57°F
weather icon Partly Cloudy

La muerte inexplicable de una niña y el rechazo a una autopsia

Brian Bradford está atormentado por la muerte de su hija. Y no saber por qué murió su niña de siete años, aparentemente sana, lo empeora.

Briana nunca estuvo gravemente enferma, reveló su padre, hasta que cayó con dolor de estómago y vómitos en febrero de 2019 y fue llevada de urgencia al Summerlin Hospital Medical Center. Unos días después, falleció.

La familia y su antiguo abogado pidieron al forense del Condado Clark que investigara, pero la oficina se negó, alegando que el hospital les avisó que fue una muerte natural.

“La oficina forense negó cualquier autopsia, y ella no contaba con los criterios debido a la información que el hospital les brindó sobre que había muerto por causas naturales”, dijo Bradford.

El certificado de defunción de Briana indicaba que la causa de la muerte fue sepsis, según Bradford, y el forense determinó que la forma de muerte fue natural.

La política interna de ciencias forenses dice que la oficina hará autopsias si lo solicita el familiar más cercano y que se realicen autopsias a todos los niños y bebés. “Las muertes súbitas e inesperadas de bebés, niños o adolescentes son inusuales y tienen una especial importancia forense y de salud pública”, señala la política.

Pero el forense interino Michael Murphy comentó que la política es sólo para los casos bajo la jurisdicción del forense, y la muerte de Briana no calificaba porque no fue una muerte violenta, ni hubo la posibilidad de un delito.

Murphy dijo que en las muertes atendidas por un médico, un miembro del personal de la oficina forense suele discutir las circunstancias con los médicos por teléfono para determinar si cae bajo la jurisdicción de la oficina.

“Hacemos un triaje de esas muertes por teléfono y nos basamos en la información que el hospital reporta”, explicó.

Pero Bradford señala que es imposible saber qué causó la muerte de Briana porque el forense no investigó.

“No sabemos qué pasó”, agregó. “Pudo haber sido envenenada, pero no lo sabremos porque nunca lo investigaron”.

Política del condado

El portavoz del condado, Dan Kulin, dijo que la jurisdicción forense está establecida por una ordenanza del condado que indica que los deberes del forense son determinar la causa de la muerte de personas fallecidas por violencia, o que no estaban recientemente bajo el cuidado de un médico, y las muertes sospechosas que pudieron haber sido el resultado de acciones criminales.

Las muertes naturales no se mencionan en la ordenanza.

La política forense habla claramente de la realización de autopsias en muertes naturales a petición de los familiares. Pero Murphy dijo que esa política es para los casos en que la oficina cree que tiene jurisdicción y lleva a cabo una investigación inicial o el examen del cuerpo, pero luego determina que la causa fue natural. En esos casos, la familia puede solicitar una autopsia más detallada e invasiva para estar segura de la causa de la muerte.

Kulin escribió que la familia sospecha de mala praxis, y el forense no se involucra en esos casos.

“La muerte de Brianna Bradford fue trágica”, escribió. “Ella estaba en un hospital bajo el cuidado de un médico cuando falleció, y entendemos que la familia cree que hubo problemas de calidad de atención que pudieron haber causado su muerte … La oficina no investiga las denuncias relacionadas con la calidad de la atención médica prestada”.

La familia presentó una demanda por negligencia en febrero de 2020, alegando que el hospital y los médicos no trataron la infección de Briana con la suficiente rapidez, pero en las presentaciones judiciales, el personal médico negó haber actuado mal, según registros.

Entre 2016 y 2020, la oficina forense realizó la autopsia a 386 personas menores de 18 años, y se determinó que 60 de ellas fueron muertes naturales. En el mismo lapso, murieron 966 residentes del Condado Clark que eran menores de 18 años, según el Distrito de Salud del Sur de Nevada.

Dos personas menores de 18 años (un niño de nueve años y otro de 12) figuran como casos forenses pero no se hicieron autopsias o análisis, según datos del forense. Briana no aparece en ninguno de los datos forenses.

