La policía incauta registros de la LVCVA a medida que crece la investigación sobre las tarjetas de Southwest Airlines

La policía ejecutó una orden de allanamiento en las oficinas de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA) el miércoles por la tarde bajo una investigación cada vez más amplia sobre el uso indebido de tarjetas de regalo de Southwest Airlines compradas por la agencia.

Los detectives aparecieron alrededor de la 1:30 p.m., según informaron fuentes informadas, con un disco duro para copiar todos los correos electrónicos y otros registros relacionados con las tarjetas de regalo que se remontan siete años atrás, el tiempo que la agencia retiene documentos electrónicos.

A las 6:30 p.m., la policía todavía estaba en las oficinas, que están ubicadas en el Centro de Convenciones de Las Vegas.

“Están en el Centro de Convenciones como parte de la investigación de las tarjetas de regalo de Southwest Airlines”, indicó el portavoz de la Policía Metropolitana (LVMPD), Larry Hadfield.

Luke Puschnig, el asesor legal de la LVCVA, salió de su oficina alrededor de las 5:30 p.m. buscando a la policía, y agregó que acababa de enterarse de la búsqueda.

Cooperando

El CEO y presidente de la Autoridad, Steve Hill, emitió una declaración diciendo: “Estamos cooperando con todas las solicitudes del LVMPD. Esperamos una rápida resolución de este asunto, para que podamos continuar enfocándonos en nuestra misión de atraer a millones de visitantes anualmente a nuestro destino”.

La búsqueda marcó el primer indicio público de que la investigación está avanzando desde que los detectives visitaron las oficinas de la agencia hace nueve meses e incautaron registros de auditoría que muestran que el personal realizó viajes con las tarjetas de regalo de Southwest Airlines. La auditoría encontró que la agencia financiada con impuestos, no rastreaba adecuadamente las tarjetas de regalo y faltaban más de 50 mil dólares en tarjetas.

La acción policial se produce menos de una semana después de que el Review-Journal informara que el ex gerente general de la Autoridad, Rossi Ralenkotter, solicitó 10 millones de dólares en fondos de turismo para expandir una subestación de policía en las instalaciones de la Autoridad de Convenciones mientras los detectives estaban investigando a la agencia.

Durante la visita inicial de la policía en junio, los detectives dejaron en claro a los altos ejecutivos de la LVCVA, que Ralenkotter y el director de asociaciones comerciales de la agencia, Brig Lawson, eran blancos de la investigación de robo, según informaron fuentes confiables.

Ralenkotter, quien se retiró y se convirtió en consultor de la agencia el 31 de agosto, admitió que usó 17 mil dólares en tarjetas para viajes personales y reembolsó a la agencia. Se disculpó públicamente por su conducta y la junta aprobó las recomendaciones de los auditores para reforzar los controles de las tarjetas.

Ralenkotter, quien ha negado cualquier delito, mencionó el miércoles por la noche que no sabía nada sobre la búsqueda y que no tenía comentarios al respecto.

Lawson, quien se vio obligado a renunciar a la autoridad el 31 de mayo, compró 90 mil dólares en tarjetas de regalo de Southwest Airlines entre 2012 y 2017. Las compras se ocultaron en los registros de pago como parte de una serie de promociones más amplias que la agencia patrocinó para Southwest, según un informe de auditoria.

Lawson no pudo ser contactado para hacer comentarios.

Días antes de que la LVCVA aprobara un contrato de retiro de $455 mil para Ralenkotter en agosto, el entonces presidente de la junta, Lawrence Weekly, solicitó a la policía una actualización sobre el estado de Ralenkotter en la investigación, que aún estaba en sus etapas iniciales. Un alto oficial de policía respondió con una carta que decía que los detectives no habían encontrado pruebas de irregularidades contra Ralenkotter “en este momento”.

Weekly, un comisionado del Condado de Clark, había utilizado mil 400 dólares en tarjetas de regalo de Southwest Airlines para un viaje a Dallas con su hija en 2016. Se disculpó y reembolsó a la autoridad $700 por el boleto de su hija.

Un mes después de que Ralenkotter se convirtiera en blanco de la investigación, buscó una reunión con el alguacil Joe Lombardo y ejecutivos de la Autoridad para discutir el proyecto de la subestación, según muestran los correos electrónicos. La reunión, que tuvo lugar el 2 de octubre, causó preocupación entre los expertos legales que cuestionaron si suscitó posibles conflictos de interés para Lombardo, ya que la policía iba a presentar posibles cargos de la investigación.

El proyecto de la subestación aún no se ha presentado a la junta de la Autoridad de Convenciones, que incluye funcionarios electos locales y líderes empresariales.

Las preocupaciones sobre el manejo de las tarjetas de Southwest dentro de la agencia, se dieron a conocer públicamente en una reunión del comité de auditoría de la junta el 25 de abril.

Luego, el 8 de junio, un informe final de auditoría reveló que el personal gastó casi 20 mil dólares en tarjetas de regalo de la aerolínea en viajes personales. Los auditores afirmaron que alrededor de $20 mil en tarjetas se usaron en negocios legítimos de la Autoridad, pero no pudieron dar cuenta del resto de los 50 mil dólares en tarjetas.

Los gerentes de finanzas descubrieron el uso indebido de las tarjetas de regalo en 2017 como resultado de una investigación del Review-Journal que descubrió gastos excesivos en la agencia, que tiene un presupuesto operativo anual de 251 millones de dólares.

Después de que Ralenkotter se retiró, la policía obtuvo registros de Southwest Airlines bajo una citación del gran jurado en un esfuerzo por encontrar las tarjetas que faltaban y determinar cómo se usaron.

Investigación de ética

La Comisión de Ética de Nevada inició una investigación por separado sobre el manejo inadecuado de las tarjetas de Southwest.

En enero, Weekly acordó pagar $2 mil 400 en multas por abusar de su posición de confianza pública y violar la ley estatal de ética. Independientemente se retiró como presidente de la junta en enero.

Weekly sostiene que fue a Dallas con su hija por negocios, pero no utilizó recursos de la LVCVA, y en su acuerdo con la Comisión de Ética, reconoció que el viaje fue personal.

El Review-Journal informó a principios de este mes que Weekly pagó sus gastos en Dallas con fondos de campaña.

La Comisión de Ética todavía está investigando la conducta de Ralenkotter y Lawson.

El Review-Journal es propiedad de la familia del Presidente y CEO de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson. Las Vegas Sands Corp. opera el Sands Expo & Convention Center, que compite con el Centro de Convenciones de Las Vegas operado por la LVCVA.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like