ayudará a crear mejores alimentos para la población”.

Oasis Biotech es una compañía de capital privado, que principalmente sus productos serán comprados por los restaurantes del Strip de Las Vegas, que constan de 85 variedades de productos denominados verdes, entre los que se incluyen zanahorias, rábanos, col rizada, fresas y frambuesas, además de hierbas como perejil.

El gerente de calidad de Oasis Biotech, Fabián Martínez, comentó que: “ya no se va a depender de una buena cosecha por estación, simplemente en el proceso hidropónico todo se encuentra controlado y sabemos que podemos cubrir los pedidos de los clientes en tiempo y forma, además de entregar los vegetales en su punto máximo de sabor y nutrientes”.

Durante la inauguración, se dieron recorridos a las personas asistentes, ya que fue un evento abierto a la comunidad, diversos chefs –celebridades- prepararon ensaladas con los productos recién cultivados y cortados “con todo y raíz”, para ser disfrutados por el público.

Desde su apertura, esta granja en el desierto, ya es una de las más grandes en el país, utiliza 90% menos que una granja tradicional y está en producción los 365 días del año.

Como dato adicional, su producción equivale a 9,485 ensaladas diariamente.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.