La oficina está involucrada, ya sea a través de la autopsia o el examen del cuerpo, en alrededor del 20 por ciento de las muertes en el condado. El resto suele ser comunicado al forense por el médico que lo atiende, que declara la causa de la muerte y firma el certificado de defunción.

La oficina forense se negó a revelar la causa de la muerte de Briana al Review-Journal, pero los registros judiciales revelaron la causa en el certificado de defunción. La oficina declaró que la familia puede acceder a su historial médico.

Bradford dijo que el hospital ordenó una autopsia privada de Briana, pero los funcionarios del hospital se negaron a revelar los resultados a él. También habló con la doctora que hizo la autopsia, pero dijo que dejó de responder a sus demandas de información y de la autopsia.

La madre de Briana, Diamond Rose, se ha mostrado demasiado angustiada para hablar de la muerte de su hija.

La portavoz del Hospital de Summerlin, Gretchen Papez, declinó hacer comentarios. “Las leyes federales de privacidad nos impiden discutir cuestiones específicas de los pacientes”, escribió en un correo electrónico.

El Review-Journal se enfrentó a la oficina forense durante cuatro años en los tribunales para obtener los registros de la autopsia de la niña. El Tribunal Supremo del Estado ordenó finalmente la entrega de los registros en la víspera de Año Nuevo.

Perdió a su única hija

A medida que se acercaba el segundo aniversario de la muerte de Briana, la familia seguía de luto, colocando flores frescas en su tumba y recordando la alegría que trajo a sus vidas.

“Era una niña increíble”, dijo Bradford. “Estaba llena de vida”.

Briana era una niña feliz y religiosa, según su padre.

“Creció en la iglesia”, dijo Bradford. “Era una niña dulce y cariñosa, y todo el mundo la quería”.

Ahora, a pesar de haberle dedicado un árbol en el Children’s Memorial Park, teme que Briana sea olvidada.

“Era mi única hija y perdió la vida, y no se está haciendo nada”, expresó. “No sabemos qué le pasó, y probablemente nunca lo sabremos”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Alega la junta laboral que Station Casinos intentó socavar los sindicatos

La Junta Nacional de Relaciones Laborales acusó esta semana a Station Casinos de utilizar ilegalmente la pandemia para socavar los sindicatos e influir en los empleados para que presionaran por su descertificación.

Mujer acusada de robar relojes valorados en $82 mil a hombres en el Strip

La policía informó que una mujer de Las Vegas que acompañó a dos hombres a sus habitaciones de hotel en el Strip robó costosos relojes de lujo de ambos en lo que se cree que son robos relacionados con prostitución.

 
Las Vegas Market supera expectativas en su retorno, según CEO

Las Vegas Market, uno de los primeros grandes eventos que regresan a la ciudad desde el inicio de la pandemia, resultó todo un éxito para compradores y vendedores.

Afecta espiral inflacionaria a servicios fúnebres

“No estoy familiarizada con el programa de reembolso que el gobierno implementó hace tres semanas, lo cierto es que el costo de una cremación oscila entre 500 dólares y puede ascender a 10-12 mil dólares, dependiendo de los requerimientos de la familia del fallecido”, comentó Mónica Altair, una hispana experta en asesoría de servicios fúnebres, durante una entrevista concedida a El Tiempo, con motivo de la incertidumbre que ha generado la pandemia a nivel global.

Novedades en Servicios Consulares

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) está trabajando en la modernización de documentos que expiden a sus connacionales en las 51 oficinas consulares en Estados Unidos, lo cual incluye planes para mejorar la atención al público.

La vacuna contra el COVID-19 protege

Un nuevo estudio israelí indica que la vacuna contra el COVID-19 no solo ayuda a los inoculados, sino que provee “protección cruzada” el resto de la población, de acuerdo con un comunicado enviado a esta redacción por Bertha Merikanskas, vocera de la organización Fuente Latina.