76°F
weather icon Clear

La mujer herida en accidente ocurrido en North Las Vegas sigue en estado crítico

El objetivo en la vida de Inés Díaz es ayudar a un millón de animales antes de morir, un objetivo en el que aún puede trabajar después de sobrevivir a un atropello de golpe y fuga que mató a su pastor alemán recién adoptado.

El novio de Díaz, Ebuka Ikeh, dijo que la joven de 32 años resultó gravemente herida en el accidente del domingo, cuando un sedán dorado aceleró huyendo luego de atropellar a Díaz, quien estaba paseando al perro de la pareja, un pastor alemán llamado Tyger. En los días posteriores, Díaz ha estado despierta pero confundida, sufriendo una conmoción cerebral grave con lesiones en la columna vertebral y la cabeza, mencionó Ikeh el martes por la noche.

“Esperamos lo mejor”, indicó. “Todos están haciendo todo lo posible por ponerla en la mejor forma posible en la que pueda estar”.

La policía de North Las Vegas ha dicho que se encuentra en una condición crítica pero estable en el University Medical Center.

Ikeh y su novia son amantes de los animales quienes dirigen una compañía llamada Aidpets mientras trabajan en otros trabajos. La compañía imprime fotografías de mascotas en lienzos y vende otras prendas relacionadas con las mascotas, dijo Ikeh. Los dos donan el 20 por ciento de cada venta a organizaciones benéficas como la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad a los Animales y la Fundación Animal en Las Vegas.

La pareja comenzó la compañía después de adoptar Tyger hace unos ocho meses, informó. Díaz a menudo veía videos sobre crueldad animal en Facebook, y ella quería hacer algo tangible para ayudar a los animales.

“Ella es el cerebro real detrás de todo el concepto”, mencionó Ikeh, y agregó que trabajó para desarrollar el sitio web.

Cuando Díaz e Ikeh querían una compañera para Tyger, adoptaron a Aria, una pastora alemana que no se habían dado cuenta de que estaba embarazada cuando la llevaron a su casa hace unos tres meses.

Fue porque Aria acababa de dar a luz que Díaz caminaba con Tyger el día del accidente; normalmente lleva a los perros a un parque, pero Aria necesitaba descansar el sábado, relató Ikeh.

De acuerdo con un GoFundMe que Ikeh estableció para ayudar con los costos médicos futuros, Tyger fue asesinado cuando “saltó entre ella y el auto para salvar la vida de su madre”.

Ikeh manifestó que él comenzó la recaudación de fondos para “asegurarse de que ella no batallara con nada, y no tenga que lidiar con nada cuando salga de todo ese dolor”.

En cuanto a Tyger, aunque la pareja solo lo conoció por menos de un año, el pastor alemán “sabía que lo amábamos”, detalló Ikeh. Describió a Tyger como un perro juguetón a quien no le gustaba que lo dejaran solo y podía aprender un nuevo truco en menos de un día.

“Era realmente especial, y un buen perro”, recordó Ikeh.

El sedán dorado que golpeó a Díaz alrededor de las 10 a.m. del domingo, fue encontrado más tarde ese día cerca de Martin L. King Boulevard y Washington Avenue, a menos de dos millas de la escena del accidente en North Las Vegas. La policía todavía está trabajando para identificar a un sospechoso, anunció el martes el portavoz de la policía Eric Leavitt.

El vehículo que atropelló a Díaz en la acera de Carey Avenue, fue visto en imágenes de vigilancia que huían de Lexington Street después del accidente.

Ikeh señaló que quiere que Díaz se cure para que pueda continuar su sueño de salvar a los animales necesitados, posiblemente iniciando una fundación de caridad en nombre de Tyger. Ikeh añadió que ella hablaba siempre sobre ayudar a “un millón de animales” en su vida.

“Tenemos que hacer realidad ese sueño”, concluyó. “Ella me dijo: ‘Lo que sea que hagamos es el sueño, y aquí es donde queremos trabajar’”.

La policía de North Las Vegas le ha pedido a cualquier persona que tenga información sobre el accidente que llame al departamento al 702-633-1017 ext. 5116 o, para permanecer en el anonimato, Crime Stoppers al 702-385-5555.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.