La invaluable labor del 9-1-1

Para mantener la seguridad en el valle de Las Vegas es de suma importancia la labor de la policía, sin embargo, para que ellos puedan ejercer sus funciones, necesitan del valioso aporte que les proporciona el personal del centro de llamadas 9-1-1, el cual trabaja las 24 horas del día durante todo el año.

Con el objetivo de mostrar a los lectores de El Tiempo la forma en que se trabaja en dicho luchar, el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD por sus siglas en inglés) proporcionó a este semanario una visita exclusiva para reportar las funciones de cada área.

El vocero y oficial de la policía de metro, Michael Rodríguez reveló que, “En el despacho es donde las personas están en contacto con los oficiales en las calles usando la radio. Las personas que están aquí hacen un trabajo muy importante, mantienen la ubicación de cada oficial. Desde aquí enviamos oficiales para responder a llamadas, los policías están en comunicación con estas personas para hacer paradas de tráfico o cualquier cosa que necesiten”.

La comunicación entre el personal del centro 9-1-1 y los oficiales es mediante computación y radio, en un sistema donde cualquier interacción queda documentada, ya que esto puede ayudar considerablemente a resolver un caso criminal.

“Tenemos nueve estaciones de comando, cada comando tiene un despachador, que es una persona que trabaja en ese centro de comunicación. Se puede monitorear todo lo que está pasando en la ciudad. Si hay un caso muy importante como tiroteo o accidente fatal, estas personas tienen toda la información y mantienen los detalles sobre un caso”, expresó Rodríguez.

Mediante un sistema computacional y mapas, los despachadores del centro de llamadas saben con exactitud la ubicación de cada policía en la ciudad y de cada patrulla del departamento, aún cuando éstas quedan estacionadas en distintos puntos del valle.

“Recibimos las llamadas y las mandamos a los despachadores, enviamos desde aquí tomando diferentes aspectos, como la prioridad de llamada, si solo es reporte o si es algo importante como balacera. Usamos sistemas para priorizar las llamadas y qué responden los oficiales”, aseveró.

Actualmente hay dos centros de llamadas en la ciudad, cuya ubicación no se hace pública a la comunidad. En cada oficina trabajan cerca de 100 personas al día en jornadas de hasta 10 horas, en tres turnos distintos; incluyendo al personal que responde a las llamadas del 3-1-1 mediante reportes que no son de emergencia.

“Cuando recibimos esas llamadas, tratamos la información, recolectamos los hechos del evento como qué está pasando, sospechosos, víctimas, dónde están, entregamos la información al sistema y la enviamos al otro lado de la oficina donde reciben la información los despachadores para que envíen a los oficiales”, narró Rodríguez. No obstante, el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas cuenta con una dificultad que en algunas ocasiones puede retrasar la atención inmediata a una situación de emergencia, y esto es la barrera del idioma, ya que actualmente no se cuenta con el personal necesario de habla hispana. “Sí tenemos dificultades, como por ejemplo, no tener suficiente personal hispano-hablante en el departamento, pero lo positivo es que ya identificamos la necesidad. Recibimos muchas llamadas en español, pero no podemos entenderles, entonces para pedir la ayuda de un intérprete toma tiempo y cada segundo es muy importante.”

“Cuando recibimos una llamada de un hispano-hablante o alguien que hable otra lengua aparte del inglés, usamos un servicio de traducción instantáneo. Básicamente es una conferencia telefónica entre la víctima, la persona que está llamando, y el traductor; el problema es que toma tiempo, ya que toca hacer otra llamada y a veces las acciones o violencia no cesa”, sentenció Rodríguez.

Ante esta situación, las autoridades están en busca de empleados bilingües (inglés y español) que puedan sumarse a las filas del centro de llamadas 9-1-1, realizando un trabajo adecuado a las necesidades de muchas personas. Los interesados pueden aplicar en internet ingresando a www.lvmpd.com.

“Estamos contratando a más personas que puedan trabajar aquí, específicamente personas que hablan español, para nosotros es muy importante que contratemos a más gente. Si están buscando un trabajo seguro, con beneficios, bien remunerado, esta es su oportunidad. Tenemos en nuestro departamento muchas posiciones donde las personas pueden trabajar sin ser policías, no están haciendo arrestos ni persecuciones, no están en peligro, están dentro de la oficina haciendo un trabajo muy crucial”, mencionó el oficial.

La meta de LVMPD es responder cada llamada de emergencia (9-1-1) en un rango menor a 10 segundos; en promedio reciben de 8 a 10 mil llamadas en un día, las cuales son para reportar principalmente accidentes, violencia doméstica y disturbios.

“Tenemos problemas cuando las personas llaman al 9-1-1 y en realidad no hay emergencia, simplemente buscan información, a veces la línea está ocupada porque la gente está llamando pidiendo cosas inapropiadas, es decir, no están usando correctamente la línea 9-1-1. Para estas situaciones tenemos la línea 3-1-1, de no emergencia”, concretó el oficial Michael Rodríguez.

El centro 9-1-1 recibe tres millones de llamadas al año apróximadamente, además de reportar crímenes o accidentes a la policía. También atienden reportes de situaciones médicas; en estos casos se canaliza la información con el Departamento de Bomberos o una ambulancia según sea el problema.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like